Panamá en cuenta regresiva para presentar compromisos para enfrentar el Cambio Climático

Panamá en cuenta regresiva para presentar compromisos para enfrentar el Cambio Climático

“Vivimos en tiempos históricos y tenemos la responsabilidad de liderar una transformación de los métodos de producción y gestión ambiental a nivel nacional, y así cimentar las bases de una economía sostenible, inclusiva, baja en emisiones y resiliente al Cambio Climático”, esas fueron las palabras dadas por Milciades Concepción, ministro de Ambiente, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Lucha Contra el Cambio Climático, celebrado este sábado 24 de octubre una fecha instaurada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para sensibilizar a millones de personas sobre el grave peligro que conlleva el calentamiento global.

Se trata de un llamado al que Panamá no escapa, y que se agrava ahora en un escenario complicado a causa del coronavirus (COVID-19), ppor lo que el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) viene trabajando en varias direcciones para enfrentar una crisis que en los últimos 25 años ha causado pérdidas de vidas e impactos económicos, actualizando las obligaciones adquiridas como país en ese tema.

De acuerdo con Ligia Castro, directora Nacional de Cambio Climático de MiAmbiente, Panamá se encuentra en una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo y cuenta con una abundancia en recursos naturales como el agua, suelos, bosques y mares.

Según el Plan Estratégico del Gobierno de Panamá, se estima que el costo anual actual por eventos climáticos recurrentes oscila entre los $125 y $150 millones, es decir, entre 0.36% a 0.42% del Producto Interno Bruto (PIB) y esto puede tener efectos significativos sobre el crecimiento a largo plazo.

Ante estas cifras, Castro asegura que el país avanza firmemente en una estrategia de actualización de los compromisos climáticos que se entregarán en diciembre próximo a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Se trata de un conjunto de acciones donde el componente de adaptación y resiliencia jugará un papel primordial en la consecución de un Plan de Acción Climática en el año 2021 que, sin duda, tendrá un enfoque de lograr eficiencia y gestión de riesgo en áreas vulnerables y de producción para la seguridad alimentaria y económica de Panamá.

Para Jessica Young, Gerente de Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), Panamá está ante una oportunidad en este panorama de absoluta crisis económica, social y ambiental a raíz de la pandemia de COVID-19.

“Es el momento de poder trazar un nuevo camino verde. El COVID-19 realmente ha hecho el camino mucho más complicado, más difícil, pero la Promesa Climática de Pnud está aquí para apoyar a Panamá en poder generar estos espacios y que puedan vincularse a nivel de Gobierno con los demás actores primordiales para así revisar, mejorar y aumentar las Contribuciones Nacionalmente Determinadas”.

Para lograr esos nuevos compromisos, se organizó una serie de acercamientos y procesos de escucha con gobiernos locales, empresarios, ONG’s, jóvenes y academia. Además de la coordinación con otras instituciones fundamentales en la formulación de acciones claves para lograr un país resiliente.

Con este proceso se toma en cuenta el principio 10 de la Declaración de Río que enuncia que toda persona debe tener acceso a la información, y participar en la toma de decisiones.  “Desde Pnud somos muy leales a cumplir esos preceptos del desarrollo sostenible y apegados a los principios de gobernanza. Y después de la ratificación del acuerdo de Escazú, hay una premisa que es absoluta, y es que el mejor modo de atender los temas ambientales y los temas climáticos es con información que permita una participación efectiva de todos los actores”, dijo Young.

La Dirección de Cambio Climático de MiAmbiente, está basando su trabajo en la información para optimizar recursos y poner en marcha la innovación, como capital de trabajo y organización, y así lograr al 2050, que el sector económico panameño se haya volcado hacia la resiliencia, adecuando sus procesos productivos hacia una economía baja en las emisiones de gases de efecto invernadero, mediante el impulso de tecnologías y conocimientos, que, a su vez, faciliten el desarrollo productivo, competitivo y sostenible, para el logro de la seguridad económica, alimentaria y nutricional.

El Programa de Adaptación ante el Cambio Climático, por ejemplo, que ejecuta MiAmbiente junto a Fundación Natura, busca abordar esta condición ubicando el manejo del agua en el centro de los esfuerzos de adaptación, promoviendo la resiliencia climática y la reducción de la vulnerabilidad con el mejoramiento de la seguridad de alimentos y de energía.  Se logrará bajo un enfoque de manejo integrado de recursos hídricos que resalte el nexo entre agua-energía-alimentos-adaptación al cambio climático.

En cuanto al componente de mitigación, con la reciente firma del Decreto Ejecutivo número 100 del 20 de octubre de 2020 donde se anuncia la creación del Programa Nacional Reduce Tu Huella, Panamá logra un hito como país que fortalece su trabajo hacia la descarbonización de sus sectores productivos, siendo una clara herramienta de lucha contra el Cambio Climático.

Conociendo los esfuerzos que todos los sectores del país están ejerciendo como contribución a las metas climáticas de Panamá, se crea también a través del Decreto 100, la Plataforma Nacional de Transparencia Climática, adscrita al Sistema Nacional de Información Ambiental (Sinia) del MiAmbiente.

Esta plataforma se convertirá en el mecanismo oficial para la gestión, monitoreo, reporte y registro de las iniciativas nacionales que encaminan al país hacia el desarrollo sostenible, inclusivo, bajo en emisiones y resiliente, en vías al cumplimiento del Acuerdo de París.

Hitler Cigarruista
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com