Panamá: Democracia política CCC

Panamá: Democracia política CCC

Miguel Ramos

Economista

Los acontecimientos derivados de la ruptura de la alianza entre los partidos Panameñista y Cambio Democrático confirman lo que una vez señalara Diógenes de la Rosa,  gran intelectual y político ya desaparecido: Esta democracia llena de defectos es la que tenemos.

Esto no es la primera vez que ocurre y el antecedente más reciente se dio cuando el ex presidente Guillermo Endara (1990-1994) expulsó a la Democracia Cristiana del Gobierno. Esto generó una tormenta política magnificada por algunos medios de comunicación que duro algunos días y que posteriormente se desinflo.

La ruptura de la alianza debilita en cierta medida al Gobierno, tal vez afecta el riesgo político por parte de las agencias calificadoras, pero no detendrá el elevado crecimiento económico que registra el país porque la misma obedece a la reversión del canal, su ampliación y como efecto multiplicador el aprovechamiento del potencial económico representado por la posición geográfica de Panamá, impulsada por muchas empresas privadas nacionales y extranjeras.

Si bien la forma en que se dio la ruptura no fue las más cortes, ni la más política, la misma refleja el grado de deterioro a que llegó la alianza. Pienso que los asesores del gobierno son mucho más inteligentes de lo que sus opositores piensan y esta tormenta politica en unos días se desvanecerá.

Ramón Tamanes, economista, cientista social, político y reconocido intelectual español, en un libro Titulado Fundamentos de Estructura Económica, hizo una clasificación del grado de democracia en el capitalismo: Democracia burguesa Clásica, Democracia burguesa reformada, Democracia liberal avanzada y Planificación democrática.

La Democracia Burguesa Clásica fue la que existió en el siglo XIX en donde solo los hombres que sabían leer y escribir con propiedades tenían derechos políticos

Panamá es una democracia burguesa reformada pues en la misma se reconoce el sufragio universal y el derecho social. Pero adolece de una serie de vicios como la vigencia del clientelismo político producto del monopolio de la vida política por parte de los sectores económicos. Esto deriva en una falta de fortaleza institucional tanto de la sociedad política como de la sociedad civil.

Si hubieran empresas evaluadoras de sistemas políticos, lo más seguro es que a Panamá le otorgarían el grado de CCC por las razones ya expuestas.

Para el año 2015 el Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá será de alrededor de $45.000 millones y para el 2020 tal vez supere los $100.000l millones. Esto significa que para esa fecha Panamá será un país rico y este sistema de democracia CCC no podrá seguir vigente.

Forzosamente Panamá tendrá que saltar de democracia burguesa reformada a democracia liberal avanzada, como producto de la propia dinámica de capitalismo que derivara en una mayor fortaleza institucional.

Más informaciones

Comente la noticia