¿Por qué adoptar políticas de Diversidad e Inclusión en la empresa?

¿Por qué adoptar políticas de Diversidad e Inclusión en la empresa?

La principal razón para que las empresas abracen las estrategias de Diversidad e Inclusión es objetiva: Las empresas diversas, igualitarias e inclusivas son también más competitivas y rentables.

La relación entre Diversidad e Inclusión y competitividad del negocio ha quedado comprobada a través de numerosos estudios. Basta ver qué tipo de empresas ocupan las primeras posiciones en los principales rankings internacionales para establecer un vínculo directo entre estas variables.

Numerosos estudios muestran que:

Las empresas con mayor diversidad en la gestión ganaron un 38 % más de sus ingresos, en promedio, de productos y servicios innovadores en los últimos tres años que las empresas con menor diversidad.

Las empresas con mayor diversidad tienen 1,8 veces más probabilidades de estar preparadas para el cambio y 1,7 veces más probabilidades de ser líderes en innovación en su mercado.

Los equipos diversos generan un 6 % más de ingresos, un 15 % más de ganancias y crean una participación de mercado significativamente mayor.

Cuando equipos diversos toman una decisión empresarial, hasta un 87 % de las veces superan a los responsables individuales de la toma de decisiones.

Sin líderes diversos, las mujeres, personas de diversas etnias y los colaboradores LGBT tienen menos probabilidades de que sus ideas sean respaldadas.

Las políticas de Diversidad no pueden centrarse únicamente en los grupos sociales considerados vulnerables, sino que deben abarcar la diversidad de todas las personas que forman parte de cualquier grupo de interés de la empresa (colaboradores, clientes, proveedores).

Cuanta más diversidad exista en un equipo de trabajo, mejor representada estará la sociedad y, por ende, más preparada estará la empresa para dar respuesta a las amenazas y oportunidades del entorno.

La pregunta que nos hacemos es ¿cómo llegar a la Inclusión?  Para lograr un crecimiento real dentro de la organización:

La Inclusión debe ser parte de la estrategia y la visión corporativa general y contar con el apoyo total de la Gerencia General, la Presidencia y la Junta de Directores.

Requiere que los líderes y gerentes se adueñen del concepto. Los líderes de la organización deben creer que la inclusión es necesaria para ejecutar la visión y actuar en consecuencia.

Finalmente, la inclusión es responsabilidad de todos. Para lograr una verdadera inclusión, la ejecución del plan táctico para incorporarlo al flujo de trabajo diario debe ser impecable; es responsabilidad de todos impulsar la colaboración en equipo y entre departamentos y hacer de la inclusión una prioridad, todos los días.

Diversos grupos toman mejores decisiones y mejores decisiones conducen a mejores resultados comerciales. En el mercado global actual, tener una fuerza laboral diversa es fundamental para el éxito organizacional.

El acceso a un repertorio más amplio de ideas y experiencias acelera el desarrollo de soluciones que se pueden adaptar a las necesidades de sus clientes. En pocas palabras, genera innovación y brinda una ventaja competitiva que puede aumentar las ganancias.

Un beneficio adicional de adoptar políticas Diversidad e Inclusión en la empresa es el de incrementar el sentido de “Pertenencia” por parte de los colaboradores.

La Pertenencia es, en muchos sentidos, la contrapartida emocional de la Inclusión.

Por esta razón, puede parecer esquiva o abstracta. La Pertenencia es difícil de medir cuantitativamente, pero su presencia o ausencia ciertamente se siente. Pregúntese ¿cuál es la energía de la sala cuando el equipo se reúne? 

Pertenecer a un grupo es una necesidad humana vital y probablemente signifique algo diferente para cada individuo. Aún así, algunos efectos casi universales de un fuerte sentido de pertenencia incluyen sentirse genuinamente bienvenido a participar, seguridad entre el grupo y seguridad en los roles de las personas.

Vemos pertenencia en acción cuando el lugar de trabajo puede considerarse una comunidad, donde las personas sienten una sensación de comodidad, conexión y contribución.

Para muchas empresas en Panamá, el tema de adoptar políticas de Diversidad e Inclusión es algo nuevo.

Hay que tener presente que algunas, por simplemente seguir la moda, dicen que la Diversidad e Inclusión son importantes para la organización.

Ello nos plantea la pregunta: ¿cómo cerramos la brecha entre decir que la Diversidad y la Inclusión son una prioridad máxima y ponerlas en práctica? 

Tomar una postura sobre la Diversidad y la Inclusión es fácil, pero actuar es lo que finalmente impulsa un cambio significativo y nos acerca un paso más a la igualdad.

La decisión entonces de adoptar políticas de Diversidad e Inclusión y Pertenencia en la empresa es una que, no solo tiene sentido financiero, sino que asegura el futuro de la organización. La pregunta entonces es, ¿cuándo las piensa adoptar? 

 

 

Juan Manuel Benavent
Consultor Asociado
LHH Panamá

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias