Panamá debe negociar TLC con China defendiendo la producción local

Panamá debe negociar TLC con China defendiendo la producción local
Sector industrial considera que se deben resguardar sectores estratégicos como el agrícola| Fotolia

El Tratado de Libre Comercio (TLC) con China será, a la firma, el número 23 negociado por Panamá. Sin embargo, antes de los distintos TLC el país exportaba $1,200 millones en bienes y ahora solo $600 millones. Importaba $3,000 millones en productos y en la actualidad la cantidad asciende a $11,000 millones.

Estas cifras, aportadas por Augusto Valderrama, tesorero del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y gerente general del Grupo Melo, lo llevan a concluir que estos tratados no han sido buenos en cuanto a las exportaciones (hemos perdido el 50%) y, por el contrario, han favorecido las importaciones.

Ante este tercer encuentro (del 9 al 13 de octubre) “debemos negociar con una posición que nos permita sacarle las mayores ventajas posibles como nación a este Tratado”, destacó.

“La economía china tiene muchas asimetrías con la panameña. Contamos con un mercado de 4 millones de habitantes; China 1,300 millones, por lo que debemos negociar defendiendo la producción nacional y los empleos”, subrayó Valderrama

Afirmó que como país “exhibimos ventajas que son más importantes para China que el mercado local: El Canal, la posición geográfica, el centro logístico y el centro financiero internacional, además constituimos una plataforma ideal para sus planes de expansión comercial en América Latina”.

Valderrama expresó que China representa un mercado con capacidad de demanda de productos alimenticios, lo que permitiría exportar de manera importante bienes del sector agropecuario, de la agroindustria y la industria nacional y, en otras áreas, el turismo proveniente de ese país y los flujos de inversiones generados a partir de los tratados.

Con respecto a las áreas estratégicas que deben estimularse en la discusión de un nuevo TLC, resaltó el valor de la producción avícola en Panamá.

Cifras del SIP indican que en 2017 la producción de pollo fue de 108 millones de unidades (más de 378 millones de libras y en huevos de 698 millones de unidades, una de las cifras más altas de América Latina.

Entre pequeños y medianos productores, junto a las grandes empresas, esta industria genera más de 9,400 empleos directos permanentes y 75,200 empleos indirectos.

Valderrama señaló que el sector avícola aporta el 26% del Producto Interno Bruto Agropecuario, superando a otros rubros tradicionales como la exportación de banano y la producción pecuaria.

En la actualidad la industria avícola panameña exporta a países de Centroamérica, Suramérica y el Caribe, principalmente huevos fértiles, productos a base de pechuga deshuesada, nuggets de pollos y embutidos.

Valderrama reconoce la necesidad de integrar los esfuerzos de la empresa privada y el Gobierno Nacional con el  objeto de promover la capacidad exportadora del país, definir la oferta y aprovechar las ventajas de conexión del transporte marítimo, aéreo y terrestre.

El representante empresarial pidió revisar las experiencias exitosas de Chile, Costa Rica y República Dominicana, cuyas alianzas público privadas son ejemplo de éxito en la promoción de las exportaciones.

Por su parte, Euclides Díaz, secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan) , destacó  que el TLC con China constituye una oportunidad, siempre que se respete la asimetría entre ambas economías, de  lo contrario será otra trampa de muerte más como el Tratado de Promoción Comercial (TPC) con Estados Unidos (EE.UU.).

Destacó que la negociación debe basarse en el principio de la complementariedad.

“Nos interesa tener la oportunidad de colocar productos agropecuarios en esa nación, pero sin enfrentar la amenaza de megaempresas con economías de escala 100,000 veces mayores a las nuestras”, señaló Díaz.

Detalló que a China le deben interesar las inversiones y las compras gubernamentales vinculadas con sectores como transporte y energía.

Aída Michelle de Maduro, miembro del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), también expuso en su momento que un TLC con China debe ayudar a impulsar sectores deprimidos como el agro y no convertir al país en receptor de productos importados.

Wei Qiang, embajador de China en Panamá, detalló en reciente entrevista con Capital Financiero el interés de desarrollar lazos de cooperación en función de principios de beneficio mutuo. 

Violeta Villar Liste
violetavillarliste@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL