Panameños menos optimistas ante las elecciones que en 2013

Panameños menos optimistas  ante las elecciones que en 2013
Los escándalos de corrupción y la crisis institucional están afectando la confianza de los consumidores| Archivo

La desaceleración económica y la crisis política e institucional que atraviesa el país no solo ha afectado la confianza del consumidor panameño al llevarla a solo tres puntos por encima de la línea de equilibrio de los 100 puntos, que divide una percepción optimista de una pesimista, sino que los ubica nueve puntos por debajo de los niveles de confianza registrados antes del proceso electoral de mayo de 2014, lo que significa que son menos optimistas ante el proceso electoral que culminará en mayo de 2019.   

De acuerdo con los resultados de la encuesta realizada en julio de este año por Ipsos, con el apoyo de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), a fin de medir el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) en Panamá, este se encuentra 103 puntos, apenas tres puntos por encima del punto de equilibrio (100) y confirmando una caída de tres puntos respecto de la última medición (Ver recuadro: La metodología del Índice).

El estudio indica que la confianza de los consumidores panameños respecto a la situación económica en general del país en los próximos 12 meses está por encima del punto de equilibrio en 12 puntos, pero pese a ello ha disminuido dos puntos en comparación con la medición anterior.

Mientras que, a nivel del hogar, los consumidores estiman que la situación económica que enfrentarán en los próximos 12 meses, se ubica en 10 puntos porcentuales arriba de la línea de los 100 puntos, lo que, si bien es positivo, muestra un descenso frente a noviembre 2017.

Respecto a la evolución del desempleo, el  ICC marcó 102 puntos, reflejando un leve incremento de dos puntos al compararla con noviembre 2017, aunque al evaluar sus posibilidades de ahorro la confianza de los consumidores registra una marcada caída de siete puntos, siendo la segunda vez que este indicador se ubica por debajo del punto de equilibrio.

Para Manuel Ferreira, director del Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Ceecam), con estos los resultados se presenta un ICC que indica una creciente preocupación de los panameños con relación a la economía de su hogar, al ahorro y a la situación económica del país.

Agregó que el problema básico es que la economía panameña está vinculada al comercio internacional, como el Canal de Panamá, la Zona Libre de Colón (ZLC), los puertos, el turismo, que el año pasado crecieron un 10%, no obstante, este año están creciendo al 5%, a lo que hay que sumar  que el sector construcción mantiene un decrecimiento como consecuencia de la huelga de trabajadores del mes de mayo, que impactó a otras actividades económicas en el país, al punto de provocar una reducción de un punto en las estimaciones de crecimiento del Producto Interno Bruto ( PIB) para el presente año.

Otros factores que según Ferreira están impactando negativamente en la confianza de los consumidores, son el aumento del precio petróleo, el incremento de la tasa de interés en los bancos y una caída del consumo producto de la disminución del rubro turismo.

En tanto Adolfo Gaffoglio, CEO de Ipsos para Centroamérica y el Caribe, destacó que en esta ocasión el ICC también refleja  el impacto de estar en un año preelectoral,  que casi siempre  genera optimismo en los consumidores, debido a las expectativas de estar a puertas de un cambio, algo que no está ocurriendo en esta ocasión.

Y es que la encuesta de Ipsos demuestra que contrario a 2013, cuando el ICC se ubicó en 111 puntos, este año 2018, el ICC se ubica en 103 puntos, reflejando una caída de 9 puntos, lo que a juicio de Gaffoglio nos coloca ante un consumidor menos optimista sobre la posibilidad que los resultados del proceso electoral tengan un impacto positivo en la economía del país y de su hogar.

Por su parte, Ferreira destacó que este dato es un indicador que preocupa porque en anteriores años preelectorales, la percepción de los consumidores era más optimista y recordó que ese optimismo es el resultado de la confianza en el futuro del país, factor que depende de las expectativas de los consumidores, por lo que es evidente que todos los escándalos de corrupción, la falta de transparencia y la excesiva burocracia afectan negativamente esas expectativas respecto a la clase política y es precisamente por eso que la Cciap está discutiendo los principales problemas de la nación en el proyecto Agenda País para construir con una hoja de ruta que pueda devolverle a los ciudadanos la confianza.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL