Panamá rumbo a las 100 multinacionales

Panamá rumbo a las 100 multinacionales

Marianela Palacios Ramsbott

mpalacios@capital.com.pa

Capital

Cerca de 100 multinacionales han escogido a Panamá como base de sus operaciones regionales o para producir, almacenar y/o distribuir sus bienes y servicios.

Las que están amparadas bajo la Ley 41 de 2007, que facilitó la instalación de Sedes de Empresas Multinacionales (SEM) en el país, suman 62

Pero a este número hay que añadir las que operan en Howard, en Ciudad del Saber o bajo el sistema de call center, y también las que no se han acogido a los regímenes especiales vigentes, como Sony, Panasonic, LOreal, Hitachi, DHL, Adolf Wurth, MOL, Daewoo, Mitsubishi, Grunenthal, Alcatel-Lucent, Generali y Michelin.

Sólo en el Área Económica Especial Panamá Pacífico, por ejemplo, hay al menos una docena de multinacionales registradas.

Si las sumamos todas, ya debe haber unas 100 multinacionales en el país, comentó Adolfo Linares, presidente de la Comisión de SEM de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), que será relanzada próximamente como Comisión de Multinacionales en general, precisamente para representar a los grupos internacionales de todos los regímenes y para canalizar mejor sus inquietudes y planteamientos al Gobierno.

En la actualidad, sólo las SEM emplean a 2.131 personas, 20% más que a principios de este año. De ese total, 860 son panameños (40%) y 1.271 son extranjeros (60%), informó el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI).

Y hasta la fecha, dichas empresas han hecho una inversión que supera los $333 millones, sin contar con los salarios que pagan a sus empleados y otras prestaciones.

En lo que va de año, 18 empresas han conseguido licencias SEM. Ellas son la danesa Damco, la bielorusa BPC, la china Huawei, la sueca GCE, la coreana Hyundai, las holandesas Arcos y Unilever, la finlandesa Wartsila, las alemanas Bauer y MSD, la brasileña IMC Global, la sueca Atlas Copco y las estadounidenses Baxter, McNeil, Grainger, Fastenal y Wrigley.

Previamente lo habían hecho la suecas Alfa Laval, la china ZTE, las alemanas Bosch y Kuehne+Nagel, la venezolana SmartMatic, la estadounidense Vanity Fair, la española Puig Beauty & Fashion Group y la danesa Burmeister & Wain Scandinavian Contractor (BWSC).

Si seguimos con el ritmo que llevamos, vamos a alcanzar las primeras 100 SEM para el año 2013, estimó Miroslava Vilar, directora de la Oficina de SEM del MICI.

Las empresas que están llegando al país no se concentran en un tipo de negocios específico ni provienen de un continente en particular. De hecho, la variedad es amplia, desde fabricantes de piezas industriales y celulares hasta operadores logísticos, desarrolladores de alta tecnología o equipos médicos y productores de alimentos, ropa y perfumes.

Perfiles

Wrigley Company es una empresa líder en confitería que fue fundada en Chicago en 1891. Actualmente, cuenta con 23 fábricas en 15 naciones, distribuye sus marcas en más de 180 países y sus ventas globales ascienden a $6.000 millones.

Atlas Copco fabrica compresores, equipos de construcción y minería, herramientas industriales y sistemas de montaje. Desarrolla sus actividades en más de 170 países y el valor de sus activos supera los $9.000 millones.

Unilever es una compañía anglo-holandesa creada en 1930 que posee más de 400 marcas de alimentos, bebidas, cuidado personal y artículos del hogar, entre las cuales destacan Lipton, Hellmann`s, Knorr, Rexona, Dove y Axe.

Bauer es líder mundial en tecnología avanzada de cimentaciones y reconocida no solo como contratista sino también como fabricante de equipos geotécnicos. En la actualidad, presta servicios para la Línea 1 del Metro.

Baxter desarrolla dispositivos médicos, medicamentos y biotecnología.  Sus ventas anuales superan los $10.000 millones, emplea a cerca de 50.000 trabajadores y comercializa sus productos en más de 100 países.

Damco, Wartsila y Kühne Nagel son empresas logísticas y de servicios marítimos. Fastenal es proveedora de equipos industriales y de construcción. Arcos es la representante en Panamá de la cadena McDonalds.

ZTE es el sexto fabricante mundial de telefonía móvil y el segundo fabricante global en tarjetas de datos.

Bosh es uno de los principales proveedores de componentes de automóviles del mundo y factura anualmente alrededor de $68.000 millones.

Vanity Fair es la empresa de vestimenta más grande de Estados Unidos y la dueña de las marcas Wrangler, Lee, Eastpak, JanSport, Kipling y Nautica, entre otras.

Puig Beauty & Fashion Group es una de las principales empresas de perfumería y cosmética de España. Tiene una alianza con Carolina Herrera y las compañías y marcas Nina Ricci París, Gal y Genesse forman parte del grupo.

Y BWSC se especializa en ingeniería, suministro, distribución, construcción y ejecución de contratos para la construcción de plantas termo-eléctricas.

El Canal y el boom regional

Están entrando al país empresas de todo tipo. Desde compañías de servicios hasta productores de bienes de consumo masivo, alimentos y tecnologías. No hay un patrón. Lo importante es que todos identifican a Panamá como una plataforma de negocios ideal y un centro estratégico de coordinación o distribución para toda la región, comentó Vilar.

Sin embargo, se puede afirmar que todas estas empresas tienen algo en común: Han venido al país para aprovechar las oportunidades de negocios que les abre el Canal de Panamá, sobre todo a partir del 2014, con la ampliación de la vía interoceánica, y el auge económico de América Latina.

La mayoría de las empresas que nos están haciendo consultas ahora, muchas provenientes de Europa, están viendo cómo crecer o cómo entrar en la región, añadió la funcionaria.

Alianzas

Linares considera positiva la labor que están desarrollando London & Regional y el MICI para atraer inversionistas extranjeros, principalmente a través de la Oficina SEM y ProInvex.

Esta comisión se creó para contribuir con el éxito, la viabilidad y la aplicación de la Ley 41 de 2007, identificar obstáculos legales y económicos a la inversión privada en el marco de esta ley, y aportar soluciones realistas y sostenibles para los problemas detectados.

Ese flujo de información entre empresarios y autoridades ha permitido acelerar algunos procesos, facilitar trámites y hasta sellar alianzas público privadas que traerán grandes beneficios al país.

Por ejemplo, una de esas iniciativas permitirá a las multinacionales y a las universidades del país, tanto públicas como privadas, alinear mejor la oferta académica disponible con la demanda laboral de estas corporaciones globales, capacitando mejor al recurso humano nacional.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL