Panamá se embarca en una nueva estrategia TIC

Facilitará al país convertirse en un Hub Digital regional

Hand working with a Cloud Computing diagram, new technology concept

Panamá busca mejorar la eficiencia en los servicios públicos mediante la inversión en nuevos programas e infraestructura de tecnología de información y comunicación (TIC), con el fin de impulsar la competitividad económica y promover la inclusión social, revela un estudio de Oxford Business Group (OBG) elaborado para Capital Financiero.

El pasado mes de septiembre, la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG) anunció el lanzamiento de Panamá en Línea, una iniciativa bandera dentro del área de gobierno digital en este país.

Las metas del proyecto Panamá en Línea incluyen: Mejorar la eficiencia de los servicios públicos y simplificar los procedimientos administrativos, incrementar el acceso al gobierno digital por parte de los ciudadanos con menores recursos, fortalecer a la AIG y otras instituciones gubernamentales para proveer de servicios en línea y desarrollar la capacidad en línea del Ministerio de Educación (Meduca).

El proyecto tiene un costo de $30 millones, de los cuales $22 millones serán financiados mediante un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El resto $8 millones, será financiado directamente por el Gobierno.

De acuerdo con OBG, se espera que la implementación de Panamá en Línea contribuya a aumentar la competitividad económica de Panamá y a mejorar la posición del país en el ranking  de gobierno digital.

Panamá fue ubicada en el puesto 99 de 193 economías encuestadas por la División de Administración Pública y Gestión del Desarrollo de las Naciones Unidas (Undp), en la elaboración de su índice de desarrollo del gobierno digital 2016. Esto representa un descenso de 22 posiciones con respecto al 2014.

Adicionalmente, el Índice de Competitividad Global 2016-2017 del Foro Económico Mundial señala la burocracia ineficiente del Gobierno como el segundo factor más problemático para hacer negocios en el país, siendo el primero la corrupción.

Panamá en Línea es parte de un esfuerzo más amplio del Gobierno, incluido en la agenda digital 2014-2019 de la AIG: El proyecto Panamá 4.0, el cual está diseñado para mejorar la eficiencia en los servicios públicos y alinear la legislación nacional al respecto; La Ley 83 sobre Gobierno Electrónico, emitida en el año 2012 y el reciente Decreto Ejecutivo 375 de agosto 2016.

Cobertura de Internet

Las autoridades gubernamentales también están buscando incrementar el acceso a Internet, para asegurar que la población pueda beneficiarse de la expansión de los servicios en línea.

En enero 2010, Panamá lanzó el programa Internet Para Todos (IPT), que está dirigido a proveer a los ciudadanos Internet inalámbrica de banda ancha a lo largo y ancho del país.

La segunda fase del programa IPT, que tiene un costo total de $25 millones, está diseñada para incrementar la velocidad de la banda ancha de un mega bite (MB) a dos MB y duplicar la cobertura de Internet para llegar al 80%  de la población en el 2019.

Ya a mediados de septiembre pasado la AIG había recibido siete ofertas para desarrollar esta fase, cuya implementación debe arrancar en febrero 2017.

Irvin Halman, administrador general  de la AIG, aseguró que esta nueva fase rediseñaría la red nacional de Internet y mejoraría tanto la cobertura como la conectividad, particularmente en las áreas rurales del país.

Un reporte de la Undp indica que la penetración de Internet con el país es tan alta como 40%-50% en las áreas urbanas, las provincias de Panamá y Colón, mientras que en otras áreas la comarca Ngäbe Buglé hay una cobertura más baja, con 10% de penetración.

Alianza público-privada

Panamá en Línea e IPT son proyectos alineados con la ambición de Panamá de convertirse en un centro digital.

En octubre de este año, los sectores público y privado unieron fuerzas para lanzar la Estrategia de Desarrollo de Tecnología, Comunicación e Información 2025, conocida como Panamá Hub Digital (PHD), que se enfoca en cuatro pilares: Recursos humanos, infraestructura física y social, recursos financieros y marco legal y regulatorio.

Bajo esta estrategia, el Comité Ejecutivo integrado por representantes de los sectores público y privado, así como de la comunidad académica, establecerá la visión y las guías de acción de PHD, creará un observatorio de TIC (Observatorio Panameño de Tecnologías de Información y Comunicación, Optic) y un laboratorio de investigación y desarrollo. Así mismo, este órgano será el encargado de solicitar las propuestas para los proyectos de innovación.

El objetivo de Optic es entender la evolución del sector y apoyar el desarrollo de políticas públicas y estrategias de mercado relevantes.

Mirando hacia delante, la capacidad de obtener fondos será la clave para asegurar el éxito en la implementación de la estrategia.

Según estimaciones de OBG, los requerimientos financieros para 2016 se estiman en $1,0 millón, mientras que el resto de la implementación requeriría entre $20 y $30 millones. Se espera que los fondos vengan de diversas  fuentes,  como el fondo del sector TIC, inversionistas ángeles y capital de riesgo.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia