Panamá logró el Récord Guinnes del patacón más grande del mundo

Panamá logró el Récord Guinnes del patacón más grande del mundo
Con esto, Panamá se convierte en el primer país en llegar a la marca de esta clasificación.| Cortesía

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, Panamá logró el Récord Guinness del patacón más grande del mundo con 111.40 kilogramos (kg) de peso tras el pesaje oficial, y midió 3.4 metros de diámetro. La comunidad indígena Ipetí Emberá cocinó el patacón gigante, bajo la guía de la empresa de responsabilidad social Impacta y su equipo.

Con esto, Panamá se convierte en el primer país en llegar a la marca de esta clasificación. Para su elaboración, se emplearon 1,200 plátanos, 1,250 litros de aceite y para su preparación contó con la participación de 134 personas de la comunidad indígena en todo el proceso, quienes fueron dirigidos por Impacta, y por las chefs panameñas, Rachel Pol Policart y Oriana Bekerman.

A este evento asistió el adjudicador de Guinness World Records, Carlos Tapia, para verificar y validar el cumplimiento de cada uno de los requisitos del récord mundial. Además, estuvieron cuatro testigos oficiales para validar el récord: El metrólogo (especialista en métrica para validar el pesaje del patacón) Moisés Espino, el chef Joaquín Aizpura, un inspector de sanidad del Ministerio de Salud (Minsa) y el ingeniero de alimentos Adrian Ayala.

“El peso mínimo tenía que ser de 100 kg. Panamá fue el primer país en intentar llegar a la marca de los 100 kg del patacón más grande del mundo”, manifestó el juez y adjudicador de Guinness World Records, Carlos Tapia.

Según Tapia, los criterios evaluados para  la distinción fueron: Que el patacón fuera una sola pieza sin romperse (al sacarlo del aceite); que  un metrólogo certificara el peso final del patacón, que un testigo experto en cocina verificara los procesos y que fueran los tradicionales y los de un patacón, que un funcionario de salubridad salvaguardara los protocolos de manipulación de los alimentos, y que al final, el patacón se repartiera a la población sin haber desperdiciado nada.

La creadora del proyecto y directora de Impacta, Sabrina Naimark, explicó que, con esta iniciativa, se celebró el Día Mundial de la Alimentación y se logró otorgar protagonismo a uno de los platos estrella de la gastronomía panameña.

“También, la comunidad indígena promovió el rescate de sus costumbres originarias y el país se benefició turísticamente por su riqueza cultural. Además se logró unir al país por una causa y se creó la oportunidad a nuestro país entero de sentir el valor humano. Las acciones lo cambian todo y en este caso lo demostramos no solo en Panamá sino al mundo”.

En tanto, la chef Rachel Pol, indicó que el éxito operativo se debió gracias a diversos factores: La capacitación de cocina que recibió la comunidad, la cantidad de pruebas que se hicieron para lograr el peso y la masa, el uso de muchos plátanos para lograr que pesara la masa, el uso de la hoja bijao para evitar que se pegara el plátano a la malla metálica y la unión de la comunidad.

Para Sara Omi, Autoridad Tradicional del Congreso General Emberá de Alto Bayano, consideró que este evento fue un ejercicio para empoderar a las mujeres indígenas, que pudieron participar junto a los hombres en este proyecto, desde los procesos de cocina hasta el emprendimiento y la venta de artesanías.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia