Grecia bajo la lupa, mercados en alerta

Earning in Greece concept with money and wrench

Semana volátil en los mercados de renta variable, entre tanta incertidumbre pudimos presenciar los registros de  confianza del consumidor de Estados Unidos (EE.UU.), aliviando la tensión geopolítica que viven las bolsas a nivel global.

Las lecturas sobre el Índice de confianza del  Consumidor para el mes de junio fue de  96,1, por encima de la lectura del mes pasado de 94,6.

Los rendimientos de los bonos de EE.UU. se mantuvieron altos, los de 10 años estuvieron en  2,46% y el rendimiento del bono a dos años en 0,72%.

Mientras que el rendimiento a 30 años subió a 3,23%, el más alto desde el 22 de septiembre. Los inversionistas están anhelando datos económicos saludables. Cualquier tipo de datos económicos que sean más fuertes de lo esperado serán  bienvenidos por la comunidad de inversionistas.

Grecia y sus acreedores, una vez más, desistieron de llegar a un acuerdo, llevando este problema a su cúspide, ya que se espera una solución para fines de mes.

Un funcionario del gobierno griego dijo que la propuesta de los acreedores para una extensión de cinco meses es totalmente inadecuado, aumentando las  preocupaciones de una posible salida de la zona euro.

Grecia no pudo llegar a una solución con sus acreedores durante varias reuniones esta semana. Los líderes tienen previsto reunirse el sábado para otro intento de llegar a un acuerdo antes del 30 de junio.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo en una conferencia de prensa el viernes que el tiempo está por agotarse y se necesitaba llegar a un acuerdo el pasado sábado.

Estamos diciendo, no sin una cuidadosa reflexión, que este eurogrupo tiene una importancia decisiva, teniendo en cuenta que el tiempo es muy corto y que el resultado debe lograrse  trabajado.

En Europa, el Indice Stoxx 600 cerró el viernes con alza del  0,2%. En la semana, el índice Stoxx 600  alcanzó un alza del  3%

El CAC francés cerró con una alza de 0,4%, con el DAX alemán acabando la sesión en un  positivo 0,2%. El índice FTSE 100, sin embargo, terminó su día de negociación  en un -0,8%.

El Índice Shanghai Composite cayó  7,38% el viernes, siendo esta su mayor caída en un día desde el 19 de enero, en medio de preocupaciones sobre que el  mercado alcista que hemos venido presenciando está pronto a llegar a su fin, algo que resonó a lo largo de las bolsas regionales terminando la semana en territorio negativo.

Las caídas en China se  dieron  por varios motivos, incluyendo el desapalancamiento, las altas valoraciones y una volatilidad extrema que causó  nerviosismo en el ambiente.

Mientras que en Japón salió a relucir el IPC arriba  del 0,1% en  comparación al  año pasado,  sin embargo, esto no limitó a que el Índice Nikkei bajara 0,3% el pasado viernes.

Los futuros del crudo para entrega en agosto bajaron siete  centavos, o un -0,12%, a $59,63 el barril. Mientras que los futuros del oro cerraron con un alza $1,40 a $1.172, 90 la onza.

Entre lo más relevante en el área corporativa de EE.UU., Nike reveló el pasado jueves su reporte trimestral provocando una  subida de  sus acciones  en un 4,7% para cotizarse a  $110,15 después  que el fabricante de calzados más grande del mundo reportó una ganancia superior  de lo esperado, ya que vendió más zapatos de alto margen y ropa a precios más altos.

Mientras que las acciones de Micron Technology bajaron 17%, a $19,86 después  que el fabricante dijo que espera un nuevo descenso de los precios de los chips utilizados en las computadoras personales.   

Abraham Benzadon A.
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia