Panamá logra reproducir atún aleta amarilla en cautiverio

Permitirá investigar mejor la especie y cultivarla con fines industriales

Caged Yellowfin tuna, Mexico

La Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (Arap) informó que  un equipo de científicos de esa entidad ha logrado la reproducción en cautiverio del atún de aleta amarilla, un logro científico que podría no solo facilitar el incremento de la población de esa especie marina, sino que, además el desarrollo de granjas para cultivarla en cautiverio con fines de consumo local y para su procesamiento industrial con fines de exportación.

Iván Flores, director de la Arap, explicó a Capital Financiero que este adelanto científico es el producto de una investigación que se inició hace cuatro años en la estación de Achotines, ubicada en la península de Azuero, con la cooperación de la Convención Internacional del Atún Tropical (Ciat) y la Agencia Japonesa de Cooperación (Jaica) con el fin de lograr la reproducción de esta especie en cautiverio.

Indicó que a la fecha se ha logrado producir alevines de atún de aleta amarilla, lo que permitirá conocer su proceso de crecimiento en cautiverio, de forma que puedan, posteriormente, ser liberados para incrementar la población en las costas de Pacífico panameño.

Sin embargo, Flores señaló  que este no es el único objetivo, ya que la idea es emular a Japón, que hasta la fecha era el único país en el mundo que había logrado reproducir el atún en cautiverio, pero que., demás ha logrado hacerlo en los volúmenes necesarios para poder destinar una parte de su producción al consumo local y otra parte para su procesamiento industrial con fines de exportación.

A este respecto, el ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Jorge Arango, destacó que en este momento la Arap forma parte de los esfuerzos que adelanta su despacho para incrementar la producción de alimento en el país y reducir las importaciones, esfuerzo en el que la producción de atún en cautiverio puede jugar un papel muy importante.

Pero, la producción de atún en cautiverio no solo podría tener un impacto significativo en los hábitos alimenticios de los panameños, sino también en  atraer inversión productiva al país, especialmente de Chile, país que ya ha expresado su interés por aprovechar las ventajas arancelarias con que cuenta Panamá para acceder a los mercados de Canadá, Estados Unidos 
(EE.UU.) y Europa a través de los Tratados de Libre Comercio (TLC), especialmente en productos procesados como el atún.

En una entrevista exclusiva con Capital Financiero, Roberto Paiva, director de Pro-Chile, la agencia gubernamental para la promoción de exportaciones de ese país, señaló que adelanta gestiones para evaluar la posibilidad de utilizar la plataforma logística y el alto nivel de conectividad marítima y aérea de Panamá para que los empresarios de ambos países puedan desarrollar algunos encadenamientos productivos con el fin de aprovechar el acceso preferencial con que cuentan en los principales mercados internacionales.

Paiva destacó que en el encadenamiento productivo es en donde realmente están las mayores potencialidades del TLC pactado entre Chile y Panamá, porque ya sea mediante el intercambio de materias primas o el desarrollo de algunos procesos en uno u otro país, los sectores productivos pueden encontrar caminos de colaboración e intercambio de tecnología que potenciarían no solo sus exportaciones, sino  la competitividad de sus economías.

En el tema del atún Paiva mencionó la posibilidad de que la industria chilena establezca en Panamá parte de sus procesos a fin de cumplir con las Reglas de Origen establecidas en los acuerdos comerciales antes mencionados y beneficiarse de los accesos preferenciales pactados por Panamá, algo que podría lograrse más fácilmente si además logran contar con un
suministro económico y permanente de materia prima, es decir, atún de aleta amarilla. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia