Panamá, puerta de entrada de los países del Golfo Árabe

Panamá, puerta de entrada  de los países del Golfo Árabe
Un estudio del BID concluyó que solo con la firma de acuerdos comerciales y aumentando la presencia diplomática, América Latina y el Caribe podría incrementar su intercambio comercial con los países del Golfo Pérsico en unos $13,000 millones al año| Archivo

El Global Business Forum (GBF), que por primera vez se realizó fuera de Dubái y tuvo en Panamá su edición latinoamericana, posicionó al país como un hub de primer nivel para servir de plataforma logística, financiera y de negocios para las naciones del Golfo Árabe.

Organizado por la Cámara de  Comercio e Industria de Dubái, en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el GBF Latin America – Panamá 2019 se desarrolló durante los días 9 y 10 de abril, inaugurado por Juan Carlos Varela, presidente de la República de Panamá.

Un estudio del BID, elaborado a propósito del GBF, concluyó que solo con la firma de acuerdos comerciales y aumentando la presencia diplomática, América Latina y el Caribe podría incrementar su intercambio comercial con los países del Golfo en unos $13,000 millones al año.

Según el estudio, los países del Golfo Árabe (Baréin, Irak, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos), importaron de América Latina y el Caribe $10,900 millones en 2018, en tanto que exportaron a la región $5,400 millones.

El informe recomienda “firmar acuerdos comerciales, de inversión y de doble tributación; incrementar el número de representaciones diplomáticas; aumentar las rutas aéreas directas y fortalecer las comunicaciones entre las empresas para estrechar los vínculos comerciales”.

Fabrizio Opertti, gerente del Sector de Integración y Comercio del BID, señaló a Capital Financiero que los países del Golfo tienen especial interés en alimentos, metales, piedras semipreciosas y maquinaria mecánica, entre otros bienes.

Sin embargo, el comercio en la actualidad se concentra en Brasil, Argentina y México.

Opertti dijo que así como Dubái se promueve ante los exportadores latinoamericanos como el hub de Asia e incluso de África, lo mismo debe hacer Panamá, para que América utilice su hub logístico y financiero al negociar con los países del Golfo.

Opertti afirmó que Panamá está haciendo la tarea, pero tiene que contribuir a que las pequeñas y medianas empresas conozcan mejor la cultura de esos mercados y la manera de adaptar los productos panameños a su idiosincrasia.

El representante del BID es partidario de negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con esa región y lograr mayor conectividad aérea.

Estrategia de Dubái
Hamad Buamim, presidente y director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Dubái, al analizar el impacto del Global Business Forum Latinoamérica, señaló a Capital Financiero que “representa una oportunidad para fortalecer las relaciones bilaterales entre Panamá y el Emirato de Dubái”.

Dijo que este espacio ha sido clave para compartir tendencias y detalles sobre las oportunidades que América Latina puede ofrecer a las empresas de Emiratos Árabes Unidos, incluyendo a las más de 231,000 que son miembros de la Cámara de Dubái.

“Panamá es definitivamente un punto clave de la estrategia de expansión internacional de la Cámara de Comercio de Dubái. Estamos buscando activamente la cooperación económica y abrir el camino para fortalecer y generar nuevas alianzas con los principales actores del país; un centro de negocios que ofrece un gran intercambio comercial y potencial de inversión”, destacó Buamim.

Reiteró, conforme a lo anunciado por el presidente Juan Carlos Varela, que “existen planes de crear grupos de trabajo entre Panamá y Dubái para promover espacios de cooperación en sectores claves como turismo, bienes raíces, zonas francas, entre otros, con el firme compromiso de lograr resultados a corto plazo que beneficien a ambos mercados”.

Buamim subrayó que Panamá ofrece una variedad de oportunidades de inversión dentro de su creciente sector logístico, donde se están desarrollando importantes parques logísticos y zonas económicas especiales.

Indicó que Panamá y Dubái tienen muchas similitudes como puertas de entrada a sus respectivas regiones.

“Las dos economías se benefician de su ubicación estratégica, ambas son economías diversificadas, conectadas y orientadas al comercio exterior, al sector logístico y al  turismo”, reiteró Buamim.

Saad Ishtiaq, gerente de la oficina de Panamá de la Cámara de Comercio de Dubái, está convencido que el Foro superó las expectativas .

Resaltó que los Emiratos Árabes Unidos le compran a Panamá productos agrícolas como piña, café, maderas y productos del mar.

Panamá importa de la región materiales de construcción, hierro, acero y plástico.

Precisó Ishtiaq que el valor total del comercio entre Panamá y los Emiratos Árabes Unidos se sitúa sobre los $7 millones.

Sin embargo, a través de las zonas francas el movimiento supera los $26 millones, de allí que considere que estos centros de operaciones pueden ayudar a potenciar el comercio regional.

Pedro Heilbron, presidente ejecutivo de Copa Airlines, quien también intervino en el Foro, reconoció que “cuando se tienen vuelos sin escala el comercio y el turismo se disparan”, en referencia a la necesidad de retomar el proyecto de la ruta directa hacia Dubái.

Lars Ostergaard Nielsen, presidente para Latinoamérica y el Caribe de Maersk Line, también visualiza a Panamá como un hub líder en una relación de comercio de la región con las naciones del Golfo.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias