Panamá requiere zonas francas del siglo XXI

Actualmente se analiza adaptar la ZLC a las necesidades de las multinacionales

TERMINAL DE CARGA web

La Zona Libre de Colón (ZLC) fue un avance importantísimo hace décadas, pero Panamá necesita hoy día zonas francas del siglo XXI con nuevas actividades y nuevos lineamientos para dar otro salto, manifestó Felipe Manchón, consultor del CAF (Banco de Desarrollo de América Latina).

Las declaraciones de Manchón se dieron en el marco de la celebración de Panama Maritime Conference. Manchón, quien participó en el estudio del CAF sobre el Perfil Logístico de América Latina y Panamá, que incluyó, además de Panamá, a siete países: México, Ecuador, Perú, Colombia, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

El gerente general de Logistics Services, Demóstenes Pérez, señaló elementos claves en la modernización de la ZLC como son el comercio electrónico, uso de estándares, interconexión con Aduanas (EDI entre ambos sistemas), celeridad en los procesos de validación de certificados de reexportación para los productos que apliquen a los Tratados de Libre Comercio (TLC).

Pérez subrayó que la ZLC debe adaptarse a las necesidades y requerimientos de las multinacionales.

Por su parte, Manchón en su presentación en Panamá Maritime Conference destacó que América Latina obtiene baja puntuación en el índice de desempeño y conectividad en comparación con líderes mundiales, a excepción de Panamá y México.

De acuerdo con el índice de Desempeño Logístico, sólo México se acerca a los valores del sudeste asiático. En relación con el Índice de Conectividad que elabora la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), Panamá destaca por su papel de hub, planteó Manchón, pero en el Índice de Competitividad Global América Latina está alejada de las economías más potentes a nivel mundial.

En el Perfil Logístico de América Latina y Panamá, Manchón enumeró los proyectos prioritarios que debe ejecutar el país, siendo: Plan Logístico de la ciudad de Panamá, centro de carga aérea de Tocumen, corredor inteligente entre la ciudad de Panamá y Colón.

Hay dos proyectos que clasificó como de prioridad intermedia: El mejoramiento de la red terciaria de acceso a las zonas agrícolas y el puerto verde en el Atlántico.  Y por último, entre lo que definió como proyectos de prioridad reducida ubicó el mejoramiento de la conexión panamericana con paso Guabito, Costa Rica.

Panamá desde el punto de vista de logística es un enclave global sólo comparable con Singapur, Hong Kong, Holanda, el Estrecho de Gibraltar y Miami.

Panamá tiene un nivel de infraestructura competitivo, pero un déficit en el desarrollo logístico integral.  El consultor dijo que Panamá es un país logísticamente dualizado, porque el resto del país es completamente diferente a las ciudades de Panamá y Colón.

En cuanto a carga aérea, Manchón destacó el aeropuerto de la Terminal de Carga Aérea de Tocumen que es la principal en Centroamérica, en cuanto a movimiento.

Manchón señaló tres retos que presenta Panamá en materia de plataforma logística. Los dos primeros son necesarios ejecutarlos a corto plazo. Recomendaría avanzar en la institucionalidad pública y privada. No es un reto sólo público.

La segunda, desarrollar la logística de valor agregado. Que no es hacer infraestructura, sino mejorar proceso y facilitar los flujos.

En el largo plazo, el consultor manifestó que sería conseguir grandes líderes globales (grandes carriers y operadores logísticos).

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia