Precio de los alimentos cae al nivel más bajo de los últimos años

Precio de los alimentos cae al nivel más bajo de los últimos años

La abundancia de los suministros ejerce presión sobre los precios del trigo, de la carne de cerdo y del café.

Breakfast with bacon, eggs, pancakes, and toast

Por fin una buena noticia proveniente del derrotado mercado de los productos básicos: El costo del desayuno está en su nivel más bajo en cinco años.

Los precios de los productos básicos para el desayuno desde el del trigo ahasta el de la carne de cerdo y el del café han caído este año gracias a un clima benigno, abundantes suministros y la reciente venta masiva de materias primas. La subida del dólar estadounidense también ha hecho que las exportaciones desde Estados Unidos (EE.UU.) no sean competitivas, lo cual agrega presión adicional sobre los precios de los cereales y de las semillas oleaginosas.

Un promedio ponderado equitativo de seis productos básicos trigo, leche, café, jugo de naranja, azúcar y cerdo magro se encuentra en niveles no vistos desde 2010.

Aunque el índice del desayuno del Financial Times es un promedio simple y sólo muestra un valor nocional de esta comida matutina, sí refleja la deflación de alimentos que está afectando a los agricultores, así como a los consumidores, este año.

«Los precios de los ingredientes para el desayuno han estado cayendo rápidamente», dice Abdolreza Abbassian, prominente economista especializado en granos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) en Roma.

Según los analistas, una revisión al alza de los pronósticos de rendimiento de los cereales y de las oleaginosas por parte del Departamento de Agricultura de EE.UU., una mejora climatológica, así como las preocupaciones relacionadas con el impacto de las turbulencias del mercado chino en el consumo del país, han contribuido a la abrupta disminución de los precios durante las últimas semanas.

Aunque existen preocupaciones en relación con los suministros futuros, el mundo permanece saturado por un exceso de inventarios de cultivos agrícolas. Según los últimos datos del Consejo Internacional de Cereales (CIC), el inventario mundial de cereales se encuentra en su nivel más alto en 29 años representado por 447 millones de toneladas.

«Tenemos dificultad intentando encontrar algún indicador alcista sólido de los productos agrícolas en un futuro cercano», dijo Daryna Kovalska, analista de Macquarie.

La situación representa un enorme contraste con el primer semestre de 2014, cuando los precios de los productos básicos del desayuno se dispararon debido a condiciones climatológicas adversas que afectaron a materias primas como el café y la leche. Las enfermedades porcinas elevaron los precios del cerdo y la incursión de Rusia en Crimea causó el aumento de los precios del trigo.

Existe un puñado de productos agrícolas que se han mantenido fuertes. El desayuno con una taza de té o chocolate será más caro, debido a que el precio del té ha aumentado un 67% este año por un déficit de suministros ocasionado por una grave sequía a principios de este año, mientras que el precio del cacao se ha incrementado en un 13% por las preocupaciones sobre los efectos del fenómeno climático conocido como El Niño.

Este fenómeno climático es causado por el calentamiento del Océano Pacífico, y El Niño actual es el más fuerte desde el ocurrido entre 1997 y 1998, según los meteorólogos.

África Occidental, la fuente de más del 70% del cacao del mundo, generalmente sufre de un clima seco en un año durante el cual experimente el fenómeno de El Niño, y el impacto potencial ha elevado los precios este año, declaró Jonathan Parkman, codirector de agricultura en Marex Spectron.

Como se espera que El Niño alcance su mayor fuerza alrededor de diciembre, «a corto plazo el cacao podría volverse más costoso a la vez que el efecto real comienza a afectar los cultivos durante los próximos meses», añadió el señor Parkman.

Hasta ahora, muchos de los cultivos no se han visto afectados por El Niño. Los pronósticos para la producción de trigo de Australia se han elevado de 23,6 millones de toneladas a 25,3 millones, sobrepasando los 23,7 millones de toneladas en 2014, gracias a la cantidad favorable de lluvias. También se espera que Francia obtenga una cosecha récord, y los precios han caído un 23% en lo que va del año.

El café ha caído un 28% este año, afectado por la debilidad del real brasileño y por los abundantes suministros de Colombia. El año pasado, los precios del café se dispararon debido a una sequía sin precedentes en Brasil que afectó la producción.

Los precios del cerdo de EE.UU. los cuales aumentaron significativamente el año pasado debido a una epidemia viral han caído nuevamente, con los precios del cerdo magro en la bolsa de Chicago descendiendo a 16% menos que en 2015. Se prevé que la producción estadounidense de este año subirá a un récord de 11 millones de toneladas, mientras que los precios del cerdo en la Unión Europea (UE) han seguido siendo afectados por la prohibición rusa de importaciones agrícolas de productos de EE.UU. y de la UE.

A pesar de haber estado en un mercado bajista durante más de cuatro años, el azúcar continuó disminuyendo este año, con una caída del 22% debido al buen clima y al apoyo gubernamental de los productores de azúcar.

Un exceso de suministros en el mercado internacional frente a una débil demanda por parte de China y de Rusia deprimió los precios de la leche en un 33% durante el año pasado. Los productores de leche en Nueva Zelanda y en la UE han estado sintiendo los efectos de mayores inventarios en China y de la prohibición de las importaciones de alimentos en Rusia.

La disminución de la demanda del jugo de naranja entre los consumidores estadounidenses ha dado lugar a mayores inventarios, mientras que el clima favorable y las buenas cosechas en EE.UU. y Brasil han reducido los precios del jugo de naranja congelado en un 10% en lo que va del año.

Los amantes de los frijoles al horno se alegrarán al saber que el precio de las alubias ha disminuido en un 26%. Sin embargo, el director ejecutivo de Maviga, Marcus Coles, una comercializadora de legumbres líder, declaró: «Los precios de las materias primas no siempre se reflejan inmediatamente en los precios al por menor o en los precios de los enlatados. Por ejemplo, los minoristas a menudo utilizan a los frijoles horneados como un producto gancho».

Emiko Terazono
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL