Panamá, un país estratégico para cualquier negocio

La posición geográfica y su estabilidad económica y política son sus mayores atractivos

10997274

Panamá sigue siendo un país atractivo para los inversionistas  extranjeros, por su ubicación geográfica y su estabilidad política y económica.

Y lo atractivo del mercado local no se debe solo a los resultados del sector bancario, ya que son varios los sectores que mantienen un crecimiento constante, por ejemplo, la construcción, el turismo,  el comercio internacional  y los servicios en general.

Así lo detalló  a Capital Financiero el exbanquero Iván Muñiz Rothgiesser, gerente general de Muñiz Rothgiesser Consultores SAC.

Muñiz  destacó que la actividad financiera ha consolidado su liderazgo a nivel regional, impulsada por la banca de consumo (83%), la banca corporativa, la banca privada, la industria de seguros  y el mercado de valores.

Sin dejar por fuera el importante rol que juega la Superintendencia de Bancos de Panamá  (SBP) y la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), en lo que respecta a la transparencia del Centro Bancario Internacional (CBI),   que reflejó un saldo de activos de $112.282 millones, mientras que las carteras crediticia y utilidades registraron  un saldo de $67.981 millones y $740,3 millones, respectivamente, según  cifras de la SBP al  pasado mes de mayo.

-¿Por qué Panamá es un mercado estratégico para operar y cuáles son sus potenciales?

-El mercado panameño es estratégico para operar por muchos factores, pero lo más fuerte o destacado es su ubicación geográfica y  su estabilidad política y económica.

Panamá se encuentra en un crecimiento constante desde hace varios años  en varios sectores, además de la banca, por ejemplo, la construcción, el turismo,  el comercio internacional  y los servicios en general.

–¿Por qué cree usted que  empresarios y directivos de multinacionales optan por establecerse en Panamá?

-Panamá tiene muchas ventajas. Tiene un clima estupendo, su ubicación geográfica es estratégica para cualquier tipo de negocio, además de contar con una situación política y económica  que hasta el momento es estable.

-¿Cuáles son los  principales atractivos  que despiertan el interés de los  inversionistas extranjeros?

-La economía panameña ha dado muestras de su fortaleza y estabilidad macroeconómica, registrando un   alto crecimiento  durante los últimos años, en medio de condiciones inciertas a nivel mundial.

Durante los últimos  años, este país se ha posicionado entre los líderes de la región en la atracción de Inversión Extranjera Directa, que ha sido dirigida, principalmente a sectores como logística, energía, bienes raíces,  la Zona Libre de Colón y los  servicios financieros. Existe un  ambicioso plan de inversión pública dirigido a mejorar el entorno de negocios, con inversiones importantes en el área de infraestructura por un monto estimado de $13.600 millones, cifra que no incluye la inversión de $5.250 millones en la ampliación del Canal de Panamá.

-¿Cuál debe ser el rol de los colaboradores financiero para atraer a los
clientes?

-Los clientes solamente perciben aquello que valoran. Por eso es muy importante estar muy cerca del  cliente para saber qué es lo que el cliente valora y darle exactamente eso que él quiere. De esta manera los clientes se sentirán atraídos por el servicio  brindado.

Es importante mencionar que lo único que puede marcar la diferencia  es el servicio, porque todos los productos  son fácilmente copiables por los competidores financieros. Entonces, el reto está en conseguir que los colaboradores financieros  brinden un servicio excepcional a fin de generar momentos gratificantes para los clientes.

-¿Qué impacto tiene que el colaborador de una entidad financiera sorprenda a su cliente?

-Sorprender a un cliente genera fidelidad.  Por eso es importante  instaurar una cultura que propicie e incentive a los colaboradores a sorprender a los clientes de manera proactiva, brindándoles aquello que  más valoran.  Esto requiere que conozcamos bien al cliente y que le dediquemos tiempo para sorprenderlo, pero se preguntarán cómo se puede sorprender a un cliente, sencillo. Con pro actividad, amabilidad, flexibilidad y anticipación, entre otros.

-¿Cree usted que en Panamá se puede mejorar el trato al cliente?

-Si,  siempre hay espacio para mejorar. Y la mejora tiene que venir en dos sentidos,  desde el lado de la empresa con políticas claras en favor de una auténtica gestión centrada en el cliente, con políticas  definidas, estándares elevados, y desde el lado del colaborador, con una actitud de vocación de servicio, por lo que es claro que para lograr un cambio en el trato al cliente se necesitan dos cosas: La decisión y la perseverancia, porque la captación y retención  de los buenos clientes es la base principal del éxito de cualquier negocio, porque los resultados y rentabilidad serán más efectivos y en un menor tiempo.

Aunque hay que tener claro que en el mercado panameño captar clientes no es fácil, por  las exigencias bancarias y los requisitos, ya sea para cualquier tipo de financiamiento o aperturas de cuentas, por lo tanto, la atención al cliente debe prevalecer siempre, al igual que un trato personalizado.

-¿Cuántos tipos de clientes existen en el mercado a nivel global y cómo se les denomina?

-En el mundo financiero hay dos clases de clientes: Los rehenes (que no tienen otra opción) y los apóstoles (los satisfechos). En este último  deben centrarse los banqueros para que sus clientes sean apóstoles por el trato que reciben.

El cliente solo percibe lo que valora, por lo tanto, hay que darle lo que valora, no lo que percibe, y una de las principales claves es sorprenderlo con una buena bienvenida y excelente despedida, lo que no genera costo, pero el colaborador en ese momento le está  ofreciendo al cliente más de lo que esperaba recibir. Con estos elementos se logra la fidelidad del cliente y que éstos refieran a la entidad bancaria  a sus amigos y familiares.   

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia