Panamá se prepara para unificar sus sistemas sanitarios

Panamá se prepara para unificar sus sistemas sanitarios
En términos porcentuales, las exportaciones con el mayor crecimiento fueron las de desperdicios de hierro, aluminio, cobre y otros metales para reciclaje con 51.5%| Archivo

El rápido avance de las negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Panamá y la República Popular China, así como las dificultades para la aprobación de las plantas de producción para los que quieren exportar sus productos a mercados como Estados Unidos (EE.UU.), Canadá y la Unión Europea (UE), han puesto sobre el tapete la necesidad de hacer ajustes institucionales para aprovechar las oportunidades que ofrecen los acuerdos comerciales al sector exportador. 

Una de las primeras tareas a abordar en ese camino será la unificación de los sistemas sanitarios vinculados con la importación y exportación de alimentos, así como la modernización de las normas sanitarias del país, de forma que cumplan con los estándares que se exigen en los mercados internacionales. 

Así lo reconoce el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, para quien,  pese a  la coordinación existente entre esta entidad, el Ministerio de Salud (Minsa), el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) y la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), es evidente que el país no puede mantener fraccionado su sistema sanitario, ya que esto está afectando negativamente a los exportadores, debido a que dificulta la comunicación con las autoridades de los principales mercados internacionales a los que se quieren llevar nuestros productos.

Arosemena explicó que la unificación del sistema sanitario es un proceso que sigue la tendencia global, en la que los países han consolidado sus sistemas orientados a garantizar la inocuidad de los alimentos y medicamentos de consumo humano, de forma que tanto los importadores como los exportadores cumplan las mismas normas al momento de evaluar sus procesos de producción y aprobar sus plantas, evitando lo que ha ocurrido en nuestro país en los últimos años, cuando las plantas de nuestros socios comerciales recibían una aprobación inmediata, mientras que las plantas panameñas muchas veces no son aprobadas a pesar que de cumplir  con los estándares más exigentes a nivel internacional.

 No es obstaculizar las importaciones, sino establecer reglas claras y equitativas para todos los actores.”,

Augusto Arosemena

Por su parte, el titular del Mida, Eduardo Carles, coincidió con Arosemena en la necesidad de unificar y modernizar el sistema sanitario del país, pero aclaró que la actual administración adelanta un proceso de consultas con el sector privado con el fin de iniciar este proceso, a través de la estructuración de un proyecto de ley. 

Carles dijo que en todo caso le corresponderá a la próxima administración someter ese proyecto de ley a la consideración de la Asamblea Nacional con el fin de lograr su aprobación y puesta en ejecución.      

Para el presidente de la Asociación Panameña de Exportadores (Apex), Rosmer Jurado, la decisión del Ejecutivo de iniciar el proceso de unificación y modernización del sistema sanitario del país es vital para garantizar que importadores y exportadores cumplan las mismas reglas de juego, de forma que se garantice a los consumidores que los productos importados cumplen con las mismas exigencias de calidad que la producción nacional, garantizando su inocuidad.

Aclaró que esto permitirá avanzar más rápidamente en la aprobación de las fincas y plantas procesadoras interesadas en exportar sus productos a los mercados internacionales, ya que muchos países con los que Panamá tiene acuerdos comerciales cuentan con sistemas sanitarios regentados por una sola institución, mientras que a nivel local las importaciones son normadas por el Minsa, el Mida y la Aupsa y en las exportaciones intervienen el Mici y el Mida, lo que dificulta el diálogo con sus contrapartes.

Como ejemplo de la importancia de este cambio, Jurado recordó que la República Popular China recientemente unificó su sistema sanitario, por lo que es vital que Panamá emule ese proceso antes que culminen las negociaciones del TLC, de forma que las importaciones procedentes de ese país puedan ser supervisadas adecuadamente y que las exportaciones con destino al gigante asiático no se vean afectadas por la falta de coordinación entre las entidades que regulan esta actividad.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias