Piden a productores mejorar la productividad

Productores aún utilizan el chuzo tradicional que genera bajo rendimiento

arroz web

El arroz es un  grano que se produce principalmente para el consumo interno de los países, sólo se comercializa cerca del 5% de la producción mundial, por lo que es un mercado internacional de excedentes y sus actores  son pocos, de acuerdo con señalamientos del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (Iica).

Panamá es uno de los países del área centroamericana con mayor consumo per cápita de arroz, uno de los alimentos indispensables en la dieta del panameño. En consecuencia, su producción tiene gran importancia a nivel social, político, económico y sobre todo, en lo relacionado con la seguridad alimentaria del país, sostiene un estudio de esta entidad

Igualmente destaca que en cualquiera de los casos, el horizonte debe ser un esfuerzo incesante por incrementar la productividad en todos los eslabones de la cadena.

Y si bien, en Panamá el grueso de la producción se hace de forma mecanizada, también se mantienen algunos viejos sistemas menos productivos y otros con mayores niveles de producción, pero menos utilizado.

Por ejemplo, durante el año agrícola 2013-14 se cosecharon  48.029 quintales  utilizando el chuzo tradicional, aún 2.429 productores emplean  este método,   quienes obtienen un rendimiento promedio de 28,29 quintales por hectárea, muy distante de los 97,63 quintales por hectárea que logran  los productores mecanizados, de acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida).

Mientras que por medio del método de chuzo con tecnología  se cosecharon 20.110 quintales en  622 hectáreas, con un rendimiento de 32,12 quintales por hectárea. Este sistema es utilizado por 758 productores.

El método que durante el periodo en mención generó un mayor rendimiento por hectárea fue la siembra por       fangueo, con una producción de 147,43 quintales por hectárea, pero solo se sembraron ocho hectáreas, cinco de ellas en la provincia de Chiriquí.

Para el presidente de la  Unión de Consumidores de la República de Panamá (Uncurepa), Pedro Acosta, la situación por la que atraviesa la producción de arroz es el resultado de no contar una política de soberanía alimentaría, sino  por el contrario durante los últimos 30 años los gobiernos han privilegiado las importaciones.

Y destacó que es lamentable que Panamá haya pasado de  ser un país exportador de arroz a un simple importador.

Acosta indicó que el subsidio que está pagando el Gobierno a  los arroceros es una prueba de fuego, que debe llevarlos a mejorar la productividad a corto plazo.

Destacó que muchos sectores productivos del país se acostumbraron al proteccionismo y dejaron de ser eficientes y ahora tienen que buscar los mecanismos para poder competir con los precios internacionales.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) indicó que la campaña arrocera  casi ha terminado y aunque los temidos efectos del fenómeno de  El Niño no se han materializado hasta ahora, la campaña se ha visto afectada por varios contratiempos climáticos, que en su mayor parte explican la prevista reducción del 0,5% de la producción mundial de arroz  en cáscara en 2014,  para alcanzar los  741,3 millones de toneladas.

Países productores como   India, Tailandia, Sri Lanka, Camboya,  Indonesia, Nepal y Pakistán fueron afectados por faltas de lluvias en unos casos e inundaciones en otros.

Para el presente año la FAO estima que la producción mundial de arroz se recuperará moderadamente en un 1,1% situándose en 749,8 millones de toneladas de arroz en cáscara (499,9 millones de toneladas de arroz elaborado).   

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL