Cepal identifica los ‘motores’ del mercado laboral panameño

Cepal identifica los ‘motores’ del mercado laboral panameño
En el estudio, Cepal analizó 60 sectores económicos, 57 de los cuales corresponden a actividades del mercado y los tres restantes, según el organismo, actividades destinadas a “uso final propio” o no mercado.Foto|CortesíaMef

Cepal es la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, uno de los cinco entes responsables de las Naciones Unidas que tiene entre sus tareas contribuir con el desarrollo económico de Latinoamérica así como coordinar las acciones dirigidas a su promoción y reforzar no solamente las relaciones económicas entre los países miembros, sino también con el resto del mundo.

Un equipo de ese organismo, encabezado por Rodolfo Minzer y Roberto Carlos Orozco, estuvo en Panamá contratado por la administración del presidente Juan Carlos Varela. A final de su estadía, la Cepal produjo una investigación titulada Análisis estructural de la economía panameña: el mercado laboral.

En el estudio se analizaron 60 sectores económicos, 57 de los cuales corresponden a actividades del mercado y los tres restantes, según Minzer y Orozco, a actividades destinadas a “uso final propio” o no mercado.

Para esta investigación, los sectores económicos fueron clasificados en tres grupos: sector primario y manufactura basada en recursos naturales; sectores de transformación productiva y sectores vinculados con servicio.

De acuerdo con la investigación, el sector servicios absorbe el 48.3% de la fuerza laboral, la construcción el 10.4% y la agricultura el 12.1%. En el renglón identificado como sector servicio, detalló Cepal, el comercio local tiene el  14.3%; servicios sociales de no mercado un 11.5%;  servicios sociales de mercado 8.1% y en la casilla otros enumeró reparación, mantenimiento, informática, contabilidad, servicios domésticos y servicios empresariales que representan el 14.4%.

El estudio identificó también aquellos sectores con mayor capacidad de generación de empleo entre los que enumeró alimentos, bebidas, y tabaco, turismo, madera, muebles y derivados.

Con los datos disponibles al 2012, la Cepal concluyó que en Panamá el empleo se genera a partir del consumo de los hogares (47.8% del total de la población ocupada), la formación bruta de capital fijo (19.4%), las exportaciones (18.8%) y el gasto del gobierno (14%).

En Panamá, dijo Cepal, impera la existencia de diferencias estructurales muy significativas no solamente entre distintas actividades, sino también dentro del mismo sector. A nivel nacional, el excedente bruto de exportaciones (61.1%) constituye el principal factor de generación del valor agregado doméstico seguido por la remuneración de los asalariados (28.2%), el ingreso mixto (6.0%) y los impuestos sobre la producción (1.7%).

Se aprecia, no obstante, diferencia entre sectores. Por ejemplo, cemento, cal y yeso; minas y canteras; electricidad, gas y agua y finanzas, seguros y bienes raíces, más del 90% del valor agregado se genera por conducto del excedente bruto de explotación, mientras que en otros sectores principalmente dentro de los servicios y el sector primerio, las remuneraciones de los asalariados adquieren un peso importante.

Las pinceladas de la economía.

El hecho que Panamá ha aprovechado las ventajas comparativas de su ubicación geográfica y el capital natural le ha permitido, según Cepal, impulsar la generación de ventajas competitivas propias de una economía pequeña y abierta.

Eso le ha traído como consecuencia un crecimiento promedio de 5.9% en el periodo entre 1990 y 2015 y de 7.6% del 2005 al 2015.

Según Cepal, una fuente importante de crecimiento la ha constituido la formación bruta de capital fijo -público y privado- (principalmente la construcción) sumada a un importante dinamismo del consumo interno.

Esta evolución, a su juicio, ha tenido implicaciones en el ámbito laboral. La tasa de desempleo, por ejemplo, se ha mantenido por debajo del 6% desde el año 2007 y en varios años ha sido inferior incluso al 5% salvo en el año 2009 en que llegó a 6.3% como consecuencia de la recesión económica internacional.

Cepal considera que esa evolución también ha impactado en el salario promedio real que registró una tasa de crecimiento de 2.5% en el 2011-2015 y un 4.4% en el salario mínimo real.

En los niveles de pobreza urbano y rural también hubo efectos. Según el estudio de Cepal, el porcentaje de la población urbana en situación de pobreza se redujo de un 36.9% en el 2001 a un 21.4% en el 2014, mientras en el área rural bajó de 55.2% en el 2001 a 40.9% en el 2014.

Persiste, sin embargo, importantes desigualdades en la distribución del ingreso y la disminución del ritmo de crecimiento y el comercio internacional plantea para Panamá nuevos desafíos para el propio crecimiento y empleo en el país.

La versión gubernamental

Tras conocer los resultados del estudio, el ministro de Economía, Dulcidio De La Guardia, dijo que la información proporcionada resulta fundamental en la tarea de identificar cuáles son los sectores que generan más plazas de trabajo como resultado de la inversión pública; de manera tal que la mayoría de la población disponga de los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades.

En el documento se abordan aspectos tales como: la generación de empleo directo e indirecto; la heterogeneidad estructural del mercado laboral; el papel de las exportaciones en la dinámica y calidad del empleo y el potencial del sector servicios para impulsar y sostener un crecimiento dinámico. Aunque la información referencia datos del año 2012, los investigadores de Cepal dijeron que la información disponible mantiene las condiciones vigentes para este análisis.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL