Panamá debe proyectarse como hub logístico mundial

Panamá debe proyectarse como hub logístico mundial
Capital Financiero convocó a expertos para debatir sobre el futuro de la conectividad| Sassha Fuenmayor Yépez

Tres ciudades se llevarán el negocio de la carga en Latinoamérica en proyección hacia 2040: Panamá (Balboa), Colón y Manzanillo (México).

Otros puertos pequeños darán la batalla por el mercado y solo una estrategia logística eficiente y competitiva permitirá afianzar las previsiones y asumir nuevos desafíos.

Daniel Rojas, presidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón (Auzlc), compartió estas cifras de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina- durante el Foro de Logística 2018: El Futuro de la Conectividad, organizado por Capital Financiero.

Rojas considera prioritario darle estabilidad a quienes mueven la carga en Panamá, automatizar los trámites y actualizar los lineamientos de la Ley 23 de 2015 que adopta medidas para prevenir el blanqueo de capitales, el financiamiento al terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva.

En la actualidad los procesos son engorrosos. Una movilización de 100 metros puede durar hasta cuatro horas “y esto encarece costos” advirtió Rojas, pero resaltó el empeño del empresariado y el esfuerzo mancomunado de la Auzlc con el Gabinete Logístico, Aduanas y la gerencia de la Zona Libre de Colón (ZLC), por darle a la mercancía una oportunidad de mayor movimiento.

En perspectivas, al citar estudios del consultor Rubén Latchamn sobre la evolución del impacto de la ZLC en la economía nacional desde hace 10 años, destacó que los mejores números se lograron entre 2011 y 2012 cuando la actividad de la ZLC tuvo un impacto total de $4,000 millones en la economía nacional; ventas totales por $3,000 millones y un valor agregado con expresión en el Producto Interno Bruto (PIB) de $2,000 millones.

No hemos logrado volver a esos números cuando existía plena bonanza y movimiento de carga, seguimos creciendo, pero no en ese volumen”, indicó.

Rojas expuso, entre otras causas, los Tratados de Libre Comercio (TLC) suscritos por otros países con China, compras directas a fabricantes, la crisis de Venezuela, las restricciones de parte de Colombia que no permite a nuestras reexportaciones entrar de manera libre, duplicando y hasta triplicando la carga tributaria,  mermando la competitividad.

Entre otras acciones estratégicas para la ZLC, propone una regulación que desarrolle la competitividad en la modalidad específica de su negocio de comercio internacional, con una participación económica del Estado comparable a su aporte como un inversionista, crear una App de la administración de ZLC e integrar la mayor cantidad de actividades complementarias (transporte, banca, servicios profesionales y servicios a terceros).

Sergio Deambrosi, especialista líder del sector transporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hizo especial énfasis en los costos logísticos en América Latina: Los de transporte son los más importantes y representan, en promedio, cerca del 40% de los costos logísticos totales.

Su mensaje es que la región debe reducir los costos de transporte para tener mayor competitividad en su oferta exportable y en su recurso interno.

Al comparar el Índice de Desempeño Logístico (Logistic Performance Indicator – LPI) de Panamá con el de los países de la región y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), con un LPI en 2018 de 3.28 y ranqueado en el puesto 38, indicó que el país “presenta un importante avance en materia de desempeño logístico en los últimos años, ascendiendo desde el puesto #61 en 2012, como resultado de mejoras puntuales en materia de competencia, calidad y confiabilidad de los servicios logísticos”.

Deambrosi recordó que en 2017 el sistema portuario movilizó carga equivalente a 86.98 millones de toneladas métricas, 11.85% superior al movimiento de 2016, y registró un movimiento de 6.9 millones de TEU´s (contenedores de 20 pies).

Agregó que en Panamá lo hacemos muy bien por mar y por aire, sin embargo, el transporte automotor de carga, muestra un desempeño menos dinámico en tierra, señaló el experto del BID.

La red (conformada por 4,117 kilómetros de vías urbanas y 15,902 kilómetros interurbanas) presenta un indicador (de 171 kilómetros pavimentados por cada 100,000 habitantes) mejor que otros países vecinos como México (118), sin embargo, “el 82% de las vías, sobre todo secundarias y terciarias, se encuentran en estado regular o malo”, subrayó el experto.

Esta realidad genera problemas de conectividad y accesibilidad y deja algunas zonas del país en relativo aislamiento, provocando “una fuerte disparidad entre la zona de influencia del Canal de Panamá”, advirtió Deambrosi, quien considera importante planificar el desarrollo de plataformas logísticas bajo una estrategia territorial nacional que prevenga el riesgo de falta de equilibrio entre el Hub central de la Zona Interoceánica y la Región Occidental (y su conexión con Centroamérica).

El BID ha dado apoyo en los últimos cinco años a la implementación del Plan Estratégico de Gobierno 2015-2019, con énfasis en aportar recursos para el mejor desempeño logístico y la conectividad.

Glenn Tjon, socio regional de asesoría de KPMG Centroamérica y República Dominicana, conversó con los presentes en el Foro de Logística 2018, sobre el blockchain y su impacto en los servicios logísticos.

Esta tecnología garantiza rapidez y confiabilidad sin tener que depender de un ente centralizado y, por tanto, volviendo más expeditos los flujos, un gran valor en la industria logística.

En el caso de la cadena de suministros, permite digitalizar los procesos sin alteraciones (no se puede cambiar, solo añadir información), capturar e intercambiar data.

Por ejemplo, en Australia, cuya industria de vinos es muy importante, con solo escanear la etiqueta de la botella es posible conocer desde el origen de la uva hasta el proceso de envasado y en general tener la trazabilidad del producto porque las empresas participan en un sistema compartido.

Más allá del blockchain, el líder de KPMG sostiene que también es importante establecer reglas uniformes y generar confianza para blindar los procesos.

Por su parte, Daniel Ábrego, CEO de Intercontinental Logistics Corporation, empresa con sede en Panamá Pacífico y con sucursales en toda América Latina, demostró en el Foro los alcances de UniHealth, sistema de Logística Intra Hospitalaria que ofrece un minicentro de distribución en los hospitales, con soluciones personalizadas.

Permite  reducir en un 25% los costos de operaciones y  un 15%  de ahorro en compra de medicamento.

Con presencia en Guatemala, Brasil, Colombia y México, todavía están en conversaciones con hospitales de Panamá e incluso se ofreció el servicio a la Caja de Seguro Social (CSS), solo cubriendo gastos de inversión, como una manera altruista de apoyar a la institución y al país, pero la burocracia tuvo la última palabra.

Violeta Villar Liste
violetavillarliste@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias