Panamá ofrece ventajas para ser eje de la Ruta de la Seda en Latinoamérica

Panamá ofrece ventajas para ser eje de la Ruta de la Seda en Latinoamérica
Algunos opinan que para lograr el éxito de la Iniciativa de la Ruta de Seda, los gobiernos de la región deberán fortalecer sus valores e instituciones democráticas.| Fotolia

Panamá con su posición geográfica, su conectividad marítima, aérea y terrestre, así como su amplia red de Tratados de Libre Comercio (TLC) y acuerdos internacionales, puede convertirse en el punto crítico de la iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda que desarrolla la República Popular China y que podría ayudar a unir a los países de América Latina, según el economista Eddie Tapiero.

Tapiero, quien presentó su libro “La Ruta de la Seda y Panamá: Escenario prospectivo estratégico entre América y China”, dijo que una mayor participación de Estados Unidos (EE.UU.) y su integración en la iniciativa pueden ofrecer resultados beneficiosos para todos: Gobiernos y empresas.

El economista justifica su punto de vista en el hecho que ya existen empresas estadounidenses como GE y Johnson Controls que venden grandes cantidades de equipos para proyectos en Asia y podrían hacer lo mismo en América Latina.

Agregó que las firmas estadounidenses podrían convertirse en socios estratégicos de las firmas chinas en muchos proyectos en América Latina.

Tapiero señaló que, para lograr el éxito de la Iniciativa de la Ruta de Seda, los gobiernos de la región deberán fortalecer sus valores e instituciones democráticas, garantizar el estado de derecho y tener tolerancia cero con respecto a la corrupción.

Los gobiernos latinoamericanos deben madurar desde las posiciones populistas tradicionalistas y avanzar hacia una nueva posición híbrida, democrática, orientada al mercado, competitiva y social”, concluye.

Rodolfo Sabonge, quien fungió como vicepresidente de Mercadeo de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y hoy día es consultor, dijo que el libro de Tapiero sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta se enfoca en mejorar las infraestructuras de transporte, mejorar los procesos logísticos asociados al comercio y a reducir la barrera del comercio.

Sabonge explicó que, de 240 millones de toneladas largas que transitan por el Canal, cerca de 170 millones tienen origen y destino en EE.UU., y muy distante, menos de 45 millones de toneladas largas, tienen origen o destino en China, pero de estos 45 millones, 33 millones de toneladas largas tienen origen o destino en EE.UU.

Ambos usuarios son tan importantes para el Canal de Panamá, porque la vía sirve al comercio que fluye entre el fabricante y el mercado de consumo más grande del mundo.

El consultor y antiguo colaborador de la ACP expresó que para Panamá lo más importante es que cualquier iniciativa que busque utilizar nuestra ruta debe, fundamentalmente, orientarse a lograr nuestro desarrollo y beneficio económico.

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias