Panamá necesita volver a crecer por encima de 6.5%

Panamá necesita volver a crecer por encima de 6.5%
Lo que ayudará a reducir el desempleo y potenciar las inversiones| Archivo

Para mantener saludables las cifras de empleo, inversión e inflación, Panamá necesita cumplir con una meta que en 2019 todavía no parece alcanzable: Un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) por encima del 6.5%.

Manuel Ferreira, director de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), recuerda que 2018 se caracterizó por un nivel de expansión del 3.6% para el tercer trimestre, por debajo de su potencial. 

Panamá ha replicado una tendencia que también se observa en América Latina y el Caribe.

De hecho, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en su reciente informe, revisó  a la baja la proyección de crecimiento de la región, tanto en 2018 como en 2019 y, en el caso de Panamá, pasará de 4.2% en 2018 a 5.6% en 2019.

“Cuando crecemos por debajo del 6.5% comienzan los problemas de desempleo e inversión”, advirtió Ferreira.

En general, el escenario del 2018 reflejó una expansión mucho menor al histórico de los últimos 10 años.

Indicó que para hacer comprensible este comportamiento, los sectores comercio, agropecuario y construcción, en este orden, son los que más empleo generan y están asociados a la dinámica interna del país.

Personas con trabajo son consumidores de bienes y servicios, pero si los sectores que más empleo generan están a la baja, a lo que agrega Ferreira un elevado empleo informal (entre 40% y 41%), es comprensible entender la ralentización económica.

El Canal ha mantenido su expansión; los puertos un poco menos y la Zona Libre de Colón (ZLC) ha repuntado, pero los sectores vinculados a la economía interna están en descenso y eso tiene un impacto en la misma situación económica.

Expectativa
Al analizar el 2019 en perspectiva, Ferreira subraya que habrá un cambio en la administración pública, “y siempre en los procesos preelectorales existe una estabilidad en el tema de inversiones por la  expectativa  que genera la llegada de una  nueva administración”.

Con respecto al empleo, la dinámica de los contratos ante el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), en las tres formas, contrato indefinido, definido y de obra determina (construcción), se mantuvo en negativo en los 10 primeros meses de 2018.

El especialista señala que para el primer trimestre de 2019, de acuerdo con Manpower, en general, serán bajas las expectativas de contratación.

Los sectores que mantienen su dinamismo (Canal) emplean entre 120,000  y 140,000 personas, pero los demás trabajadores están en los sectores comercio, agropecuario y construcción y el 41% de esos empleados no tienen título de bachiller”.

Ocurre que al generarse pérdida de empleos, ese trabajador menos calificado no logra conseguir un puesto de trabajo en otras áreas y pasa a la informalidad e impacta el consumo.

2019 será un año con un crecimiento mayor al de 2018, entre 4.5% y 5.0%, pero todavía vamos a crecer por debajo del potencial”, precisó el director de Asuntos Económicos de la Cciap.

Del lado del nuevo Gobierno, deberá enfrentar varias situaciones, entre otras, recibir un presupuesto ya ejecutado y solo con seis meses de operación, dependiendo de los recursos que deje la anterior administración.

Desde este escenario, considera que en función de los planes, estrategias y proyectos de inversión, una mejor expectativa de crecimiento puede apuntar hacia el año 2020.

Ferreira precisó  que la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) traerá a jóvenes que serán futuros profesionales y si se van con una buena impresión de Panamá ayudarán a potenciar el turismo.

Suma los grandes proyectos de construcción que ayudarán a activar la contratación y la economía.

Ferreira reconoce que existe preocupación entre los empresarios porque se requieren programas para reactivar la economía. 

Y en ese sentido indicó que es importante atender las demandas de los productores del campo porque es el segundo empleador de país.

Sobre  la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con China,  Ferreira  señaló  que las  expectativas, en algunos casos son positivas y, en otros, hay interrogantes, pero lo importante es lograr acuerdos equilibrados.

El especialista evalúa de manera positiva el aporte que Minera Panamá podrá dejar al PIB en 2019, si logra que las exportaciones superen los $1,000 millones.

Recordar que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional el contrato entre el Estado y la sociedad Minera Petaquilla, concesión que ahora controla Minera Panamá. La empresa está a la espera de una aclaración del fallo.

Ferreira resaltó que “en el ámbito empresarial, en 2018 se vivió una dinámica similar al 2004. En esa oportunidad,  se registró la venta de varias empresas nacionales y, el año pasado, una segunda ola con ventas de acciones y recomposiciones en el mercado que afectan a proveedores y trabajadores”.

Destacó que Panamá sigue siendo un puerto seguro para la Inversión Extranjera Directa (IED), pero cuando se desacelera la economía, puede llevar a demorar las decisiones.

Sin embargo, la reinversión de utilidades se mantiene, lo que es una muestra de confianza, añadió.

Ante este panorama, la Cciap definió el proyecto Agenda País (2019-2024), con la visión de fortalecer la gestión gubernamental en este periodo.

Pone énfasis en la educación, en la institucionalidad, el crecimiento económico, la reforma a la Caja del Seguro Social (CSS) y los servicios médicos, entre otros temas.

La Agenda País es un documento que se le ha presentado a los candidatos presidenciales y esperan que sea un punto de partida para caminar en firme hacia el 2020 que promete mejores perspectivas.

Banca estable
Carlos Javier Moreno, gerente de País-Panamá del Banco Centroamericano de Integración Económica (Bcie), subrayó que la estabilidad y credibilidad del país se ve reflejada en las calificaciones de riesgo, lo que muestra la importancia de Panamá en el contexto de la economía regional y global.

Por su lado, Rolando de León de Alba, gerente general del Banco Nacional de Panamá (BNP), apuntó que  pese al proceso electoral, existe un consenso nacional de cómo  se debe manejar el país, con perspectivas hacia el futuro y con independencia de quiénes estén en el poder.

En el caso del desempeño del sector bancario, resaltó que las mayores regulaciones no han mermado el crecimiento ni la rentabilidad.

De León de Alba señala que este escenario hace atractivo al país  para los propios jugadores locales y en particular los internacionales, hecho saludable porque más inversión extranjera equivale a nuevos actores que dinamizan la economía

Violeta Villar Liste
Violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias