Panamá, el tercer país con mayor libertad comercial a nivel global

Panamá, el tercer país con mayor libertad comercial a nivel global
Recomiendan reducir subsidios y optimizar la estructura de los impuestos| Archivo

¿Qué aleja a Panamá y en general a Centroamérica de Singapur, Nueva Zelanda, Suiza e Irlanda, los países con mayor libertad económica?

La pregunta anterior y la respuesta siguiente se recoge en el Informe Libertad Económica en el Mundo 2018, edición Centroamérica, de reciente presentación en Panamá. De manera principal, las deficiencias en seguridad jurídica y regulaciones laborales impiden alcanzar mejores posiciones.

Con respecto a la seguridad jurídica, se asocia con la falta de independencia judicial, la debilidad en los derechos de propiedad y desconfianza en la fuerza policial, entre otros. Del lado de las normativas laborales, en estos cinco países más libres, explica el Informe, “se goza de flexibilidad en los horarios laborales, existen pocas restricciones con respecto a un salario mínimo y los costos obligatorios por despido del personal no son una carga abrumante”.

Panamá logró situarse en el puesto 28 de los 162 países evaluados en el ranking mundial de Libertad Económica 2018 con una puntuación de 7.57 (10 es la máxima puntuación).

Es el segundo más libre en Centroamérica después de Guatemala (7.64) y el tercero en Latinoamérica después de Chile (7.80) y Guatemala.

El Reporte de Libertad Económica para Centroamérica 2018 forma parte del Reporte Libertad Económica en el Mundo 2018 (elaborado con datos de 2016, es anual, pero recoge variables de los dos años anteriores), publicado por el Fraser Institute de Canadá.

La edición regional estuvo a cargo de la Alianza para Centroamérica, de la cual forma parte Panamá a través de la Fundación Libertad, cuya directora ejecutiva, Marissa Krienert, se encargó del capítulo local y de la edición general del capítulo Centroamérica del Informe.

Este estudio mide el grado de libertad económica en cinco indicadores: Tamaño del Gobierno, seguridad jurídica, estabilidad monetaria, libertad comercial y regulaciones.

El estudio indica que si bien la región tiene tareas pendientes en seguridad jurídica y regulaciones laborales, ha sido exitosa en sus políticas monetarias. En el área de Libertad de Comercio Internacional en el mundo, los países de la región están cerca de los mejores. Panamá lidera en este aspecto y se coloca como el tercer país con mayor libertad comercial del mundo, solo superado por Hong Kong y Singapur. Le siguen a Panamá, en la región, Guatemala y Costa Rica.

Con respecto a la situación general de Panamá, el Informe señala que el país ha evidenciado una recuperación gradual en su libertad económica, luego de la caída registrada en el período 2008 al año 2011 (Ver gráfica: Evolución de la libertad…).

“Desde el 2006 al 2016, Panamá ha presentado un avance consistente siendo la estabilidad monetaria y la libertad comercial los indicadores con mejor desempeño, en constante subida desde el 2011 y 2012, respectivamente. En contraste, la seguridad jurídica presenta un puntaje considerablemente menor a los demás indicadores, manteniéndose con puntajes que no logran superarse”, destaca el Informe.

Al evaluar el indicador tamaño del Gobierno, en el estudio reflexionan que alcanzar parámetros como Hong Kong o Singapur significaría para Panamá reducir subsidios, evaluar la rentabilidad y el rendimiento de empresas e inversiones estatales y optimizar la estructura de los impuestos.

El estudio observa que el país todavía mantiene importantes barreras arancelarias y no arancelarias y cita los ejemplos de Singapur y Chile con bajos o nulos aranceles, “modelo que Panamá debería seguir para obtener mayor provecho de su situación geográfica”.

Cuestionan los excesos burocráticos al momento de exportar e importar. Si en Singapur un permiso para importar se puede obtener en unos diez minutos, advierten en el Informe, en Panamá puede demorar semanas e incluso meses dependiendo del producto.

Entre las propuestas para alcanzar mejores posiciones en libertad económica, se cita expandir los modelos de zonas francas al resto del país y promover la libre competencia sin controles de precios.

Reconocen como avances la adopción de una estrategia logística nacional, la integración logística aduanera con Costa Rica, el ingreso a la unión aduanera centroamericana, la implementación de la Ventanilla Única Marítima de Panamá (Vumpa) y la diversificación del modelo de negocios de la Zona Libre de Colón (ZLC).

Severo Sousa, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), en la introducción del Informe, considera que Panamá puede mejorar si logra subsanar algunas barreras relacionadas con el salario mínimo y las contrataciones.

Por su parte, Surse Pierpoint, presidente de Fundación Libertad Panamá, valora la estabilidad económica asociada a una moneda fuerte como el dólar, pero cuestiona el tamaño del Estado, el incremento en el número de empleados, las políticas de fijación de precios y de salario mínimo.

Mientras que Carlos Ernesto González Ramírez, directivo de la Fundación Libertad, en una perspectiva global, señaló que el negocio de Panamá es con el mundo entero y debe aspirar a medirse con los grandes de la economía. 

Violeta Villar Liste
violetavillarliste@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias