Panamá debe conectarse a las cadenas globales de valor

Panamá debe conectarse a las cadenas globales de valor

El país busca ser sede de la Tercera Conferencia Mundial de Zonas Francas de 2017

export 01

La plataforma logística y desarrollo de las zonas francas de Panamá deben conectarse a las cadenas globales de valor agregado, debido a que la competencia por atraer la inversión extranjera y sedes de multinacionales es mundial.

El país requiere de una política de Estado para evitar que otros tomen ventaja de la inversión en infraestructura estratégica que construyen los panameños, como lo es la pronta inauguración de la ampliación del Canal Interoceánico este 2016.

Es conocido que los vecinos: Colombia y Costa Rica, como los caribeños, República Dominicana y Cuba, entre otros países, invierten y promueven desarrollos portuarios y logísticos para capitalizar a su favor la ampliación del Canal.

En el mundo existen más de 3.500 zonas francas y el número crece cada vez más.

Cada país tiene sus ventajas competitivas y leyes que definen bien la seguridad jurídica, un punto clave y esencial para la atracción de inversión extranjera, dijo a Capital Financiero el presidente de la Asociación de Zonas Francas de Panamá (Azofrap), Ricardo Muñoz Tejeira.

De acuerdo al Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), existen 18 zonas francas registradas y de estas 11 están activas y siete en desarrollo. Entre tanto, una solicitud de registro espera el concepto favorable por parte del Consejo de Gabinete de la República.

Igualmente, contamos con proyectos que tienen intención de acogerse al régimen de zonas francas, que son: Puerto de Evergreen, Proyectos Urbanos Edu-cativos y el Aeropuerto Inter-nacional de Tocumen, informó a Capital Financiero, el ministro del Mici, Augusto Arosemena.

A pesar de estos avances, un vecino que no se ha quedado cruzado de brazo es Colombia. Cuando el Sr. Álvaro Uribe asumió la Presidencia del país, solo contaba con cinco zonas francas y hoy tienen más de 150, comentó Muñoz Tejeira.

Advirtió que debemos entender la realidad de lo que es competir en el mercado mundial. Podemos desarrollar toda la infraestructura logística que queramos, pero si no entendemos cómo aprovecharlas para conectarnos al mercado mundial, estamos listos, nos van a robar el mandado y, de hecho, ya nos lo están robando, advirtió.

El presidente de la Azofrap expresó que Panamá debe adecuar la legislación que norma las zonas francas a los requerimientos de los inversores a nivel mundial.

La Ley 32 de 5 de abril de 2011 creó un régimen especial, integral y simplificado para el establecimiento y operación de zonas francas, a fin  que contribuya al desarrollo del país y a la generación de empleos y divisas y se incorpore a la economía global de bienes y servicios, para promover la inversión y propiciar el desarrollo científico, tecnológico, económico, cultural, educativo y social en el país, indicó por su parte el ministro Arosemena.

El objetivo inmediato de las zonas francas es proveer condiciones óptimas de eficiencia operativa y de ventajas comparativas para garantizar a las empresas establecidas niveles elevados de competitividad en los mercados internacionales.

De acuerdo a las estadísticas del Mici, la inversión en los últimos cinco años en las zonas francas establecidas en Panamá, tiene el siguiente desglose: $279,33 millones de parte de los promotores, $327,04 millones de las empresas establecidas para un total de inversión estimada de $606,37 millones. Las 11 zonas francas en operación generan 5.115 empleos directos.

La previsión a 10 años  es que las zonas francas se conviertan en polos que sirvan de atracción de nuevas industrias, procesos logísticos y de servicios y que generen un aproximado de 6.000 empleos, destacó el titular del Mici.

Según el registro de zonas francas, operan bajo este régimen especial 154 empresas, de las cuales 61 son compañías productoras de bienes y 93 son empresas de servicios.

Las empresas de bienes están clasificadas en las siguientes categorías: Procesamiento de Productos Terminados o Semielaborados (46%),  Ensamblaje (32%) y Manufactura (22%).  En estas categorías se incluyen actividades como envasado de bebidas, embotellado de licores, componentes para purificación de agua, desodorantes, productos alimenticios, harinas de tubérculos, vidrios blindados, placas automotrices y producción de productos de embalaje, entre otras.

Dentro de la categoría de servicios se encuentran actividades como servicios logísticos, la Bolsa de Diamantes, abastecimiento de barcos, servicios de reparación de equipos marinos, reparación de contenedores refrigerados y centro de llamadas internacionales (call center), entre otros.

Las empresas autorizadas para instalarse en zonas francas están obligadas a ofrecer a los trabajadores panameños facilidades de adiestramiento tecnológico, relacionado con las especialidades propias de sus respectivas líneas de producción y actividades conexas, destacó el ministro Arosemena.

Por otro lado, Panamá está entre los países seleccionados para ser la sede de la Tercera Conferencia Mundial de Zonas Francas a realizarse del 9 al 11 de mayo de 2017.

Estamos armando nuestra propuesta para acoger la cita, en un esfuerzo integrando del sector privado y gobierno. Lo que significaría para Panamá un lanzamiento mundial  como  centro de zonas francas, un centro logístico multimodal y un centro de convergencia de cadenas internacionales de valor agregado, y esta es la clave del asunto, adelantó el presidente de la Azofrap.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia