Paralización ilegal del puerto de Balboa genera pérdidas millonarias para Panamá

Paralización ilegal del puerto de Balboa genera pérdidas millonarias para Panamá
El puerto está brindando operaciones limitadas y el ferrocarril está operando a una capacidad limitada| Archivo

Pérdidas millonarias para navieras, puertos, ferrocarril y también el Estado panameño en concepto de pago por movimiento de contenedores en virtud de la paralización ilegal de labores en el puerto de Balboa que es administrado por Hutchison Ports PPC.

La principal línea de contenedores del mundo y usuaria del hub de trasbordo de Panamá, Maersk Line, manifestó que la empresa “está monitoreando la situación actual de la huelga en el puerto de Balboa, que es un importante hub de transbordo en nuestra red global. 

El puerto está brindando operaciones limitadas y el ferrocarril está operando a una capacidad limitada”.

“Las puertas de la terminal ya están abiertas y aunque las operaciones han mejorado, siguen siendo lentas. Tanto la carga de transbordo como el volumen de carga de importación/exportación panameña están siendo fuertemente impactados. Estamos trabajando con nuestros clientes para minimizar el impacto en sus negocios y en el comercio global.”

Para Thomas Kenna, presidente de Panama Canal Railway Company (Pcrc), el impacto de esta nueva huelga es nefasto. 

“Una vez más la comunidad marítima internacional cuestiona la seriedad y profesionalismo de nuestro tan promovido ‘hub logístico’ teniendo que cancelar recaladas de sus buques en puertos panameños. La falta de confianza en nuestro sistema continúa beneficiando a nuestros vecinos competidores y cada vez más consolidan su posición a costa de Panamá”.

El ferrocarril depende de las operaciones del puerto de Balboa, en ese sentido, Kenna informó que más de 7,200 contenedores se han dejado de movilizar sin contar con aquellos desvíos de buques hacia otros puertos de la región.

Kenna hizo un llamado al país a despertar y reaccionar rápidamente para defender nuestro sistema portuario/logístico contra estas amenazas que no hacen más que perjudicar al trabajador más necesitado. 

Tenemos que velar por el bien de la mayoría y no dejar que unos cuantos manipuladores continúen saboteando el futuro del país. Esto requiere la voluntad del Gobierno en garantizar la confianza y el desarrollo del sistema”.

Por su parte, Julio De La Lastra, CEO de ONE Panamá (cliente del puerto de Balboa), dijo que la afectación o secuela que deja esta huelga se cuantifica en cientos de miles de dólares.

Por ejemplo, por un día o fracción que el barco se retrase en puerto por huelga representan entre $75,000 y $100,000 diarios que el operador de la nave debe pagar en conceptos operaciones.  Adicionalmente, el Estado panameño deja de percibir $12 por contenedor, ya que las navieras se ven forzadas a dejar la carga rezagada y los dueños de la mercancía pierden ventas porque no reciben el producto a tiempo.

Manifestó que estas huelgas o paralizaciones del negocio portuario traen la desconfianza de los sectores que pretenden invertir en Panamá; la inseguridad de las empresas que ya están radicadas y que ven sus inversiones tambalearse por las acciones de fuerza de unos pocos; la falta de generación de ingresos por parte del Estado; las pérdidas a los clientes y líneas navieras, quienes ven sus entregas de carga y proyecciones de atraque y desatraque severamente retrasadas y el país por el grave daño de imagen que esto conlleva.

En el caso de ONE, dos buques tuvieron que ser desviados y 20 tuvieron serios retrasos en su programación lo que afecta negativamente en el cumplimiento de las ventanas de muelles en los siguientes puertos. Se han perdido cerca de 10,000 unidades de transbordo.  

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias