Plantean nuevos enfoques para frenar el déficit de agua de las cuencas hidrográficas

Plantean nuevos enfoques para frenar el déficit de agua de las cuencas hidrográficas
El consultor propone mejorar la oferta hídrica y el suministro de agua para el abastecimiento humano y satisfacer la demanda del sector productivo.| Pixabay

El tema de la reunión era analizar la situación del Sistema Remigio Rojas (en el distrito de Alanje, Chiriquí) y de la cuenca de la que se alimenta. Sin embargo, el momento fue oportuno para poner información climática y técnica sobre la mesa de discusión, y mostrar la realidad de la situación.

Uno de los expositores del encuentro fue Abdiel Gaitán V., consultor de la empresa Consultorías Especializadas G&G, quien se encargó de plantear la situación actual de las cuencas hidrográficas. ElCapitalFinanciero.com conversó con él sobre el tema.

Gaitán participó en la consultoría No. 01-2011 de evaluación de tres de las cuencas en la provincia de Chiriquí, incluyendo la línea base “Diagnóstico Biofísico, Socioeconómico y Potencial Energético de la Cuenca Hidrográfica del Río Chico”; y también participó en la consultoría No. CAF – 08- 2013 de la elaboración del “Plan Indicativo para la Cuenca Hidrográfica del Río Chiriquí”.

Tras estos estudios, el consultor sostiene que el déficit de agua no es un problema de una institución o de un grupo empresarial o social, “es una situación donde todos los ciudadanos somos responsables”.

Situación

Gaitán asegura que ha habido desinformación sobre el manejo del recurso hídrico y la falta de agua que hay en la provincia de Chiriquí, reconocida por tener concentrados la mayoría de los recursos de agua superficial de la vertiente del Pacífico.

Pero el desabastecimiento de agua que se registra en la época de verano, la falta de agua durante la misma época para suplir a sistemas de riego como el Remigio Rojas, y la necesidad de sectorizarla durante este periodo, ha puesto en el tapete un problema que va mucho más allá de los efectos que tiene en el sector agrícola.

>>> ¿Algunos ejemplos de los hallazgos?…

Solo en la parte media de la cuenca que alimenta el Río Chico –del que se suple el Remigio Rojas-, por ejemplo, hay 14 mil hectáreas, y de esas 10 mil están deforestadas. “Esos son datos que las personas tienen que entender”, señala Gaitán.

Además, en invierno hay unos caudales impresionantes de los ríos, pero en verano el escenario es totalmente diferente.

Esta situación requiere de un enfoque en tres ejes: el natural, que es que no llueve sostenidamente los 12 meses del año. El técnico, que se refiere a la aplicación de medidas a corto, mediano y largo plazo, que van desde la implementación de medidas que impactan en el uso del agua en época seca hasta la recuperación del ecosistema, que no es más que reforestar las cuencas cumpliendo con las normas existentes. Y el tercero es el social, que es sensibilizar a la población para que entienda y acepte el problema y ayude con las medidas correspondientes y pertinentes.

>>> ¿Cuáles son las soluciones?

A largo plazo la solución es recuperar los ecosistemas. Y para eso ya existe el programa Pro Cuencas para recuperar los ecosistemas de algunas cuencas del país, y en el que se está incluyendo a la del Río Chiriquí y la del Chiriquí Viejo.

El objetivo es recuperar la cobertura forestal de estas cuencas y sus afluentes, a través de la restauración o reforestación con especies forestales y frutales, según las modalidades establecidas en el Programa ProCuencas y la Alianza por el Millón de Hectáreas. Estas medidas permitirán mejorar la oferta hídrica y el suministro de agua para el abastecimiento humano y satisfacer la demanda del sector productivo.

Esa medida es a largo plazo -como mínimo a 20 años- porque es una reforestación intensiva en la parte alta y media de la cuenca. Pero es en solo dos cuencas. Por eso a nivel de la sociedad civil habría que apalancar para que se financie el proyecto en las otras tres cuencas: Escarrea, San Félix y Piedra.

>>> Esas son acciones a largo plazo, pero ¿también hay acciones de mediano y corto plazo?

Aprender a utilizar el recurso hídrico. Hay que tomar conciencia de la situación y aprender a administrar el agua. La situación no se va a resolver hasta que no hagamos conciencia de la situación, tomando medidas inmediatas que representen un ahorro de agua en nuestros hogares.

En la provincia de Chiriquí hay una población de 400 mil personas aproximadamente, cuyo consumo per cápita es de 300 litros por persona. Si ahorramos el 20% de ese consumo, serían 60 litros por persona diarios. O sea 24 mil metros cúbicos de agua diarios. Al mes serían 720 mil metros cúbicos de agua. O sea poco más de 7 millones de litros de agua al año.

>>> ¿Cómo podría ayudar las cosechas de agua?

Las lluvias en la actualidad son más intensas que años atrás. Octubre es un mes muy lluvioso. Antes llovía todo los días del mes, ahora en unos cuantos días cae todo lo que caía en un mes.

Eso genera un problema, por lo que es necesario captar una porción de lo que está cayendo.
Contra las lluvias fuera de temporada no se puede hacer nada, pero sí podemos, por ejemplo, cambiar la técnica de siembra para que no afecte nuestras cosechas. Este es un tema muy complejo que hay que tocarlo con mucho cuidado.

Igualmente, hay que cuidar las tomas de agua tanto de los sistemas de riego como de las juntas de acueductos rurales.

En resumen todos deben aprender a usar el agua. Si queremos hacer lagos para guardar agua debe hacerse con un sistema de impermeabilización. De lo contrario el sistema sería ineficiente, se perdería mucha del agua captada. Hay mucha tecnología para cosechar agua.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL