Panamá debe potenciar su infraestructura para consolidarse como Hub Logístico de las Américas

Panamá debe potenciar su infraestructura para consolidarse como Hub Logístico de las Américas
El conglomerado del Canal de Panamá, aportó el 32% de los recursos del fisco nacionalArchivo

Panama, en la visión de consolidarse como el Hub Logístico de las Américas, requiere mantener su competitividad, conservar la infraestructura actualizada e impulsar tecnología de punta, entre otras condiciones.

Estudios del Centro Nacional de Competitividad (CNC) determinan que solo el sector marítimo representa el 14% de los ingresos del Gobierno y, el conglomerado del Canal de Panamá, aportó el 32% de los recursos del fisco nacional, de allí que sea clara la importancia de la logística en el futuro de la economía panameña.

En 2020, a pesar del escenario adverso de la pandemia, Panamá creció 5.8% en el trasbordo de contenedores y en 2019 se consolidó como el líder absoluto de América Latina.

Ejemplos de cómo el desarrollo de una logística moderna es el camino a la prosperidad, se encuentra en la República Popular China: en 2019, de los primeros diez puertos con más capacidad de carga mundial, siete eran chinos.

Estos temas de relevancia en el contexto de la reactivación económica, se abordaron en el Foro Logística 2021, La infraestructura y la tecnología logística como motores de una economía competitiva, organizado por Capital Financiero y Connectax, con el patrocinio de la Embajada de la República Popular China en la República de Panamá y GAC Panamá, empresa de servicios marítimos y logísticos, y el auspicio de PTL, empresa de logística del Grupo VerdeAzul.

Participaron Wang Jian, consejero de Asuntos Económicos y Comerciales de la Embajada de la República Popular China en Panamá.

Alexei Oduber, managing director de GAC Panamá.

Roger Durán, economista y analista del Centro Nacional de Competitividad (CNC).

Rommel Troetsch, expresidente de la Cámara Marítima de Panamá y fundador de la plataforma de servicios marítimos, Best Freight.

La experiencia de China

Wang Jian, consejero de Asuntos Económicos y Comerciales de la Embajada de la República Popular China en Panamá, abordó La experiencia de China en el desarrollo de la infraestructura logística y su impacto en el crecimiento económico.

Reflexionó que “después de cuatro décadas de transformación, China es la segunda economía mundial y principal motor del crecimiento de la economía global”.

Explicó que el tema de la infraestructura forma parte de las políticas continuas del Gobierno de China y se refuerza en las propuestas del XIV Plan Quinquenal del Desarrollo Económico y Social (2021-2025), en la perspectiva de acelerar el desarrollo de una logística moderna, por cuanto “facilita el turismo, integra el país, promueve el desarrollo del interior y potencia la plataforma logística, aérea y marítima”.

Subraya, además, que una infraestructura logística moderna y eficiente es la vía para reducir la pobreza, mejorar la inclusión social, aumentar la competitividad de las empresas y conectarse con el mundo.

China cuenta con más de 108,000  kilómetros de autopistas (principal medio de transporte de mercancías) y 35,000 kilómetros de ferrocarril de alta velocidad.

Hasta 2019 la capacidad de carga de los puertos alcanzó 261 millones de TEUs (unidad equivalente a 20 pies) y de los primeros 10 puertos con más capacidad de carga a nivel mundial (Ver gráfico: Desarrollo de infraestructura logística en China. Puertos), siete son puertos chinos.

 

De igual modo, destacó que en 2019 se movieron 17 millones de toneladas solo en carga aérea (Ver gráfico: Desarrollo de infraestructura logística en China. Aeropuertos)

Resaltó que es el Aeropuerto Internacional de Pekín-Daxing el más grande del mundo (inaugurado el 25 de septiembre de 2019) y opera la aerolínea de carga, también la más grande a escala global.

Wang Jian señaló que el gobierno de China busca abrir el mercado a la inversión, construcción y gestión de la infraestructura logística, con una política de apertura comercial, gestión de canales de financiación y garantía “de los derechos y beneficios de los inversionistas”.

En relación con las oportunidades de cooperación entre China y Panamá en este ámbito, recordó que fue el primer país latinoamericano en suscribir un memorando de entendimiento para la construcción conjunta de la Franja y la Ruta con China, “relación basada en la transparencia, la igualdad, el respeto mutuo y la ganancia compartida”.

Compartió cifras oficiales: el comercio China-Panamá creció en 10% en 2020, de manera comparativa con 2019 y, en el caso de la exportación de Panamá a China, en dos dígitos respecto al mismo periodo.

“China sigue abriendo su mercado a los productos panameños de calidad y la semana pasada se enviaron dos contenedores de carne”.

A la fecha, 488 contenedores de carne han sido enviados a China desde Panamá.

Detalló que hay más de 40 empresas chinas con presencia en Panamá en las áreas de comercio, logística, construcción, infraestructura, telecomunicaciones, finanzas y alta tecnología.

Por otra parte, 19 corporaciones chinas tienen sus sedes regionales en Panamá, aprovechando las ventajas y beneficios del régimen de Sede de Empresa Multinacional (SEM), con énfasis en infraestructura logística.

De parte del gobierno de China, reiteró el interés de continuar profundizando la agenda bilateral con Panamá.

La resiliencia del Canal de Panamá

Alexei Oduber, managing director de GAC Panamá, analizó los efectos de lo que denominó la destrucción de la demanda y sus efectos en el Canal de Panamá, en la coyuntura de la pandemia.

Recordó que el impacto de la demanda de productos se vinculó de manera directa con el cierre del mundo debido al COVID-19, situación que evaluó de manera directa Panamá, en tanto, cerca del 9% de la carga mundial la mueve el Canal, con Estados Unidos como principal cliente.

Por otra parte, en un escenario de pánico colectivo, había una restricción del aforo de los puertos, hecho que impedía el acceso a un mayor número de personas, en este caso de personal responsable del manejo de la carga.

En este escenario convulso, Oduber afirma que el Canal de Panamá “asimiló los cambios para continuar garantizando el tránsito”.

Otro aspecto favorable para el Canal, es la confiabilidad que genera en la industria.

El Canal, subrayó, reaccionó bien, hizo los ajustes; sufrió en algunos productos y los pudo reemplazar por otros.

En este sentido, explica, fue un evento de mucho aprendizaje: el Canal ha respondido con segmentación y el mercado lo ve como una excelente opción.

Considera, sin embargo, que  puede todavía ser más flexible y ofrecer un producto más abierto.

Rommel Troetsch, expresidente de la Cámara Marítima de Panamá y fundador de la plataforma de servicios marítimos, Best Freight, en esta misma perspectiva del desempeño del Canal de Panamá, puso los números sobre la mesa:

En el año 2020 (Ver gráfico: Trasbordo de contenedores) Panamá registró 7.7 millones de TEUs (crecimiento de 5.8% de manera comparativa con 2019), “el segundo movimiento de contenedores más grande de América Latina, luego de Brasil, y la de Brasil en su mayoría es carga local”.

“Ha sido la industria estrella en pandemia, ha crecido, ha mantenido la empleomanía, facilitado las importaciones y exportaciones y es la industria que sigue generando divisas”, destacó.

En relación con el desempeño de los puertos en 2020, hubo mayor movimiento en el Atlántico (4 millones de TEUs), que en el Pacífico (2.9 millones de TEUs).

El Hub Logístico de las Américas

Rommel Troetsch, señala que Panamá aspira a convertirse en el Hub Logístico de las Américas “y tiene todas las condiciones, lo que falta es el enfoque y, en particular,  las autoridades se deben orientar  en mover más trasbordo”.

Dijo que son tres los principales negocios de Panamá asociados a esta industria: tránsito de barcos, en primer lugar, trasbordo de contenedores en segundo y, en tercer puesto, la venta de combustibles a barcos.

“El trasbordo es un industria nueva que aportó $33 millones a la economía panameña y su impacto podría alcanzar los $10,000 millones”.

Entre otras recomendaciones propone enfatizar en la conectividad y el hub bidireccional; lograr la integración (ya lo está con tres puertos en el Atlántico, dos en el Pacífico, carretera y ferrocarril pero requiere más), diseñar una logística de valor añadido y apostar a la tecnología.

En el ámbito  nacional, se inclina porque el hub tenga impacto nacional con un hub doméstico en Herrera, Los Santos, Coclé, Veraguas y Chiriquí “para beneficiar nuestra carga”.

Propuso la creación de una entidad que lidere el desarrollo marítimo y logístico, una especie de ministerio que asuma servicios y puertos. La Autoridad Marítima de Panamá (AMP) se ocuparía de Registro de Naves y Gente de Mar.

“El reto es alcanzar los 15,000 movimientos de TEUs”, afirmó.

Logística y competitividad

Roger Durán, economista y analista del Centro Nacional de Competitividad (CNC), se refirió al papel de la logística en el desarrollo de la competitividad.

En el caso de Panamá, la logística es un eje vital en una economía basada en los servicios: en el periodo 2007-2019, este sector representó el 82% del Producto Interno Bruto (PIB).

A efectos del CNC, al analizar lo que denominan PIB Logístico (solo centrado en transporte), observan un aporte protagónico al crecimiento de Panamá que se dispara del 5% (2005) al 25% (2017), cuando entra en operaciones la ampliación del Canal de Panamá, con una caída coyuntural en 2020 por la pandemia.

La logística, afirma, es el futuro de la economía panameña.

Estudios del Centro Nacional de Competitividad (CNC) del año 2019, determinan que solo el sector marítimo representa el 14% de los ingresos del Gobierno y, el conglomerado del Canal de Panamá (agrupa a Logística y Canal), aportó el 32% de los recursos del fisco nacional.

Ahora bien, subraya, la posición geográfica es una posición heredada y una ventaja, pero si no actualizamos, innovamos y no contamos con una infraestructura de punta, no seremos competitivos.

Al evaluar el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial (BM), Panamá se sitúa en la posición 38 de 160 países (segundo lugar en América Latina),

Mejoró en posiciones y disminuyó en puntaje (de 3.34 pasó a 3.28), indicativo de la necesidad de “mantenernos competitivos e innovando”.

Este Índice apunta a mejorar despacho, infraestructura, envíos internacionales y la puntualidad.

El Índice de Competitividad Global (FEM), a su vez observa que Panamá está bien en infraestructura, pero debe mejorar componentes como trámites e instituciones.

Otro indicador que resalta el economista del CNC es el Índice Doing Business (BM), el cual sitúa a Panamá por encima del promedio de Latam, mejor que Costa Rica y Colombia, pero debajo de los países de la OCDE, de Singagur, Europa y Asia.

El CNC establece varios desafíos:

-Mantener la competitividad del sector (hoja de ruta)

-Conservar la infraestructura actualizada

-Contar con tecnología de punta

-Coordinación intergubernamental

-Simplificación de trámites

Recurso humano alineado con las necesidades del sector

-Abaratar los costos de transporte interno

Código postal moderno

-Consolidar clúster de logística

Comité estratégico de protocolo de emergencia logístico

Señala que estos desafíos van en sintonía con aprovechar las oportunidades que son amplias: desde logística de valor agregado y almacenamiento hasta aprovechar la integración regional y la nacional.

Lograr, describe, la mayor relevancia de la cadena de valor y suministro e impulsar el comercio digital.

Resalta que en esta tarea no se debe olvidar que la competitividad  “funciona como un todo” y articula desde el recurso humano hasta la tecnología, en una sinergia necesaria hacia el camino de una mayor productividad.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias