Panamá Oeste crece

barriada

El crecimiento poblacional de la nueva provincia de Panamá Oeste supera con creces las inversiones en infraestructura básica: Agua, salubridad, energía, carreteras, transporte, educación y salud, entre otras.

Los desarrolladores inmobiliarios y de centros comerciales han encontrado una tierra prospera en los distritos de Arraiján, La Chorrera y hasta Capira. Cada mes surgen nuevas barriadas, pese al congestionamiento vehicular diario de ida y venida entre Panamá Oeste y la capital panameña, ya sea por estudio, trabajo o negocios.

El desarrollo de Westland Mall cambió la configuración comercial de Arraiján, los residentes del Oeste ahora prefieren realizar sus comprar en este centro comercial y evitarse el estrés que generan los tranques a la hora de acudir a los mall de la ciudad de Panamá.

Estas inversiones se han dado para atender las necesidades de consumo de la creciente población de nacionales y extranjeros que han migrado a Panamá Oeste. Podríamos decir en buena hora para esta región.

Pero la expansión poblacional ha traído consigo otros desafíos. Los centros médicos privados y públicos se han quedado pequeños y no están equipados con los últimos avances tecnológicos. Centros de atención primaria en La Chorrera: Panamericano y Saturno, por ejemplo, están abarrotados. Además, hay una carencia de especialistas en la región.

Entre tanto, el Hospital Nicolás Solano de La Chorrera, carece de equipos modernos para realizar resonancia magnética, estudios avanzados del cerebro y del corazón. La capacidad del hospital ha sido superada. En un fin de semana es normal, encontrar pacientes que pasan uno hasta dos días en la sala de emergencia porque no hay camas para tanta gente.

En el campo educativo, la llegada de cientos de familias, igualmente ha superado la capacidad de los centros educativos públicos del Oeste, a pesar que se han construidos nuevos colegios secundarios durante la última década, y la llegada de una clase media con mayor poder adquisitivo está animando al sector privado a construir nuevos colegios. Mas no hay duda, el arribó de nuevas familias a Panamá Oeste supera la oferta educativa.

Los desarrolladores inmobiliarios, también han capitalizado el hecho que las plantas potabilizadora Laguna Alta y de Mendoza, abastecen de agua a la región y construyen nuevas variadas a lo largo de su recorrido.

Un ejemplo de ello son las barriadas nuevas que se construyen en paralelo a  la toma de agua potable que procede del corregimiento de Mendoza, cuya planta es operada y administrada por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). Un corregimiento extenso y poco habitado como Herrera, hoy aloja más de 10 barriadas y hay otras dos en construcción.

De no darse una planificación adecuada para colocar los servicios básicos a la par del crecimiento de la población de Panamá Oeste, los actuales problemas de salud, salubridad, educación, entre otros, pueden generar graves problemas sociales. Es mejor prevenir que lamentar.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL