Panamá dispuesta a aplicar medidas diplomáticas contra Francia

Panamá dispuesta a aplicar medidas diplomáticas contra Francia

visitpanama_22053765701 (1web)

Los constantes ataques de Francia contra Panamá han acabado con la paciencia de las autoridades panameñas y el presidente de la República, Juan Carlos Varela, advirtió al gobierno de ese país europeo de adoptar medidas diplomáticas, si continúan las declaraciones de funcionarios contra la imagen de Panamá.

Los señalamientos de Varela se dieron luego que el  ministro de Economía francés,  Michel Sapin, declarará en la Cumbre Mundial Anticorrupción celebrada en Londres, que Panamá supone para nosotros, colectivamente, un enorme problema.

El resto del mundo está convergiendo en la aplicación de medidas de transparencia. Así que Panamá acabará por ser el único, el último, a favorecer a gran escala lo que condenamos, prosiguió señalando el funcionario francés.

El nombre de Panamá surgió cuando  Inglaterra, Nigeria y Francia propusieron la creación de un registro de empresas y fundaciones que revelen a sus beneficiarios, aunque analistas sostienen que esta medida no es suficiente.

De acuerdo con el diario Times de Londres, Panamá no fue invitada a esta cumbre, lo que fue confirmado por fuentes de la Cancillería panameña.

Desde la aparición de los llamados Papeles de Panamá el gobierno francés ha estado atacando frontalmente a Panamá.

Recientemente, el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Dulcidio De La Guardia, viajó a Paris para entrevistarse con Sapin con el fin de evaluar la exclusión de Panamá de la lista de paraísos fiscales, sin éxito.

Para el abogado y expresidente de la Cámara de Comercio, Adolfo Linares,  los constantes ataques de Francia contra Panamá  ameritan una respuesta diplomática  firme, a la altura de los insultos y los vejámenes de que vienen siendo objeto los panameños.

Linares recomienda el rompimiento de las relaciones diplomáticas con ese país europeo, ya que la acusaciones sistemáticas contra Panamá  buscan afectar la economía del país y en consecuencia de todos los panameños.

Para el jurista se trata de una declaración de guerra de Francia contra Panamá, y recordó que las guerras ya no se libran  con ejércitos, sino doblegando económicamente a los países más pequeños. Y destacó que Francia, junto a Alemania, Estados Unidos (EE.UU.)  y el Reino Unido buscan establecer un imperialismo fiscal, obligando a los países a adoptar el régimen fiscal que a ellos les favorece, lo que representa una violación a las normas internacionales.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia