Póngase otra vez los zapatos del pueblo

Leoncio Berrio

Capital

 

El presidente de la República, Ricardo Martinelli, tendrá que ponerse nuevamente los zapatos del pueblo, para que vea las penurias que está pasando el panameño común, para poder combatir el alto costo de la vida.
En declaraciones dadas a un canal de televisión estadounidense Martinelli dijo que él no lee las noticias de los periódicos, y tampoco ve y escucha las noticias de radio y televisión porque no tiene tiempo para eso. Por ello creo que como Presidente de la República debe estar más al tanto de las noticias, porque aparentemente sus asesores o su equipo de trabajo, no le está informando bien del acontecer nacional.
Si no lee, no ve, ni escucha noticias, entonces ¿cómo hará para poder cumplir sus promesas de campaña? ya que a casi dos años de gobierno, está muy lejos de cumplir con la gran mayoría de ellas.
Sería recomendable para el Presidente que comience a leer y ver las noticias, y así evitaría estar repitiendo siempre el mismo discurso en las entrevistas y en las propagandas de las obras que ha hecho el Gobierno.
Ya parece un disco rayado al mencionar siempre, tanto en Panamá como en el extranjero, la implementación del programa $100 para los 70, la beca universal, ampliación de la red de oportunidades, mochilas, bonos y libros escolares.
Entonces qué pasó con la rebaja de la canasta básica, la reducción de la tarifa eléctrica, la baja del combustible, un mejor servicio de transporte, más seguridad, la cadena de frío y muchas otras promesas más.
Por si no lo sabía señor presidente el pueblo está esperando el cumplimiento de esas promesas. Entonces es mejor que vuelva a ponerse los zapatos del pueblo y se dará cuenta por usted mismo que los de 6 millones de celulares que el ministro de Comercio Roberto Henríquez dijo que hay en Panamá, según lo cual cada panameño tiene dos aparatos de ese tipo, no es verdad.
Con los zapatos del pueblo también podrá percatarse que en Panamá si hay desempleo, no como usted dijo a nivel internacional, que lo que hace falta en el país es más personas para que trabajen.

Más informaciones

Comente la noticia