Panamá requiere una verdadera marca país

Para facilitar las exportaciones, la atracción de inversión extranjera y el crecimiento del turismo

??????????????????????????????????

Durante las administraciones de los ex presidentes Martín Torrijos, Mireya Moscoso y Ricardo Martinelli, Panamá invirtió varios millones de dólares en desarrollar una marca país que no solo facilitase la identificación de los productos agropecuarios e industriales exportados a los mercados internacionales, sino también para facilitar la atracción de inversión extranjera y el crecimiento del turismo, sin embargo, ninguna de estas marcas han superado el período gubernamental de sus promotores.

Y para muestra dos botones, durante la anterior administración el país inició negociaciones con una empresa estadounidense para comprar por $125.000 el slogan turístico Where the world meets (Donde el mundo se reúne), que serviría como marca país para tratar de atraer a Panamá el turismo de convenciones, sin embargo, cinco meses después el entonces titular de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Salomón Shamah, decidió comprar la frase Panama the way (El camino) desarrollada originalmente por la empresa publicitaria local BB&M  como marca país.

La publicitaria recibió $1.055.427,43 para realizar la producción, filmación, edición y difusión de dos comerciales en la  televisión internacional de la marca país, el registro legal internacional en diversos países alrededor del mundo y la confección del manual de la marca del país.

Pero con la llegada de la administración Varela, ambos slogan han dejado de utilizarse, ante lo que el Consejo Empresarial Estados Unidos-Panamá (Uspa), una organización conformada por empresas panameñas y estadounidenses que buscan fomentar el intercambio comercial entre ambos países, ha solicitado al Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) iniciar nuevamente el proceso para la definición  de una verdadera marca país.

Iván Carlucci, presidente de Uspa, considera que con la implementación del Tratado de Promoción Comercial entre Panamá y Estados Unidos (EE.UU.) se ha abierto todo un mundo de oportunidades para el desarrollo de negocios entre ambos países y a nivel local hay empresas que han encontrado nichos de mercados para productos no tradicionales en el mercado estadounidense como las salsas picantes, ceviches, pimentones y conservas, los cuales se suman a rubros tradicionales como pescados, camarones, banano y frutas tropicales.

Sin embargo, a su juicio, para fortalecer la oferta exportable del país, Panamá necesita desarrollar una marca país que cuente con una estrategia de promoción para no menos de 20 años, tal como lo han hecho nuestros vecinos colombianos y costarricenses, quienes han logrado definir una marca que les ha ayudado a posicionar a sus productos agropecuarios e industriales en los mercados internacionales.

Nosotros no tenemos una identidad propia, ni una marca país. Nosotros no sabemos si el símbolo de nuestro país es un colibrí, una guacamaya, el Canal de Panamá, el Museo de la Biodiversidad o simplemente la bandera y eso se debe a que la política de marca país cambia cada cinco años, enfatizó.

Por ello Carlucci indicó que Uspa ha solicitado el Mici establecer un patronato para la definición de una marca país y de la estrategia para promoverlas en los mercados internacionales.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo del presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Carlos Fernández, quien considera que como resultado de la política tradicional cada gobierno que llega al poder cambia todo lo que hizo el anterior para decir que ha hecho algo mejor, pero en este tema la realidad es que el país requiere una marca país que nos identifique a todos los panameños, pero que sea algo que perdure en el tiempo de forma que genere frutos en los mercados internacionales.

Fernández recordó que la marca país no es un simple slogan publicitario para promover el turismo, sino un mecanismo que busca asociar la imagen de una nación con valores positivos que hacen apetecibles sus productos y como ejemplo recordó que a Italia se le identifica con el diseño de alta gama, a Alemania con la eficiencia, a Europa en general con la tecnología y EE.UU. con la innovación y el libre mercado, por lo que hay que definir qué elementos pueden identificar a Panamá.   

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia