Peste porcina golpea a China y podría impactar precio de la carne de cerdo en Panamá

Peste porcina golpea a China y podría impactar precio de la carne de cerdo en Panamá
Las cotizaciones internacionales de la carne de cerdo experimentaron una acusada subida debido a un aumento repentino de la demanda de importaciones en Asial Archivo

Diversos organismos internacionales estiman que la República Popular China se ha visto obligada a sacrificar unos 100 millones de cerdos afectados por la peste porcina africana, lo que tendrá un gran impacto sobre el mercado de alimentos a nivel internacional, traduciéndose en precios más bajos para la soya y el maíz, granos básicos en la alimentación de un gran número de animales de granja, pero también en un incremento del precio de las carnes, una tendencia a la que no escapará el mercado panameño.

La situación  es especialmente preocupante para Brasil y Argentina, los principales productores de granos básicos de la región y principales suplidores de soya para el mercado chino.

De hecho, la Asociación de Exportadores de Aves y Cerdo de Brasil (Abpa, por sus siglas en portugués) estima que debido a la peste porcina, sus exportaciones de soya al gigante asiático podrían ser este año de 68.1 millones de toneladas métricas (TM), un 2.9% menos que el pronóstico de marzo.

Las exportaciones probablemente caerán un 19% respecto al año anterior, cuando la nación suramericana recolectó una cosecha récord y el flujo en el extranjero aumentó en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos (EE.UU.) y China, el principal consumidor  de semillas oleaginosas.

No obstante, China es también el principal consumidor de cerdo del mundo, por lo que tiene grandes expectativas

“Un aumento en las importaciones de carne en China, será una oportunidad interesante para Brasil”, dijo el gremio.

En Argentina también existe una fuerte preocupación por la caída de la demanda de soya en China, y no es para menos, ya que según el diario El Clarín de Buenos Aires, el país suramericano ha comenzado a sufrir por el derrumbe de la cotización de la oleaginosa que cayó en el mercado internacional de $350 por TM a $304 por TM.

De acuerdo con el economista Juan Manuel Garzón de la Fundación Mediterránea, el precio promedio de la soya en los últimos tres años fue $370 por TM y en los últimos 10 años, $429; “valores que lucen muy lejanos a los actuales”.

La buena noticia pasa por la apertura del mercado chino para la carne de cerdo argentina, junto con la habilitación de unos 25 nuevos frigoríficos exportadores de todas las carnes.

“De esta forma, Argentina nivelaría su posibilidad de acceso con la de otros países exportadores y competidores como Australia, EE.UU., Brasil y la Unión Europea. China posee el mercado de carnes más grande del mundo”, alivia Garzón.

La situación que enfrenta China también tendría un impacto dual en el mercado panameño, ya que por una parte la producción de aves y cerdos podría verse beneficiada de la caída de los precios internacionales de la soya, mientras que por otra parte es previsible que el precio de las carnes registrará una tendencia al alza en los próximos meses, debido a que el aumento de la demanda de la carne de cerdo en el gigante asiático.   

De hecho, el índice de precios de la carne de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la  Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) registró un promedio de poco más de 169 puntos en abril, esto es, 4.9 puntos (un 3.0 %) más que en marzo, en particular por los incrementos intermensuales de las cotizaciones de las carnes de cerdo y bovino y, de forma más moderada, las carnes de aves de corral y ovino.

El reporte de la FAO explica que las cotizaciones internacionales de la carne de cerdo experimentaron una acusada subida debido a un aumento repentino de la demanda de importaciones en Asia, principalmente en China, provocado por la pronunciada caída de la producción nacional  asociada a la rápida propagación de la peste porcina africana. Los precios de las carnes de bovino, aves de corral y ovino aumentaron como resultado de la escasez general en los mercados mundiales de carne.

Sobre cómo impactará esto a Panamá, sólo hay claridad en una cosa, y es que una merma de la producción de cerdos en China no necesariamente será favorable para los consumidores panameños.

Para Augusto Valderrama, vicepresidente de la División de Alimentos de Grupo Melo, todavía es muy temprano para determinar cómo la situación de China impactará el mercado panameño, ya que hay que ver si los países que producen grandes cantidades de carne de cerdo para la exportación podrán suplir el faltante en el gigante asiático y cómo se reflejará esta situación en el costo de la carne de cerdo al consumidor.

No obstante, recordó que un elemento positivo, especialmente para la industria avícola, es que el precio de los granos  ha comenzado a bajar, lo que podría redundar en un mejor precio en la carne de pollo, ofreciendo una alternativa a los consumidores frente a la carne de cerdo. 

En tanto, el exministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, considera que el sacrificio de cerdos registrado y el aumento de las importaciones de este producto en China es una buena noticia para el sector agropecuario porque el aumento de la demanda internacional permitirá a los porcicultores locales no sólo colocar su producto más fácilmente, y a mejor precio en el mercado local, sino también exportar carne de cerdo a otros países.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias