Panamá lanza el proyecto Biobanco

Panamá lanza el proyecto Biobanco
Panamá requiere desarrollar información sobre el déficit polinizadores o abejas sin aguijón, también conocidas como productoras de “miel de palo”.| Cortesía

Durante 18 años, los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el Departamento de Agricultura (Usda) y la Fundación Nacional de Ciencias (NSF), todas agencias de los Estados Unidos (EU), y seguidamente el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), financiaron un extenso y exitoso programa de capacitación, conservación y descubrimiento de compuestos de posible uso médico y agrícola utilizando productos naturales de Panamá.

El Fideicomiso de Agua, Áreas Protegidas y Vida Silvestre del Ministerio de Ambiente (Miambiente) ha destinado $625,000 para la organización de un repositorio, “BioBanco Panamá”, de todos los microorganismos, extractos y compuestos recogidos durante el proyecto que finalizó en el 2014.

Con estos fondos se garantiza la continuación del programa de descubrimiento de productos beneficiosos para la salud y la agricultura con estas muestras.

Este repositorio será establecido en el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología de Panamá y Servicios de Alta Tecnología de Panamá (Indicasat AIP) cuya sede se encuentra en Ciudad del Saber.

A través de esta colección, el Miambiente tendrá de manera precisa la identidad de nuestro recurso biológico, identificado su potencial médico y agrícola, y podrá verificar y aplicar regulaciones en cuanto al uso biotecnológico de los mismos, como los descritos en el Protocolo de Nagoya, del cual Panamá es firmante.

Con el “BioBanco Panamá” además se estudiarán alrededor de 500 cepas, 1,000 extractos microbianos y 20 compuestos ya en existencia, que serán catalogados, analizados en bioensayos antiparasitarios (contra los causantes del Mal de Chagas, Malaria, Leishmaniasis) y cáncer, así como antimicrobianos, al igual que se utilizarán para probar su actividad contra patógenos de importancia agrícola.

Proyecto piloto 

El ministerio a través de este Fideicomiso, financiará otro componente de este proyecto centrado en el uso de insectos polinizadores.

Las abejas son el más importante y predominante grupo de polinizadores de plantas en flor, por lo que su existencia es crítica para la sostenibilidad de la vida sobre el planeta.

Para asegurar su existencia, Panamá requiere desarrollar información sobre el déficit polinizadores (específicamente en abejas), y este financiamiento permitirá lanzar un estudio piloto con abejas sin aguijón, también conocidas como productoras de “miel de palo” y se desarrollarán actividades sostenibles en las zonas rurales de del corredor biológico mesoamericano, como lo será la producción de esta miel.

Este proyecto estudiará la diversidad y riqueza de las abejas, con la implicación social del aprovechamiento de recursos por comunidades rurales en zonas específicas del Corredor Biológico Mesoamericano (Boquete-Volcán, Chiriquí, Santa Fé-Veraguas, San Miguel-Coclé).

Con este proyecto se establecerán ocho meliponarios en cuatro corregimientos de Colón y Coclé, entre las cuencas de los ríos San Miguel, Río Indio y Coclé del Norte.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com