Panamá necesita una Autoridad de Movilidad: Pedir permiso a la Attt no se entiende, sostiene Blandón

Panamá necesita una Autoridad de Movilidad: Pedir permiso a la Attt no se entiende, sostiene Blandón
El alcalde José I. Blandón dijo que una de las prioridades de ciudad de Panamá es la movilidad. | ElCapitalFinanciero.com
Segunda de dos entregas:  Entrevista al alcalde de Panamá, José Isabel Blandón, sobre los planes de movilidad urbana en ciudad de Panamá y resto del área metropolitana.

Desde la Alcaldía de Panamá se impulsa la creación de la Autoridad Metropolitana de Movilidad así como otros proyectos relacionados con estacionamientos y transporte público, desde una óptica integral que incluya:  El Metro de Panamá, rutas alimentadoras y todo lo que tiene que ver con el movimiento de las personas dentro del área urbana.

En esta entrevista, el alcalde capitalino José I. Blandón habla sobre el tema y también plantea la necesidad de cambiar el modelo de gestión a la hora de intervenir con obras en los barrios, para que se trabajen de manera integral y se cuide lo que denomina la “economía de la ciudad”.

>>> ¿A qué se refiere usted cuando habla de la “economía de la ciudad” y cuestiona la labor que realizan (o no) algunas entidades públicas?

El ejemplo más concreto es Obarrio. Ha sido un desastre. Tienen ya cerca de cinco años de estar desarrollando un proyecto de soterramiento que no terminan, ni se ve un final a corto plazo y que solamente contempla soterramiento. No contemplaron los temas de drenaje, de aguas servidas.

Ahora el Idaan está hablando de un proyecto para Obarrio, de volver a abrir huecos en Obarrio, pero esta vez con las competencias que tiene que ver con el Idaan, y nadie habló de aceras. Eso es una forma ineficiente de administrar los recursos públicos.

Cuando se va a intervenir un barrio debe hacerse de manera integral. Deben considerarse los esfuerzos de todas las instituciones. Y quien hace eso en la mayoría de las ciudades del mundo es el gobierno local, porque es la autoridad urbanística. Aquí en Panamá no estábamos acostumbrados a eso.

Lo que esperamos poder hacer es que a través de los ejemplos de Vía Argentina, de Calle Uruguay, de la Revitalización Urbana pueda ver ese nuevo modelo de gestión y que se convierta en la práctica ya usual, de que cada vez que se va a intervenir un área, todas las instituciones que tenemos que ver con mejoras en esas áreas actúen al unísono, al mismo tiempo, no una después de la otra.

>>> Ahora bien, la Alcaldía está asumiendo varios de esos costos…

Sí. Los estamos asumiendo porque creemos que es el costo de empezar un nuevo modelo, de que sea un plan piloto, una vitrina que nos permita decir: así es cómo debiéramos hacerlo en el resto de los lugares. Por eso, hemos decidido asumir el costo. Es alto, pero necesario. Y hay que verlo desde la perspectiva de que se está haciendo una inversión integral. No es una inversión en aceras, ni en soterramiento, ni en aguas servidas. Es una inversión en todo al mismo tiempo.

>>> ¿No ha tenido problemas con sus pares o entidades o ministerios que tienen que ver con este tipo de trabajos?

Sí, por supuesto que es complicadísimo. Pero el hecho de que la Alcaldía tenga una visión clara de lo que quiere hacer, que tiene un liderazgo comprometido con esa visión ha ayudado a que las cosas se fueran haciendo. Hemos ido avanzando, no sin complicaciones. Tenemos ahora mismo el proyecto de Vía Argentina que ha arrancado y hemos tenido problemas, por ejemplo, con el Tránsito para que nos ayude a manejar las incomodidades que un proyecto como este genera. Pero son ajustes que vamos haciendo sobre la marcha.

Lo importante es que aquí al final se nos podrá criticar lo que hemos hecho. Las equivocaciones que seguro cometeremos a lo largo de la ejecución de estos proyectos que son novedosos para la Alcaldía. Pero lo que no nos van a poder criticar es de no haber hecho nada.

>>> Usted ya ha hablado de la necesidad de asumir la administración del aseo urbano y domiciliario de ciudad de Panamá. Lo ha dicho varias veces, incluso en CADE 2017. ¿Se mantiene esa solicitud, va a seguir haciendo gestiones para recuperar a la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario de Panamá?

Sí. La relación nuestra con el Presidente de la República es muy buena, quien ha dado pasos importantes para la descentralización del país. Pero hay dos temas que están pendientes de lo que fue su agenda y nuestra agenda en la campaña electoral. Nosotros nos comprometimos ambos con dos cosas: El traspaso de las competencias de la recolección de residuos de la Autoridad de Aseo al Municipio [de Panamá] y eso no se ha cumplido y debe cumplirse porque esa es una competencia que le toca al Municipio y no se justifica que siendo el municipio más grande del país, con más recursos, que mejor ha administrado la descentralización, seamos el único municipio que no está manejando el tema de residuos. Los otros 76 sí tienen esa responsabilidad.

El otro tema es que en el Plan Integral de Movilidad Urbana Sostenible (Pimus) está establecido que pasemos de una Autoridad Nacional del Tránsito a una Autoridad Metropolitana de Movilidad. Eso estaba en el plan de gobierno del presidente Juan Carlos Varela, estaba en mi plan de gobierno, nos comprometimos ambos a hacerlo y lamentablemente la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (Attt) no ha dado ningún paso concreto en esa dirección.

>>> En la práctica, ¿qué significaría esa Autoridad Metropolitana de Movilidad? ¿Tendría jurisdicción por encima de las disposiciones de la ATTT?

A nivel del área metropolitana sería la Autoridad. La Autoridad Nacional tiene que ver eso: las regulaciones nacionales. Pero en la parte metropolitana, y por metropolitana no me refiero solamente al distrito de Panamá, me refiero a San Miguelito, Arraiján, La Chorrera, los alcaldes de estos cuatro distritos tendríamos voz y voto en esa Autoridad, sin menospreciar a la Autoridad Nacional que también debería ser parte de la misma.

Lo que sucede es que nosotros estamos, por ejemplo, haciendo este tipo de intervenciones que se están haciendo en el centro de la ciudad y como parte de los planes integrales sale a relucir que necesitamos establecer rutas alimentadoras. Rutas que lleven a la gente de la estación del metro de la 5 de mayo al Casco Antiguo, para que la gente no tenga que ir en carro particular al Casco. Para que las lleven de los estacionamientos que vamos a hacer en las afueras del Casco hacia el Casco y sacar los carros del Casco.

Pero, ¿qué resulta? Que el municipio está haciendo estas inversiones, tiene esta planificación, y para poder implementar una ruta tenemos que ir a pedirle permiso a una Autoridad Nacional del Tránsito, que tiene que ver todos los problemas del tránsito desde Darién hasta Bocas del Toro.

>>> ¿Desde la Alcaldía de Panamá podrían administrar la gestión de las rutas alimentadoras o busitos que se incorporarían al sistema?

Quizás no estemos listos todavía a este nivel que te voy a decir, pero el Metro en Quito, en Medellín, en México… en Barcelona, el Metro es una responsabilidad del gobierno local. Hemos hecho un plan de ciudad, un estudio exhaustivo de la problemática de la ciudad, definimos prioridades, y una de las prioridades de esta ciudad es movilidad. ¿Cómo así entonces que el gobierno local no tiene ni voz ni voto en los temas de transporte público? Que cada vez que vamos a hacer algo tenemos que pedir permiso a una Autoridad Nacional, eso no se entiende en un contexto de descentralización.


Vea también la parte 1 de la Entrevista al Alcalde Blandón: “Nosotros estamos haciendo justicia: Repartiendo el espacio público como corresponde, al que es mayoría”
Consulte el especial:  Movilidad Urbana Sostenible en Panamá

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL