Datos macroeconómicos afectan ganancias en los mercados

Todas las miradas estarán puestas en la reunión de la FED

petrol industrial zone

Una semana tranquila en los mercados de renta variable, las acciones de Estados Unidos (EE.UU.) abrieron el pasado viernes en territorio positivo,  más no por mucho tiempo.

Minutos después de la apertura, el índice S&P 500 mantuvo su tendencia a la baja que empezó al cierre del día jueves sin importar los fuertes reportes trimestrales que dio a conocer Amazon al final de la sesión de ese mismo día.

El índice S&P 500  cerró la semana con  un retroceso de  más de 1%, tocando los 2.079 puntos, con el sector salud responsable de la baja.

Mientras que el índice industrial Dow Jones cayó más de 150 puntos,  con compañías como Chevron y Exxon Mobil rozando sus puntos más bajos en 52 semanas.

Los mercados reaccionaron positivamente a los reportes de compañías de diferentes sectores, pero la desaceleración a nivel global es un tema que sigue dando de que hablar y continúa firme en la mente de los inversionistas.

Al cierre de la semana el índice de volatilidad VIX considerado como el indicador de miedo subió cerca  de 15%.

Los rendimientos de los  bonos a 10 años del Tesoro de EE.UU.  bajaron a 2,26%, mientras que el de dos años en 0,68%.

En cuanto a eventos económicos pudimos observar que el PMI de EE.UU.,  que  es un indicador de la actividad manufacturera, subió a 53,8, después de haber tocado un mínimo de 20 meses en junio.

Las ventas de nuevas viviendas mostraron una baja de 6,8% a un mínimo de siete meses en junio. Este último informe fue claramente decepcionante.

En Europa las acciones en general terminaron la semana por debajo, seguidas de cinco días de reportes financieros con resultados mixtos y una baja considerable en las materias primas.

El índice FTSE 100 cerró 1,1% a la baja, para terminar la sesión en 6579,81.Además, todas las principales bolsas en la región cambiaron de dirección durante la última sesión. El DAX Alemán cayó 1,4%, mientras que el CAC francés bajó un 0,6%.

Por el lado de Asia, el índice de referencia Shanghai Composite pasó a territorio negativo en la sesión de la tarde para terminar la semana en  -1,3%, rompiendo una racha de seis sesiones, después que el dato económico  de China Caixin (PMI) sorprendió a los mercados cayendo a su nivel más bajo en 15 meses.

En las últimas operaciones de EE.UU. el dólar subía un 0,2%  para llegar a  97,274 por Euro, lo que reduce su caída semanal de 0,6%. Mientras que el euro bajó un 0,05% a 1,0977 por dólares, mientras que el yen cayó 0,1% a ¥123,71.

Los futuros del petróleo para entrega en septiembre cayeron  $0,45  para cerrar en  $48,00 en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Los futuros del oro cayeron $8,50  para quedar en  $1.085,60  la onza al medio día del pasado viernes.

Esta semana todos los ojos estarán puestos en  la reunión de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), con los inversionistas en busca de pistas sobre la primera alza de tasas en más de una década. El martes se revelarán los estimados de la tasa de crecimiento en el segundo trimestre de Inglaterra. Los economistas esperan una expansión de 0,6% trimestre a trimestre.

Mientras que en la eurozona el informe más esperado será el IFO, que revela las políticas sobre la oferta monetaria.

Abraham Benzadon
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia