Panamá debe revisar normas fiscales sin afectar la generación de riqueza

Panamá debe revisar normas fiscales sin afectar la generación de riqueza
Luis Laguerre, socio líder de Servicios Tributarios de KPMG, señaló que los sistemas tributarios deben ser dinámicos| Archivo

La sociedad y los actores económicos en general necesitan dar respuesta a una interrogante siempre acuciante: ¿Cómo construir un sistema fiscal más responsable?

Esta inquietud está contenida en el informe “What to tax?”, elaborado por la firma de consultoría KPMG Internacional, que a su vez reconoce que en un mundo de relaciones complejas es cada vez más difícil lograr consensos.

“What to tax?” reúne distintas posiciones de profesionales de KPMG, Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y de estudiosos vinculados a ámbitos académicos y de la industria, quienes comparten sus visiones y propuestas.

Luis Laguerre, socio líder de Servicios Tributarios de KPMG en Panamá, ofreció su visión a Capital Financiero con respecto a los alcances del informe “What to tax?” y, a su vez, lo vinculó con las normas tributarias en Panamá.

Para Laguerre, el gran mensaje a los gobiernos es que “el sistema tributario debe ser dinámico”. 

En la medida, razonó, que se transforma la sociedad, evolucionan los métodos de producción de la riqueza, el entorno en el cual operan las empresas es más global y los países deberían plantearse cómo actualizar sus sistemas tributarios.

El reto es resolver el dilema que plantea el nivel de impuestos que debe atribuirse a la creación de riqueza, a la posesión de la misma y al consumo”, puntualizó.

Tributos justos
El informe genera varias inquietudes, entre otros, ¿qué es realmente una tributación justa?

El socio de KPMG Panamá reconoce que no es una discusión actual: “Ha existido por siglos y ha sido motivo incluso de guerras. No obstante, se reconocen algunos principios fundamentales de lo que debe ser un sistema tributario moderno y justo”. 

Por ejemplo, detalló, que el sistema debe ser simple en su estructura y eficiente en su aplicación.

En el estudio se establece que el impuesto puede ser una vía para atender el tema de la desigualdad.

Consultado sobre cómo lograr estos consensos en el caso de Panamá, el especialista es partidario de un debate en el cual “participen los principales líderes de la sociedad y contribuyan a generar las políticas públicas que permitan que la función redistributiva del sistema fiscal se logre preservando la fuente de la riqueza, incentivando su creación y protegiendo las libertades individuales”.

Por otro lado, ante el dilema del ciudadano, quien siente que el pago del impuesto no se refleja de manera positiva en su calidad de vida, resalta que “los impuestos son una de las fuentes de financiamiento con las que cuenta el gobierno para hacer frente a las necesidades del Estado”. 

Es importante, reconoce, avanzar aún más en el nivel de rendición de cuentas y transparencia en el uso de dichos fondos, lo que seguramente ayudaría a mejorar esta percepción.

Sistema eficiente
Al analizar las características del sistema tributario panameño en el contexto de los sistemas de la región, indica que está muy ligado a la posición geográfica y al diseño de la economía. 

“Es eficiente, al facilitar el desarrollo de la plataforma de servicios internacionales, incluyendo la infraestructura logística que continúa creciendo”, apuntó.

La tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR), dijo, es competitiva de manera comparativa, aunque con una cantidad importante de exoneraciones a nivel de las personas naturales y regímenes especiales.

Los impuestos al consumo, en particular, el impuesto al valor agregado (Itbms) es relativamente bajo, lo que promueve el consumo”. 

Considera que el sistema fiscal “cuenta con las normas que permiten el desarrollo de empresas de todo tamaño y tipo”. 

Es recomendable, no obstante, revisar la aplicación de las mismas en el contexto de una relación fisco-contribuyentes que sea colaborativa, haciendo cumplir la ley, pero sin afectar el estímulo a los empresarios y a las personas a desarrollar sus negocios.

Impuestos neutrales
El informe “What to tax?” hace especial referencia a distintos tipos de impuestos, entre otros, los llamados “del pecado” (tabaco, alcohol y juegos de azar).

Laguerre, en el caso particular de nuestro país, observa que “hace mucho tiempo se vienen adoptando medidas para orientar a la sociedad con respecto a ciertas conductas o haciendo más onerosas algunas otras”. 

Un ejemplo, citó, es la tasa aumentada de Itbms en el consumo de alcohol y cigarrillos. 

Sin embargo, advierte, los impuestos deberían ser neutrales en cuanto a que los individuos asuman la responsabilidad de ejercer su libertad.

Con respecto a la reciente modificación del Impuesto de Inmuebles, considera que estos cambios han generado mayor conciencia sobre este impuesto.

La reducción significativa de la tasa, sostuvo, promoverá un mayor grado de cumplimiento.

Respalda la diferenciación en el caso del Patrimonio Familiar Tributario o Vivienda Principal, al conceder importancia a la familia y entender la vivienda como “el principal bien que pasa de generación en generación”.

Violeta Villar Liste
Violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias