Empleos en EE.UU. le marcan el paso a los mercados

empleos

Una semana agitada registraron  los  mercados a nivel global, las acciones de Estados Unidos (EE.UU.)  negociaron a la baja el viernes, luego que fueron publicadas las estadísticas de empleo no  agrícolas de EE.UU., generándose  215.000 nuevos empleos,  por debajo de los 223.000 estimado.

La tasa de desempleo se mantuvo estable en 5,3% mientras que el  salario promedio por hora subió un 0,2%, en línea con lo estimado.

El índice Dow Jones cayó más de 100 puntos, liderado por acciones cíclicas  del sector  consumo y el S&P 500  bajó más de 100 puntos  para quedar en  2.069.

Las acciones lograron recuperarse de su reciente caída. El rendimiento de los bonos del Tesoro  de EE.UU. a dos años subió ligeramente un 0,7%, mientras que el rendimiento a 10 años retrocedió un 2,1%, frente a un aumento inicial de 2,2%.

En mi opinión, el mercado ha venido sintiendo el peso de la subida de las tasas de interés a lo largo del año, y la idea de un alza de tasas cuando el crecimiento a nivel global se está desacelerando no suena atractiva.

Una alza de tasas en septiembre le agrega incertidumbre al mercado de renta variable y, por ende, se esperan tiempos más volátiles.

Para la presidenta de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), Janet Yellen, es sumamente importante observar  una mejoría en los empleos.

En  reuniones anteriores, Yellen indicó que sus decisiones sobre la política monetaria a futuro dependerán de la información  económica.

La FED tendrá en cuenta una posible primera subida de tipos después de nueve años en su reunión del 16 y 17 de septiembre próximo.

Esa trayectoria marca una divergencia entre los bancos centrales del mundo. El Banco de Inglaterra dejó las tasas sin cambios el miércoles y el Banco de Japón mantuvo la política monetaria estable el jueves.

Por el lado de Europa, las bolsas negociaron a la baja luego del informe de empleo de EE.UU., mientras que las bolsas asiáticas terminaron mayormente en alza.

El Shanghai Composite cerró con un alza de un 2,3% seguido de los informes de otras posibles medidas de apoyo. El índice británico FTSE 100 cerró  con un alza de 0,4%, mientras que el francés CAC 40 y el DAX de Alemania terminaron   con  una baja de 0,7% y 0,8 %, respectivamente.

Los futuros del crudo Brent registraron una baja de  1,47%, para llegar a  $48,74,  mientras que el crudo estadounidense bajó 1,32%,  quedando en  $44 el barril, después de haber caído brevemente por debajo de los $44.

Entraremos en una  temporada de mantenimiento de las refinerías y la acumulación de derivados claves del petróleo  como el diesel.

La temporada de resultados corporativos ha pasado su apogeo, pero esta  semana se espera la publicación del Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro, una actualización del mercado de trabajo del Reino Unido, con ventas minoristas y datos de producción industrial.

Muchos economistas esperan que la recuperación económica de la zona euro se frene, debido a la desaceleración de Alemania y Francia. 

Abraham Benzadon
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia