Panamá exhorta a la región a compartir responsabilidad en el manejo de la migración irregular desde Haití

Panamá exhorta a la región a compartir responsabilidad en el manejo de la migración irregular desde Haití

La canciller Erika Mouynes participó en la cumbre ministerial convocada por el Gobierno de Canadá para atender la situación de seguridad de Haití, sus desafíos democráticos y las consecuencias que suponen para el fenómeno de la migración irregular en el continente americano.

La reunión es un paso firme que, en conjunto y coordinadamente, nos conduce hacia un Haití más pacífico y seguro para sus ciudadanos”, destacó la ministra durante el encuentro inaugurado por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que contó con la participación del primer ministro haitiano, Ariel Henry.

Como actual presidente del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Panamá ha colocado a Haití en las prioridades de la agenda regional, junto a la meta de “desbloquear” el crecimiento económico e “impulsar el desarrollo de mercados locales de bienes y servicios, la lucha contra la pobreza y la desigualdad, la protección de los recursos naturales, la prevención y gestión de desastres y la lucha contra el crimen organizado y la seguridad democrática”, agregó la ministra panameña.

La canciller Mouynes invitó a los presentes en el diálogo a establecer y mantener una hoja de ruta con acciones concretas para atender “con sentido de urgencia” las necesidades de Haití, expresadas por su primer ministro, así como los factores que fomentan la migración irregular de sus ciudadanos. “Los flujos migratorios de haitianos que hemos vivido durante el último año en la frontera con Colombia no se apartan de la situación interna de seguridad que vive Haití”, subrayó la Canciller. “Los países de origen, tránsito y destino tenemos que coordinar posiciones y hacer que nuestras políticas migratorias sean coherentes con nuestros discursos”, añadió.

La jefa de la diplomacia panameña invitó a los otros países presentes a involucrarse y compartir responsabilidades para “trabajar en conjunto, respaldar los esfuerzos del gobierno haitiano y atender esta situación de manera integral”.

“Para los países de la Alianza para el Desarrollo en Democracia (que integran Costa Rica, República Dominicana y Panamá), las soluciones políticas están ligadas a la seguridad y al crecimiento económico”, destacó la canciller Mouynes, haciendo énfasis en que “las elecciones justas y libres son un paso fundamental en el proceso de recuperación y el desarrollo integral y sostenible del país”.

Y subrayó que, el trabajo sobre Haití que lleva adelantado el mecanismo tripartito identifica el creciente deterioro de la situación de seguridad, institucional y socioeconómica en ese país.

El 11 de agosto pasado, Panamá convocó la primera cita ministerial para atender ese creciente fenómeno, con la participación de diez países de la región. Ese encuentro ha generado otras reuniones técnicas, involucrando a más países y ampliando la discusión sobre los factores que incentivan la irregularidad del fenómeno migratorio, que empiezan a brindar respuestas a las necesidades de Haití, destacó la nota de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores panameño.

En 2020 cruzaron el “tapón del Darién” de manera irregular unas 8,000 personas, registro que superó los 130,000 en 2021, siendo el 80% de ellos haitianos.

En la reunión celebrada de más de tres horas, participaron los ministros de Asuntos Exteriores de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Francia, Japón, México, República Dominicana y San Vicente y las Granadinas. También estuvieron representadas la Unión Europea, las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Comunidad del Caribe (CARICOM), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y la Organización Internacional de la Francofonía (OIF).

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias