Panamá debe mejorar su educación

Para consolidarse como centro mundial de movilización de bienes, personas y capitales

Ciudad Panama web

La transferencia del Canal a manos panameñas, contar con una economía dolarizada, la aplicación de reformas estructurales para facilitar la inversión extranjera y el comercio internacional, el desarrollo de un centro financiero, la existencia de facilidades para las actividades logísticas y la construcción del tercer juego de esclusas han sido claves para que Panamá no solo se haya convertido en una de las economías de mayor crecimiento de América Latina sino que esté en camino a convertirse en un centro mundial para la movilización de bienes, personas y capitales.

Sin embargo, para que Panamá se consolide como centro logístico, financiero, empresarial y turístico internacional de primer orden se deberán lograr firmes mejoras en materia de productividad, capital humano e instituciones.

Esta es la conclusión de un análisis elaborado por el economista Diego Cerdeiro, de la División de Países Latinos del Caribe del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Fang Yang, economista principal de la División de Países Latinos del Caribe del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

De acuerdo con el estudio, tras emprender importantes reformas estructurales y la transferencia del Canal a fines de 1999, Panamá se convirtió en una de las economías más dinámicas del mundo, presentando las tasas de crecimiento más altas de América Latina y disminuyendo la pobreza y la desigualdad.

Este éxito se debió en gran medida a que el país pudo aprovechar varias redes internacionales comerciales, financieras y de producción. Estas redes, inicialmente centradas en el Canal, por el que pasa un 5% del comercio mundial, tienen fuertes sinergias entre sí.

Bienes

El estudio señala que al facilitar el comercio entre el Pacífico y el Atlántico, el Canal es el eje central del sector logístico. Inaugurado en 1914, en 2014 generó ingresos de aproximadamente $2.400 millones, lo que representa el 6% del Producto Interno Bruto (PIB). La construcción de una tercera serie de esclusas, cuya finalización está prevista para 2016, duplicará la capacidad de tonelaje del Canal.

La Zona Libre de Colón facilita muchas rutas comerciales, principalmente de Asia hacia América Latina. En 2014, el valor de sus reexportaciones fue de $11.500 millones y su contribución al PIB es de aproximadamente 8%.

Personas

Cerdeiro y Yang agregan que en la última década, la cantidad de pasajeros que utilizan el Aeropuerto Internacional de Tocumen casi se cuadriplicó, y en 2013 llegó a cerca de 8 millones, aproximadamente el doble de la población panameña.

Y después de casi 70 años de utilizar a Tocumen como su principal aeropuerto, la línea aérea  panameña, Copa Airlines, actualmente llega a 72 destinos en 30 países distintos y se estima que representa aproximadamente el 4% del PIB.

Capitales

Los economistas del FMI destacan también que Panamá es un importante centro financiero regional para América Latina y el Caribe. Empezó a cobrar importancia regional en 1970 con la creación de un centro bancario internacional. Agregan que en la actualidad, el sector financiero representa aproximadamente 7% del PIB y cuenta con la presencia de más de 70 bancos y posiciones financieras brutas de alrededor de 235% del PIB.

Beneficios

El estudio concluye que el fortalecimiento del papel de Panamá como centro logístico y financiero trajo consigo  una afluencia de inversión extranjera directa muy diversificada en los sectores de logística, turismo, minería, servicios financieros y, junto con los incentivos tributarios ofrecidos, a un creciente número de empresas multinacionales.

Desataca igualmente que al orientarse a la prestación de servicios la economía de Panamá tiene una mayor resiliencia que las de otros países de América Latina ante las fluctuaciones de los precios de las materias primas, lo que significa que el país tiene menos necesidad de recurrir a ajustes de los precios relativos y que, por ende, tiene más capacidad de cosechar los beneficios de la dolarización.

Pero no todo es color de rosas,  pues para Cerdeiro y Yang un desglose del crecimiento en función de los aportes al mismo de capital, trabajo y productividad indica que el reciente estímulo al crecimiento ha estado impulsado principalmente por la inversión (acumulación de capitales) y las mejoras de la productividad, pero dado que se espera una desaceleración de los altos niveles de inversión pública registrados en los últimos años, el crecimiento dependerá en mayor medida del aumento de la productividad.

En este sentido advierten que resulta fundamental intensificar los esfuerzos en esferas en las que aún falta avanzar, por ejemplo, mejorando la calidad de la educación y la salud pública, ocupándose de los desajustes entre la oferta y la demanda de personal capacitado, fomentando una mayor participación de las mujeres en la fuerza laboral (por ejemplo, aumentando la flexibilidad de los acuerdos laborales) y reforzando las instituciones.

Visión local

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Carlos Fernández, sin duda alguna la economía panameña es altamente competitiva y tiene todas las condiciones para seguir creciendo de forma vigorosa, pero sin duda alguna es necesario elevar la productividad de la mano de obra local, además de lo cual se requiere mejorar el funcionamiento de las instituciones públicas, especialmente en lo referente a la seguridad pública y la administración de justicia para que los empresarios se puedan seguir sintiéndose seguros de invertir en el país.

En tanto, el ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles, destacó que  una política fundamental de la administración del presidente Juan Carlos Varela es la capacitación del recurso humano nacional con énfasis en los jóvenes a fin de que puedan prepararse debidamente en las áreas ocupacionales que está requiriendo el mercado laboral panameño, según se estableció en un diagnóstico final de la Alta Comisión de Política de Empleo, donde participaron todos los actores relacionados con la formación e inserción del recurso humano panameño.

El economista Miguel Ramos admite que para alcanzar su pleno desarrollo tanto Panamá como cualquier otro país de América Latina tienen que elevar su productividad, pero recordó que esto no depende únicamente de la mano de obra, ya que los empresarios también tienen la responsabilidad de incorporar a sus negocios bienes de capital de última generación y capacitar a su personal para sacar el máximo provecho a esa inversión. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia