Panamá recibe fondos para mejorar su transparencia fiscal

Panamá recibe fondos para  mejorar su transparencia fiscal

Check Money and Pen

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial (BM) aprobó un préstamo de $300 millones para apoyar los esfuerzos de Panamá en fortalecer la transparencia tributaria internacional, la integridad financiera y la gestión fiscal. Asimismo, el préstamo buscará mejorar, entre otros servicios, los programas sociales para que el 60% de la población en pobreza extrema se beneficie con al menos un programa de asistencia.

El denominado Préstamo Programático para Políticas de Desarrollo para la Prosperidad Compartida, que tiene un vencimiento de 20,5 años y un periodo de gracia de dos años, ha sido diseñado, de acuerdo con el BM, para apoyar al Gobierno de Panamá en las áreas de transparencia, descentralización, automatización de los procesos internos de gestión financiera pública y pago de la deuda. También, buscará mejorar los programas de asistencia social, además de los servicios de energía y la calidad de la educación.

En este sentido permitirá mejorar el intercambio de información tributaria internacional. Panamá se compromete, con esta operación, a adoptar los estándares globalmente aceptados para el intercambio de información financiera con otros países (The Common Reporting Standard for Automatic Exchange of Financial Account Information in Tax Matters, CRS). Esto garantiza que la propiedad y la identidad de la información, así como los registros de contabilidad fiables estén disponibles para todas las entidades competentes.

Impacto social

En el área social, la prioridad será el fortalecimiento de la eficiencia y la transparencia de los programas. También se espera mejorar la cobertura y la focalización en el pago de las asistencias sociales.

Incrementar la eficiencia de las transferencias monetarias condicionadas, como las del programa Red de Oportunidades, permitirá limitar pérdidas y beneficiar a los que más lo necesitan. Del mismo modo, hemos impulsado el pago de los beneficios del programa mediante el sistema bancario, lo cual promueve la transparencia en el manejo de estos recursos, dijo Dulcidio De La Guardia, ministro de Economía y Finanzas (MEF).

Para fortalecer la transparencia en el manejo de los recursos se espera que el 90% de los fondos del Gobierno Central sean canalizados a través de una Cuenta nica del Tesoro (CUT), con lo cual se propiciarán ahorros al erario público y mejorará la administración de la liquidez de los fondos públicos y el procesamiento del pago de la deuda.

Por su parte, Anabela Abreu, representante del BM para Panamá, aseguró que las mejoras en gestión fiscal también favorecen la continuidad del sólido desempeño en crecimiento que tiene Panamá, pues facilitan un marco macroeconómico estable y una adecuada gestión de deuda con base en la prudencia fiscal.

Una política fiscal estable puede asegurar que las ganancias en términos de crecimiento puedan traducirse a toda la población, enfatizó Abreu.

En el área de educación, el préstamo busca fortalecer el monitoreo de la calidad educativa mediante la participación de Panamá en evaluaciones internacionales y a través de programas como Panamá Bilingüe y Bachilleratos Técnicos, enfocados en facilitar la inserción laboral de los jóvenes.

Transparencia fiscal y financiera

En cuanto al lavado de dinero, se busca implementar de manera efectiva el nuevo marco legal mediante una supervisión anual de al menos el 50% de los bancos que operan en el país.

Panamá ha logrado avances significativos en los últimos años en la lucha contra el lavado de dinero y en el frente de la transparencia financiera, pero todavía hay camino por recorrer. Esta operación apoya al Gobierno en dar más fuerza a los marcos de transparencia tributaria internacional, integridad financiera y gestión fiscal. Estas reformas son esenciales para salvaguardar el papel del país como un centro financiero internacional, dijo Abreu.

Otros procesos que se beneficiarán con este préstamo son el de descentralización gradual que lleva adelante el Gobierno y que entró en vigor en enero con la Ley de Descentralización, la cual destina recursos públicos directamente a los gobiernos locales para que puedan gozar de mayor autonomía. También se busca la adopción de un marco de manejo de riesgos de desastres, de manera que la sostenibilidad fiscal no se vea afectada si ocurre un desastre relacionado con un fenómeno natural.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia