Peligra industria de transporte de contenedores marítimo

129 buques de 8.000 TEUs necesitan encontrar hogares

Container Ship

La rentabilidad de la industria de transporte marítimo de contenedores está en juego para el resto del año 2015 producto del exceso de capacidad, la débil demanda y los agresivos esfuerzos comerciales de algunas navieras, de acuerdo con el pronóstico de la firma de consultoría Drewry.

A principios del presente año se preveía que las compañías de transporte de contenedores generarían colectivamente ganancias de hasta $8.000 millones. Se trata de una proyección que parece hoy estar lejos de ser alcanzada y esto significa que algunas líneas estarán de vuelta en números rojos a finales de 2015, de acuerdo con Drewry.

La única manera de abordar la situación, según la firma consultora, es que las compañías tomen medidas mucho más radicales para hacer frente a un exceso de capacidad que actualmente aqueja a las principales rutas comerciales internacionales.

Y es que, aun cuando en el primer trimestre de 2015 la industria arrojo márgenes operativos de 8%, gracias al ahorro registrado en el gasto de sus operaciones debido a la caída de los precios del petróleo, en el futuro inmediato se hace evidente que las compañías navieras tendrán dificultades para seguir reduciendo sus costos operativos unitarios en línea con la esperada erosión de los fletes, dada la estabilización de los precios de transporte aéreo y marítimo.

De hecho, Drewry estima que este año las tasas promedio de fletes globales declinarán a su ritmo más rápido desde 2011, cuando la caída de los ingresos unitarios de la industria fue tan grande como 10%. Las perspectivas para el desarrollo de los fletes no han sido ayudadas por las tasas de segundo trimestre al contado en los cuatro principales mercado.

La decisión reciente de tres líneas de eliminar aproximadamente el 4% de la capacidad comercial en el transporte entre Asia y el Norte de Europa debe ayudar a las iniciativas de julio y agosto de los transportistas para empujar hacia arriba las tasas.

Pero nada menos que 129 buques de 8.000 TEU`s o más todavía necesitan encontrar hogares a través de una serie de operaciones en el segundo semestre de 2015.

Los fletes spot han alcanzado mínimos históricos en la región de Asia a Europa y Asia a los servicios de la costa Este de América del Sur, que han sido impulsados por el miedo de los transportistas de carga de perder volumen frente a los competidores, así como la inminente nuevas entregas de construcción.

Cada trimestre se suman entre 10 y 15 ultra grandes buques de contenedores (ULCVs, por sus siglas en inglés) al mercado y el efecto cascada resultante del tonelaje en el Transpacífico, comercio oriental de Estados Unidos y Asia-América Latina está teniendo efectos negativos en la cadena.

Neil Dekker, director de investigación de transporte de contenedores de Drewry, dijo: No hay suficientes buenos hogares para los buques de más de 8.000 TEUs en el que se pueden colocar sin hacer algo de daño al equilibrio oferta/demanda. La cartera de pedidos está empezando a salirse de control, con otros 1,14 millones de TEUs agregados desde enero.

La firma consultora hace énfasis en su informe en que tantos grandes barcos está empezando a ser contraproducente y prácticamente todas las grandes operaciones de transporte están plagadas de exceso de capacidad.

En días pasados, Maersk Line firmó un nuevo contrato con el astillero Hyundai Heavy Industries para nueve buques portacontenedores con capacidad para 14.000 TEUs cada uno. El acuerdo incluye una opción de hasta ocho barcos adicionales. Los nueve barcos se unirán a la flota de Maersk en el 2017, bajo la bandera de Singapur.

Entre este año y el 2016, Maersk estará recibiendo 11 nuevos buques portacontenedores de 9.500 a 10.000 TEUs de capacidad. A lo que se sumarán estos nueve buques para el 2017. 

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL