Panamá: Hacia un próximo shock inflacionario

Panamá: Hacia un próximo shock inflacionario

Miguel Ramos

Economista

Históricamente, desde 1971, el dólar de los Estados Unidos registró una depreciación promedio entre el 2% y el 3% anual. Sin embargo desde el 2002 en virtud de factores económicos y políticos globales registró un promedio del 8% anual y después de la crisis financiera ha continuado su tendencia a la baja. Siendo Panamá una economía dolarizada los efectos de este fenómeno se manifiestan en una mayor inflación interna y que irrumpió con toda su fuerza a partir del 2005.

Naturalmente hay otros factores económicos que impulsan la inflación interna como el alza de la inversión extranjera, el incremento de la actividad turística, la inmigración de extranjeros de alto perfil económico, sea por razones de trabajo o porque deciden residir en Panamá, generando una población flotante cuyo gasto eleva la cantidad de dinero en circulación.

La decisión de la Reserva Federal (FED) de ejecutar una política de flexibilización cuantitativa profundizará aún más la depreciación del dólar en los mercados internacionales y tendrá significativos efectos inflacionarios en Panamá. Estas medidas tuvieron como efectos inmediatos el alza del oro y la plata, de las materias primas estratégicas, de los alimentos y de toda una variedad de productos clasificados como commodities.

Otro efecto de esta decisión de la FED es que inunda al resto del mundo de dólares en busca de transacciones rentables con lo que se registrará un incremento importante de depósitos extranjeros en el centro bancario elevando todavía más el nivel de liquidez del mismo. Con esto los bancos relajaran aun más el crédito tanto hipotecario como el de consumo lo que también tendrá un impacto inflacionario.

Esto dinamizará aun más el crecimiento de nuestra economía lo que genera presiones inflacionarias tanto por el lado de los costos como por el lado de la demanda.

Siendo Panamá un importador neto de materias primas, alimentos e insumos no hay la menor duda que esto tendrá un impacto en los precios internos que podrían igualar o rebasar el shock inflacionario del 2008.

¿Qué puede hacer Panamá frente a esto? Como Panamá es una economía dolarizada no hay banca central, y las autoridades no pueden ejecutar medidas efectivas para disminuir el calentamiento de la economía. La única medida que podría tomar la Superintendencia de Bancos es la de restablecer la figura del encaje legal, derogada en la década de 1990 al reformarse la Ley Bancaria. Otra medida sería llegar a un acuerdo con los bancos para que restrinjan el crédito bancario para enfriar el consumo. Pero generalmente este tipo de acuerdos no tiene efectividad.

El problema más grande, es el impacto que tendrá en los precios de los alimentos en un momento en que el sector agropecuario panameño registra un retroceso en casi todos sus rubros.

Lo que esto nos indica es que la política seguida por los diferentes gobiernos de turno desde 1990, de profundizar la internacionalización de la economía panameña no conduce a un verdadero desarrollo económico. Esta internacionalización ha sido dinamizado por el sector terciario (comercio y servicios) en desmedro de los sectores secundario(manufacturero) y primario(actividades agropecuarias).

Esto ha convertido a Panamá en la práctica en una economía monoproductora de servicios. Y una característica de las economías monoproductoras es su incapacidad de poder resistir choques externos. En estas condiciones estructurales la economía panameña jamás alcanzara el nivel del primer mundo.

La evidencia empírica ha demostrado que solo el desarrollo de los sectores productivos de una economía (sectores primario y secundario) que amplíen el mercado interno disminuyen los desequilibrios sectoriales y esto es lo que no se ha hecho en los últimos 21 años. Con un mercado interno más desarrollado la economía tendría mayor capacidad para resistir los choques externos. Dicho en términos más sencillos lo que necesitamos es una economía más homogénea.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL