Plan Colmena se activa en corregimientos del país en medio del COVID-19

Plan Colmena se activa en corregimientos del país en medio del COVID-19

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha paralizado gran parte de las actividades económicas del país y la puesta en marcha de diferentes programas de gobierno, no obstante, el Plan Colmena estará llegando a las comunidades del país para avanzar en la lucha contra la pobreza que sin duda se ha agudizado aún más a consecuencia de esta crisis.

La ministra del Ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, anunció que el Plan Colmena inicia en 2020 con los primeros 45 corregimientos con mayores precariedades, incluyendo comunidades indígenas, rurales y urbanas, donde estará llegando la oferta de servicios gubernamentales.

Castillo enfatizó que paralelo al Plan Colmena, el gobierno continuará con el Programa Panamá Solidario durante esta pandemia y el Mides cumpliendo con los desembolsos de sus programas de apoyo social a través de transferencias monetarias.

La ministra Castillo, en entrevista con Capital Financiero, dijo que pese al COVID-19, el Plan Colmena no se detendrá porque en definitiva más que nunca se hace necesario implementar políticas públicas focalizadas en atacar la pobreza. “Vamos a seguir implementando el plan, llevando a las comunidades la oferta gubernamental y trabajando en alianza con el sector privado y las organizaciones (ONG´s).

Recordó que para 2020 se tenía planeado intervenir en los 100 primeros corregimientos, de los 300 seleccionados, no obstante, la situación del COVID-19 en cuanto a recursos, personal y las medidas de salud nos ha llevado a iniciar este año con 45 corregimientos.

Desde el Mides somos el ente articulador que permitirá que las diferentes instituciones relacionadas con los servicios básicos y con la mejora en la calidad de vida de las personas puedan llevar su oferta a las comunidades trabajando en equipo.  “El COVID-19 nos ha dado la oportunidad de focalizar los recursos con que contamos y trabajar en equipo, así cada institución aporta su equipo y presupuesto en el área que le corresponde”, dijo.

Destacó que para la elaboración del Plan Colmena se utilizaron los resultados del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), que por primera vez abarcó los 631 corregimientos del país, y que permitió la selección de los 300 corregimientos con mayores niveles de carencias y vulnerabilidad. En los IPM del 2017 y 2018 la medición se realizó a nivel nacional.

El IPM da información de la situación de pobreza de las personas y los hogares a nivel nacional, provincias, comarcas indígenas y de las áreas urbana y rural. El informe está conformado por cinco dimensiones: Educación, vivienda, servicios básicos y acceso a internet, ambiente, entorno y saneamiento, trabajo y salud y estas agrupan los 17 indicadores que posee este IPM.

Esta medición social  tomó como referencia el Censo de Población  y Vivienda del 2010, el cual se identificó que 783,181 panameños vivían en pobreza y pobreza extrema. Además se utilizó la división político-administrativa de Panamá para ese mismo año, que identificaba 76 distritos y 631 corregimientos.

Este estudio nos permite focalizar las políticas públicas y las estrategias en comunidad a través del Plan Colmena, que lleva la oferta multisectorial del gobierno al pueblo”, indicó Castillo.

Señaló que previo a la pandemia, se realizó un programa piloto en seis corregimientos en el distrito de Capira: Ciri de Los Sotos, Ciri Grande, el Cacao, Santa Rosa, La Trinidad, Las Ollas Arriba. También se ha avanzado en la divulgación y sensibilización de las comunidades con la finalidad de que conozcan sus mayores carencias y puedan en conjunto tomar las decisiones sobre cuáles son los proyectos prioritarios para superarlas, agregó.

La pandemia no nos detendrá, porque se requiere trabajar para erradicar la pobreza y la precariedad en las comunidades y con las comunidades. Se trata de un problema de vieja data que se ha necesario atacar, a pesar de la pandemia, expresó.

 Datos relevantes del IPM

De los 631 corregimientos del país, según la división político-administrativa del año 2010, 98 de ellos presentan altos porcentajes de pobreza multidimensional con más del 90% del total de su población en esa condición. De de estos, 55 pertenecen a la Comarca Ngäbe Buglé, en 19 de estos 55, la población que habita casi en su totalidad vive en condición de pobreza; esta comarca tradicionalmente ha presentado los mayores niveles de pobreza.

Por otro lado, tenemos corregimientos en el Distrito de Chimán, provincia de Panamá, con incidencia de pobreza multidimensional similares a las de las comarcas indígenas, en donde la mayoría de su población vive en condiciones de pobreza multidimensional, Gonzalo Vásquez, Brujas, Pásiga y Chimán cabecera.

Al ordenar los corregimientos por mayor cantidad de población en condición de pobreza multidimensional, corregimientos como Chilibre, Pacora, Tocumen, 24 de Diciembre, Arraiján (cabecera) en los distritos de Panamá y Arraiján ubicados en las provincias de Panamá y Panamá Oeste encabezan la lista donde se concentra la mayor cantidad de población en pobreza.

En términos generales, los indicadores de privación con la mayor incidencia de población en pobreza se presentan en indicadores como logro educativo insuficiente, manejo inadecuado de la basura y viviendas inadecuadas con más del 70 % de incidencias en los indicadores ponderados de la mayoría de los corregimientos del país.

El IPM por corregimiento no sólo permitió agregar y distinguir a la población pobre, como las herramientas unidimensionales; también identifica el número de carencias acumuladas que sufren y cuáles dimensiones son las que más afectan la calidad de vida de los habitantes de cada corregimiento.

Panamá, en el año 2017 oficializó el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) que da información de la situación de pobreza de las personas y los hogares a nivel nacional, provincias, comarcas indígenas y de las áreas urbana y rural.

En el año 2019, la Secretaría Técnica del Gabinete Social del Mides se ve en la necesidad de contar con información más desagregada, por lo que consideró el uso de la información contenida en el Censo de Población y Vivienda aplicado en el año 2010, para obtener datos correspondientes a los corregimientos que le permitiera tener una medida para la toma de decisiones.

Darsy Santamaría
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com