Panamá se adhiere a Convenio de Reciclaje seguro de buques

Panamá se adhiere a Convenio de Reciclaje seguro de buques

El fin de este acuerdo es facilitar el reciclaje seguro y ambientalmente racional

ship in a floating dock

Panamá con la flota mercante más grande del mundo se ha adherido a la Convención Internacional de Hong Kong para el reciclaje seguro y ambientalmente racional de los buques (HKC, por sus siglas en inglés).

Este convenio sobre el reciclaje de buques tiene como objetivo abordar todos los aspectos relacionados con el reciclaje de buques, incluido el hecho de que los buques que se venden para desguace pueden contener sustancias potencialmente peligrosas para el medio ambiente tales como asbesto, metales pesados e hidrocarburos, sustancias que agotan la capa de ozono, contaminan los mares o pueden ser potencialmente nocivos para la fauna marina y el ser humano.

La convención abarca el diseño, construcción, operación y preparación de los buques con el fin de facilitar el reciclaje seguro y ambientalmente racional, sin comprometer la seguridad y la eficiencia operativa de los buques.

Con la adhesión de Panamá, ya son cinco países los que han ratificado este convenio: Francia, Bélgica, Noruega y la República del Congo. Estos cuatro cubren aproximadamente el 2% del tonelaje bruto de la flota mercante mundial. Se calcula que Panamá posee alrededor de 330 millones de toneladas de peso muerto, lo que representa el 18% de la flota mercante mundial.

Arsenio Domínguez, embajador-representante Permanente de Panamá ante la Organización Marítima Internacional (OMI), se reunió con el secretario general de ese organismo, Kitack Lim, para depositar el instrumento de adhesión a la Convención el 19 de septiembre.

Dinamarca también ha anunciado recientemente que tiene previsto adherirse a la HKC en la primavera de 2017.

La convención, adoptada en 2009, entrará en vigor 24 meses después de la fecha en que 15 estados, que representen el 40% de la flota mercante mundial por arqueo bruto, lo hayan firmado.

El HKC estipula que los buques que se envíen para ser reciclados habrán de llevar a bordo un inventario de materiales potencialmente peligrosos que será específico para cada buque. En un apéndice del Convenio se facilita una lista de los materiales potencialmente peligrosos cuya instalación o utilización está prohibida o restringida en los astilleros, los astilleros de reparaciones de buques y en los buques de las partes en el Convenio.

El documento establece que los astilleros de reciclaje de buques habrán de proporcionar un Plan de reciclaje del buque, especificando el modo en que se va a reciclar cada buque dependiendo de sus características y su inventario. Se exigirá a las partes que tomen medidas eficaces para garantizar que las instalaciones de reciclaje de buques de su jurisdicción cumplen con lo dispuesto en el Convenio.

Michell De La Ossa Prieto 
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia