Panamá opta por negociar un TLC de alcance parcial con China

Panamá opta por negociar un TLC  de alcance parcial con China
La decisión fue revelada en exclusiva a Capital Financiero por el titular del Mici, Ramón Martínez| Archivo

Tras cinco rondas de negociación para la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la República Popular China desarrolladas durante la gestión del ex presidente Juan Carlos Varela, la administración del presidente de la República, Laurentino Cortizo, a través del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), anunció su decisión de continuar las conversaciones con el gigante asiático, pero limitando el alcance del acuerdo comercial al intercambio de bienes agrícolas e industriales, lo que se conoce como un TLC de alcance parcial.

La decisión fue revelada en exclusiva a Capital Financiero por el titular del Mici, Ramón Martínez, quien aclaró que el principal objetivo de la actual administración es potenciar las exportaciones de bienes agrícolas e industriales, por lo que la mejor opción para lograr ese objetivo es alcanzar un acuerdo que facilite el acceso de los productos panameños, en condiciones competitivas, al mercado chino.

Martínez destacó que un TLC de alcance parcial conlleva el intercambio de las listas de productos que cada país aspira que ingresen libre de arancel al mercado de la contra parte, dando inicio a una negociación cuyo objetivo es garantizar un trato preferencial sólo para los productos beneficiados por el acuerdo y no al 100% de la oferta exportable de cada país.

Otra razón por la que se tomó esta decisión, según informó el ministro Martínez, es que el país carece de los laboratorios necesarios para certificar la inocuidad de una amplia gama de productos, lo que ha limitado la posibilidad de aprovechar las ventajas que ofrecen los acuerdos comerciales firmados con otros socios comerciales como Estados Unidos (EU) y la Unión Europea (UE), una experiencia que no se quiere repetir en el caso de la República Popular China, de forma que se trabajará en este tema ante de poder extender el TLC con ese país a toda la oferta exportable de ambas partes.   

La decisión de la administración Cortizo implica un cambio profundo en la estrategia de negociación con la República Popular China, que hasta ahora estaba centrada en negociar un TLC moderno, amplio y abarcador, que le permitiría a las empresas chinas aprovechar la plataforma logística, financiera y comercial de Panamá para impulsar una mayor presencia de sus productos en la región Latinoamérica, así como un acceso libre e inmediato para la oferta exportable panameña al mercado chino, estimado en cerca de 1,400 millones de consumidores. 

Al ser consultado sobre el futuro de las negociaciones el embajador de la República Popular China en Panamá, Wei Giang, dijo que los esfuerzos para alcanzar un arreglo comercial de mutuo beneficio para ambos países releja la política del Estado chino de promover el libre comercio y la globalización económica internacional, por considerar que en el siglo XXI, el resurgir del proteccionismo y el unilateralismo ha generado una gran turbulencia para el mundo de los negocios.

Destacó que es por eso que China aboga por los esfuerzos conjuntos para facilitar el acceso nuevos mercados mediante acuerdos comerciales que permitan establecer zonas de libre comercio, ya que estas pueden ser una vía útil para tales propósitos, una visión que, a su juicio, es compartida con Panamá y que se ha traducido en cinco rondas de negociación para la firma de un TLC entre ambos países, pero teniendo en plena cuenta los intereses y sensibilidades mutuas.

No obstante, el embajador Wei advirtió que a la hora de trabajar este tipo de negociación, “es de vital importancia para China tener en plena consideración los intereses mutuos, sin pretender imponer las ideas, un cronograma o un plan de negociación que favorezca a una de las partes, sino más bien consensuado, consultado y comprendiéndonos mutuamente” y expresó la disposición de China a “seguir trabajando con su contraparte panameña, en función de los interés de Panamá,  siempre sobre la base del respeto mutuo y la confianza mutua”. 

El lanzamiento oficial del proceso de negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Panamá y la República Popular China se hizo  el 12 de junio de 2018, día en que se cumplió el primer año del establecimiento de relaciones diplomáticas y comerciales plenas entre ambos países. 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias