Panamá enfrenta falta de muelles en el Pacífico

Especialmente en los días de mayor demanda, que comprende de jueves a domingo

A la fecha son cinco puertos de trasbordo que componen la oferta portuaria de Panamá, tres de ellos en el Atlántico y dos en el Pacífico, lo que suma un total de 19 muelles destinados para atender buques portacontenedores.

El 70% de esos 19 muelles, unos 13, se localizan en el Atlántico panameño, conformado el denominado complejo portuario de Colón, que en 2015 (último año de estadísticas completas) manejó un total de 3.577.427 TEUs (medida equivalente a un contendor de 20 pies), para ubicarse en la posición número 2 del ranking portuario de la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal).

Los restantes seis muelles para el manejo de contendores se localizan en la costa panameña del Pacífico, divididos entre el puerto de Balboa con cinco (al Este de la entrada del Canal de Panamá) y uno en PSA Panamá (Rodman), al Oeste de la entrada del Canal).

El complejo de Balboa, administrado por Panamá Ports Company (PPC), se ubicó en el tercer lugar dentro del ranking portuario de la Cepal con 3.294.113 Teus, según estadísticas de 2015.

Por su parte,  la empresa PSA, operador del puerto de Rodman, lleva adelante un ambicioso plan de expansión valorado en $450 millones para agregar dos muelles más a la actividad, lo que elevaría a un total de ocho muelles para la atención de barcos portacontenedores disponibles en el Pacífico panameño.

No obstante, en reiteradas ocasiones ejecutivos de importantes empresas navieras internacionales, al igual que funcionarios gubernamentales, han señalado que la oferta de muelles de contenedores en el Pacífico es baja y por ende, diseñar rutas se vuelva tan complejo como un rompecabezas.

Regularmente las redes de trasbordo se conforman de una a tres llamadas de barcos madres acompañados de varias llamadas de barcos feeders, tal es el ejemplo de Maersk, que tiene en Balboa entre 12 y 13 de servicios por semana entre madres y feeders con un estimado 15 llamadas por semana, lo que significa que cualquier otra naviera que aspire establecer un centro de trasbordo en Panamá va a requerir una cantidad similar de espacio en puerto para acomodar su red de trasbordo. No por la falta de capacidad en los puertos del Pacífico, sino por la baja disponibilidad de ventanas de muelles en los días de mayor demanda que comprende de jueves a domingo, es decir, cuatro de siete días de la semana.

Precisamente, el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, justificó la decisión de la entidad de promover la construcción del puerto de Corozal señalando que el 76% de las reservaciones para buques neopanamax son para los días jueves, viernes, sábado y domingo, mismos días en que hay una alta demanda de ventanas en los puertos de trasbordo del Pacífico panameño.

Paul Wallace, CEO de Panama Ports Company, en múltiples ocasiones ha dicho que actualmente tanto Balboa como PSA Rodman tienen capacidad para atender la demanda, demanda que califica como baja por lo que, a su juicio, no hay nada que justifique la construcción del puerto de Corozal, ya que inyectar más capacidad a la oferta existente sería un error en las condiciones actuales.

Hasta noviembre de 2016, según estadísticas de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), el volumen de contenedores en el Pacífico panameño había descendido en 10%  en comparación con igual período del año pasado. Pero la ACP sostiene que con el inicio de las megaalianzas entre las líneas navieras, en abril de 2017 se requerirán más muelles en el Pacífico, lo que justifica la construcción de un nuevo puerto en el área de Corozal, con miras a la demanda futura.

La primera fase de Corozal, agregará tres muelles portacontenedores a la oferta actual, pero eso no estará disponible sino tal vez en el 2019 o inicios de 2020.

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia