Panamá pierde terreno en tecnología

Chile, Barbados, Uruguay y Costa Rica lideran la revolución tecnológica en la región

Foro Económico

Chile volvió a colocarse una vez más como el país latinoamericano que mejor utiliza las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) para impulsar el desarrollo social y económico, según el Global Information Technology Report 2015 del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), mientras que Panamá descendió ocho peldaños del ranking para colocarse como la quinta economía de la región en la aplicación de la innovación tecnológica.

De acuerdo con el estudio del WEF, Chile ocupa el puesto 38 en el índice anual de preparación en materia de redes (Networked Readiness Index – NRI), que evalúa la capacidad de 143 economías en la utilización de las TIC , seguido de  Barbados, que ocupa el puesto 39, Uruguay  está  en la posición 47, Costa Rica aparece en el escaño 49 y Panamá marca en la posición 51.

Es importante destacar que estos cinco países se ubican en mejores posiciones que las cuatro mayores economías de la región, entre las cuales Colombia es la mejor situada en el puesto 64 (baja uno), seguida por México en la posición 69,  Brasil en la 84 y Argentina que en la posición 91 escaló nueve puestos desde un punto de partida muy bajo.

Por su parte, Haití, en el puesto 137, sigue ocupando el último lugar entre los países de la región.

Aunque los retos siguen siendo considerables, la región muestra tendencias alentadoras, pues 14 de sus 23 países han mejorado su puntuación respecto al año pasado y 19 lo han hecho en comparación con 2012.

En particular, Costa Rica (49, sube 9 puestos respecto a 2012), El Salvador (80, sube 23 puestos desde 2012), Perú (90, sube 16 puestos desde 2012) y Bolivia (111, sube 16 puestos desde 2012) se encuentran entre los países que más han avanzado desde 2012.

Los mejor posicionados

Singapur sustituye a Finlandia en el primer lugar de la clasificación.

Siete de los 10 primeros países son europeos. Los EE.UU. (7) y Japón (10), que avanza seis puestos, completan los diez primeros. Los cuatro tigres asiáticos y los cinco países nórdicos todos los cuales figuran entre los 20 primeros siguen siendo ejemplos de excelencia en TIC.

Los resultados del NRI indican que aumenta la brecha entre las economías con los mejores resultados y aquellas con los peores. Desde 2012, las situadas en el 10% más alto han mejorado el doble que las que ocupan el 10% más bajo, lo que pone de manifiesto la magnitud del reto al que se enfrentan los países emergentes y en desarrollo para desarrollar las infraestructuras, instituciones y habilidades necesarias para aprovechar plenamente las TIC, ya que tan solo un 39% de la población mundial tiene acceso a Internet a pesar de que más de la mitad posee actualmente un teléfono móvil. Los avances de los mayores mercados emergentes del mundo hacia la preparación en materia de redes han resultado en gran parte decepcionantes.

Crece la brecha digital

El informe muestra que la brecha digital entre los países está aumentando, algo que resulta muy preocupante en vista del incesante ritmo del desarrollo tecnológico. Los países menos desarrollados corren el riesgo de quedarse aún más rezagados y se requieren urgentes medidas para evitarlo, manifiesta Soumitra Dutta, decano Anne and Elmer Lindseth  de la Escuela de Posgrado de Administración Samuel Curtis Johnson de la Universidad de Cornell y coeditor del informe.

No obstante, aún cuando las economías de altos ingresos ocupan los primeros 30 puestos, como era de esperarse, el informe identifica una serie de países que han hecho mejoras considerables, tanto en su puntación como en su puesto en el índice.

Aunque los teléfonos móviles se utilizan en todas partes del mundo, la revolución de las TIC no se llevará a cabo por voz o SMS. Sin un mejor acceso a Internet a precios asequibles, gran parte de la población mundial seguirá viviendo en la pobreza digital y se perderá las enormes ventajas sociales y económicas que ofrecen las TIC, opina Thierry Geiger, Economista principal del WEF y coautor del informe.

El informe confirma la elevadísima correlación entre la adopción de las TIC por parte de las personas, empresas y gobiernos, por una parte, y la capacidad para generar impacto económico y social, por la otra, y señala igualmente que los gobiernos de todos los países deben asumir el liderazgo para crear un entorno normativo y empresarial favorable con mercados de TIC competitivos.

La banda ancha multiplica los ingresos, señala el doctor Robert Pepper, vicepresidente de Políticas Tecnológicas Globales de Cisco.

Para garantizar que las TIC beneficien a todos, es necesario que la adopción de la banda ancha aumente en todas partes, pero especialmente para las poblaciones de bajos ingresos. Los países y las personas sin conexión se están quedando rezagados, detalló.

Sin embargo, aunque la acción gubernamental es necesaria para hacer frente a la brecha digital, también deben hacerse esfuerzos para alentar a las personas a participar en la economía digital, argumenta Bahjat El-Darwiche, socio de Strategy& y jefe de prácticas de Comunicaciones y Tecnología en Oriente Medio.    


Hitler Cigarruista

hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia