Creación de empleos en EE.UU. supera las expectativas

Reserva Federal

Las tasas de interés se dispararon después de un reporte del sector laboral mejor de lo esperado, enviando el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos (EE.UU.) de 10 años a 2,44% en las primeras operaciones del viernes, lo más alto desde octubre 2014.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 30 años subieron a 3,1366% de alrededor de 3,06%. Mientras que los rendimientos a dos años también se dispararon de 0,67%, a 0,745%.

Dentro de lo más importante de la semana pasada figura  la creación de empleos en la economía de EE.UU., creando 280.000 empleos en mayo, mejor de lo esperado y con esperanzas que el crecimiento pueda volver a retomar después de un principio de año lento.

La Reserva Federal de EE.UU.  (FED, por sus siglas en inglés) ha mantenido las tasas de corto plazo cerca de cero desde diciembre de 2008, y ha señalado que esperará hasta que observe  una mejora en el mercado laboral y señales más fuertes que indiquen que la inflación anual se dirige  hacia la meta de  2% antes de subir las tasas.

El informe de empleo mostró que los salarios por hora aumentaron un 2,3%, el más fuerte desde agosto de 2013. Sin embargo, la presidenta de la FED, Janet Yellen, dijo que se registrarían  aumentos salariales del 3% a 4%, señalando un mercado laboral saludable.

Por el lado del petróleo, la  Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) acordó mantener la  política de producción sin restricciones por otros seis meses, dejando de lado las advertencias de una segunda sacudida en los precios, ya que algunos miembros como Irán esperan que se levanten las sanciones para incrementar la oferta global del crudo.

A pesar de ligeras ganancias el viernes, el petróleo está en camino a su primera caída semanal desde marzo. Pero los precios siguen estando $15  por encima de sus mínimos, y algunos analistas prevén ganancias a futuro.

La producción de la OPEP superó el techo de los  30 millones de barril diario la mayor parte del año pasado, alcanzando los 31,2 millones en mayo, su nivel más alto en tres años.

Las acciones europeas cerraron a la  baja el viernes. El índice Euro Stoxx 600 cerró alrededor de -0,9%, pese al anuncio  de las nuevas cifras de empleos de mayo en EE.UU.

El índice de Londres FTSE 100 cerró provisionalmente en  -0,7%, mientras que el CAC francés y el DAX de Alemania cerraron alrededor de -1,2% y 1,1 %, respectivamente.

Las acciones de China alcanzaron un máximo de siete años el viernes después de meses de ganancias rápidas, pero las presiones internas amenazan con arrastrarla hacia abajo nuevamente y los inversores extranjeros deben tener mucha cautela. El índice Nikkei 225 de Japón tuvo poco movimiento al final de la semana, sin embargo, la Bolsa de Tokio cayó 0,5%.

El dólar subió más de  1% frente al euro, el yen y el franco suizo. El euro terminó a la baja, luego de recuperarse a principios de la semana pasada.

Se espera que la primera subida de la FED le dé impulso al dólar, ya que incentiva los flujos de inversión hacia EE.UU. 

Abraham Benzadon
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia