Planificar la jubilación: Recomendaciones para las personas y las empresas

Planificar la jubilación: Recomendaciones para las personas y las empresas

Para las personas, la jubilación de hoy a diferencia de lo que era hace años, es una oportunidad única para profundizar en los intereses personales y buscar nuevas posibilidades.

No se trata solo de explorar los aspectos financieros, la jubilación también es una invitación a mirar holísticamente lo que se necesita para la salud y el bienestar general. En preparación para la jubilación, los colaboradores deberán prepararse explorando temas como:

Definir un propósito: En la actualidad las personas que se jubilan tienen una larga vida por delante y para vivirla a plenitud deben tener un propósito que les ilusione y energice.

Planificación financiera: Es muy importante tener claridad de las necesidades, contingencias, y estilo de vida que se quiere llevar, para hacer un plan real y tomar acciones que permitan que se implemente.

Relaciones interpersonales: Mantener actividades que permitan relacionarse y hacer crecer la red de amigos y/o contactos. Es clave mantener la comunicación con amigos y conocidos, se debe evitar aislarse. Retomar y/o fortalecer los lazos familiares.

Desarrollo continuo: Nunca dejamos de crecer y aprender. Al reconocer la etapa en la que uno se encuentra y la forma en la que se desea continuar contribuyendo, se definen qué nuevas habilidades se necesitan para esta nueva etapa. Hay varias opciones de carrera para después de la jubilación, desde estudiar una nueva carrera, emprender un negocio, voluntariado, o lo que llamamos en LHH una carrera portafolio, en la que hacemos un poco de cada cosa, asignando espacio y tiempo para diversas actividades que nos interesen.

Salud: Es fundamental conocer el estado de salud actual y al que se anhela llegar, ayuda tomar acción de manera preventiva y desarrollar nuevos hábitos que incrementan el bienestar en general.

Es importante considerar que la jubilación no es solo un tema personal. Es un tema que también requiere observarse desde la dimensión empresarial. 

Para las empresas, la jubilación de su personal representa la oportunidad de renovar su talento y al mismo una necesidad de conservar el conocimiento, la experticia y contactos.

En ambas dimensiones, tanto en la personal como en la empresarial, la planeación es clave para un resultado exitoso. 

Las empresas deben tener políticas definidas y estrategias integrales para facilitar el proceso de retiro. Algunos recursos sugeridos pueden ser: 

Planificar la sucesión: Permite la continuidad del negocio al identificar puestos clave para la organización y crear un banco de talentos listo para ocupar las vacantes a medida que otros se jubilan o siguen adelante. La política de la empresa en torno a la jubilación debe ser conocida por los colaboradores para permitirles que se preparen y colaboren con los planes de sucesión, identificar sus potenciales sucesores y participar de la preparación del talento para ocupará su cargo. La falta de un plan de sucesión puede ser un gran riesgo para la organización y dificulta la decisión personal de jubilación. 

Ofrecer programas de Transición de carrera. Pueden estar dirigidos a grupos de diferentes generaciones, ayudando a los más jóvenes a planificar sus finanzas con programas de ahorro, y a los más cercanos a la edad de jubilación, con planes de carrera y vida. El programa integra componentes de coaching, mentoring, asesoría y capacitación.

Esta planificación de la jubilación por parte de la empresa es una forma importante de cuidar la marca empleador y una estrategia muy efectiva para cuidar que el conocimiento, los contactos y la experiencia ganada por algunos sea transmitida a las siguientes generaciones.

Leticia Zuno
Gerente General
LHH Panamá

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias