Pólizas de salud podrían aumentar un 12%

Pólizas de salud podrían aumentar un 12%

En los tres primeros trimestres las aseguradoras desembozaron  $179 millones

Financial keg

Insostenibles podrían ser los actuales precios de las pólizas de salud, por lo que se pronostica para el 2016 un ajuste de entre un 10%  y un  12%.

Y esto obedece a varios factores, entre ellos: El aumento de los servicios médicos ,que se han incrementado un 12% en  los últimos años y al aumento del deducible.

Ante esta situación varias aseguradoras están enviando a sus clientes a otros  países a realizarse  las intervenciones quirúrgicas para  tratar de reducir el monto de la siniestralidad.

José Antonio Eleta, presidente de la de Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea), señaló que es inminente evaluar el ramo salud, con el fin de establecer un incremento en el precio de las primas suscritas.

Eleta exhortó a las autoridades reguladoras a tomar  medidas para salvaguardar los intereses tanto de los asegurados como el de las empresas aseguradoras.

En opinión de Eleta lo primero que se debe hacer es evaluar la transferencia de los riesgos a los asegurados (prima, deducible y copago), los que se han mantenido estables, mientras que cada año aumentan los siniestros.

Al mes de septiembre del año en curso las aseguradoras habían desembolsado  $179 millones en pagos de siniestros, lo que representa un incremento del 17% con respecto al mismo periodo del año anterior cuando ascendió a $153 millones, $26 millones adicionales.

Y las ventas de  pólizas  durante el periodo en mención totalizó $244 millones, representando un alza del 10% con respecto al mismo periodo del año anterior cuanto sumó $222 millones. (Ver gráfica: Saldo de primas y siniestros del ramo salud).

Sin embargo, para Gicela Cedeño, quien mantiene un seguro privado y hace tres semanas sufrió un accidente, la realidad es otra.

Cedeño señaló a Capital Financiero que hace un año un familiar suyo sufrió un accidente y en ese entonces  el costo del deducible por la intervención quirúrgica y gastos adicionales sumó $1.300, mientras que el mes pasado, ella por una intervención similar y gastos adicionales tuvo que pagar $2.000, registrándose un  incremento del 54%.

En su opinión deben buscarse alternativas que sean equitativas y razonables, ya que de continuar los incrementos muchos aseguradores podrían desistir de mantener un seguro privado.

Además de las empresas aseguradoras, las clínicas y hospitales privados ofrecen paquetes de seguro de salud, como el caso del  Hospital Santa Fe, que cuenta con un plan médico  denominado Santa Fe para personas menores de 60  años y otro para personas  mayores de 60 años.

Carmen Cabeza D., coordinadora general del Hospital Santa Fe, destacó que nuestros planes ofrecen una amplia protección contra los gastos imprevistos de salud como los accidentes con una cobertura del 100%, y también ofrecemos servicios de hospitalización, consultas médicas, cirugía, partos, urgencias , examen de laboratorios y  fisioterapia.

Y las cuotas mensuales de los planes varían de acuerdo a  la edad de las personas, por ejemplo, el plan médico Santa Fe inicia con cuotas  desde $29,00 mensuales y  el de la tercera edad desde $115,50 mensuales.

Para el 2016 contaremos con un nuevo y moderno  centro de hemodinámica donde podrán realizarse  estudios como cateterismo y angioplastia a precios accesibles tanto para los afiliados como para el público en general, aseguró.

El Superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp), José Joaquín Riesen, señaló que los propietarios de las aseguradoras más importantes del país en el ramo de salud han pedido que se evalúe un posible incremento en el precio de la prima.

Sin embargo, señaló que cualquier aumento debe ser justificado, porque si el consumidor no puede pagar el nuevo aumento, las ventas del ramo podrían mermar sustancialmente.

Reisen  advirtió que un aumento desproporcionado podría llevar a que algunas empresas dejarán de brindar ese beneficio a sus colaboradores y muchas personas dejen de contar con un seguro privado, lo que elevaría la presión sobre los servicios de salud públicos.    

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia