Precios de transferencia como análisis de rentabilidad

Es punto de partida para que consumidores y productores determinen los términos de una negociación

Business graph

El comercio internacional sin duda alguna ha sido un gran motor para el crecimiento económico de muchos países y regiones. Desde las primeras rutas de navegantes como Américo Vespucio o Cristóbal Colón hasta los grandes puertos de carga internacionales que hoy en día distribuyen toda clase de mercancías provenientes de diferentes partes del globo, la idea  detrás siempre ha sido un mercado global. Llevar un producto local hacia cualquier parte del mundo implica un nivel y estructura empresarial que se adapte a las necesidades de los diferentes mercados en donde se comercialice. Estas necesidades han evolucionado con los cambios tecnológicos, culturales y económicos de los países, lo que ha llevado a las empresas a modificar y adaptar sus estructuras para subsistir en el nuevo orden globalizado.

Estas nuevas estructuras empresariales buscan maximizar la utilidad global de sus negocios, para lo cual integran de manera estratégica la cadena de valor de sus productos de forma tal que, se crean nuevas empresas pertenecientes al mismo grupo que se especializan en funciones  o actividades específicas dentro de la cadena de valor. Lo anterior trae desde luego una carga administrativa significativa que define muchas de las veces la continuidad de los negocios. Y no solo la carga administrativa, fiscalmente de acuerdo al país en donde se encuentren ubicadas estas empresas, las obligaciones tributarias representan un gran reto corporativo para maximizar esa utilidad global.

Se hace evidente que las empresas pertenecientes a un mismo grupo empresarial conocidas como empresas multinacionales, realicen operaciones entre ellas de acuerdo a donde estén situadas con base en la estructura de su cadena de valor. En 1979 la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde) publicó un reporte nombrado Precios de Transferencia y Empresas Multinacionales en donde desarrolla el principio de Arm´s Length. Este reporte sin duda marca el inicio del análisis de los precios de transferencia y sienta precedente para los reportes posteriores. Cinco años más tarde en 1984, emitió otro reporte titulado 3 cuestiones fiscales en el que detalla la forma en que las compañías operan fiscalmente alrededor del mundo. En 1987, publicó  el reporte  Capitalización delgada, donde se toca el tema de la Evasión Fiscal. Finalmente en 1994 mediante el Acuerdo sobre Ingresos y Capital del Modelo Fiscal (el Modelo del Acuerdo Fiscal de la Ocde) que es el modelo utilizado entre dos países al momento de celebrar un acuerdo. El artículo 9° de este modelo convenio habla específicamente del tratamiento para las operaciones que se realicen entre empresas de dos países que estén vinculadas a través del capital, la administración o el control.

El desarrollo de un estudio de precios de transferencia basa su análisis tomando como modelo principal la libre competencia. Este modelo utilizado por los economistas para definir la determinación de los precios en un mercado conocido como competencia perfecta, es el punto de partida para que consumidores y productores determinen tanto los precios como los términos de una negociación (cantidad, calidad, plazos, precio, etcétera), con el fin de satisfacer las necesidades y aceptación de ambas partes, lo cual lleva a lograr un máximo de la utilidad privada y social.

Cuando una empresa tiene residencia fiscal en Panamá por ejemplo, participa en la operación de un grupo de empresas multinacionales y además genera utilidades; esas utilidades por tanto, deberían quedarse en el país que las generó y beneficiar a las personas y autoridades del mismo donde esas utilidades se generaron. Lo anterior es el principal objetivo del análisis de los precios de transferencia, ubicar la utilidad de cada una de las empresas multinacionales en el lugar que le corresponda y evitar así, el traslado de beneficios a países en donde la carga fiscal sea inferior a la del país en donde originalmente se generaron.

Para demostrar que las operaciones que realizan empresas pertenecientes a un mismo grupo empresarial son llevadas a cabo como cualquier otra empresa que no esté relacionada, las Directrices de la Ocde se utilizan como referente internacional para la evaluación de esas transacciones. La Ocde reconoce cinco métodos para llevar a cabo esta evaluación:

Método de Precio Comparable No Controlado

Método de Precio de Reventa

Método de Costo Adicionado

Método de Partición de Utilidades

Método de Márgenes Transaccionales de Utilidad de Operación

Podríamos llevarnos otro artículo más para describir cada uno de los métodos y sus diferentes aplicaciones, así como sus ventajas y desventajas. Sin embargo, bastará con mencionar que cada uno tiene diferente aplicación de acuerdo a las características de las operaciones que llevó acabo la empresa objeto de estudio. Es decir, la aplicación de cualquiera de estos métodos depende fundamentalmente de lo que se conoce como un análisis de comparabilidad.

Cuando hablamos de comparabilidad, es importante mencionar que se debe contextualizar el tipo de operaciones, la región, las descripciones de los productos o servicios, los riesgos operativos y todas  las características que rodean la operación entre estas empresas vinculadas para poder realizar un buen análisis. Uno de los requisitos más importantes al momento de comprar empresas u operaciones, es el uso de información pública. Es decir, que la información de las operaciones u empresas comparables pueda someterse a escrutinio de las autoridades fiscales.

Para obtener esa información pública de empresas, los analistas de precios de transferencia hacemos uso de bases de datos  que recopilan información a nivel mundial de compañías que hacen pública su información, principalmente a través de las bolsas de valores alrededor del mundo. Desde luego que la utilización de las bases de datos facilita la investigación y es una herramienta que disminuye sustancialmente el tiempo de elaboración de un estudio de precios de transferencia. Estas bases de datos clasifican a las empresas de acuerdo a códigos internacionales en donde se encuentran descritas la gran mayoría de actividades económicas que se llevan a cabo en el mundo. Desde la agricultura, minería, manufacturas, transportes, servicios, administración pública, etc. Uno de los códigos más utilizados es el Standard Industrial Clasification (SIC, por sus siglas en inglés).

Pongamos un ejemplo. Una empresa dedicada a la prestación de servicios de administración de personal que obtiene ingresos de su parte relacionada por la prestación de estos servicios. Atendiendo las recomendaciones de la Ocde, deberíamos como primer paso definir el periodo de tiempo de nuestro análisis y desde luego, conocer las condiciones económicas y su comportamiento de este sector en particular. Con base en la experiencia y por los análisis previos realizados, sabemos que este tipo de empresas cobran sus servicios con un porcentaje de utilidad después de cubrir sus costos y gastos que le representen prestar el servicio. Es decir, se espera que las empresas relacionadas, obtengan ingresos bajo la misma base de acuerdo a las condiciones de este mercado.

Nuestro punto de partida para identificar nuestras empresas comparables, sería entonces identificar un código SIC apropiado para este tipo de compañías. En este caso identificamos dos:

7360 Personnel Supply Services

7363 Help Supply Services

Una vez identificado el código podemos utilizar una base de datos que nos arroje empresas clasificadas dentro de estos códigos. Para este ejemplo utilizamos la base de datos Compustat de Standard & Poors. El universo de compañías comparables para esta búsqueda fue de 126 empresas. Estas empresas requieren de un análisis más detallado para decidir si son empresas que potencialmente puedan ser comparables; es decir, mediante filtros y criterios de rechazo como la información financiera disponible, la región o la descripción del negocio, se determina si las empresas son aceptadas como comparables o rechazadas. Para efectos de este ejemplo, a continuación mostramos los datos del Mark-up de una muestra de 33 empresas clasificadas dentro de estos SIC.

Como puede apreciarse, el análisis de cada una de estas empresas tendría que ser aún más minucioso para efectos de seleccionar las empresas comparables finales dentro del estudio. Revisar descartar aquellas compañías que tengan comportamientos atípicos, así como ingresos o gastos extraordinarios y desde luego revisar la descripción de la empresa ya que probablemente tengamos dentro de esta muestra empresas que se dedican a servicios muy especializados y otras a servicios de administración de personal que por lo tanto, tendrán diferencias en sus estructuras de costos y por supuesto en el nivel de rentabilidad que obtienen.

Hasta aquí lo que hemos hecho ha sido una pequeña introducción de donde surgen los precios de transferencia y una descripción del análisis que implica. ¿Cómo podemos utilizar esta información para potencializar la rentabilidad de los negocios?

La información de las empresas comparables analizada en los estudios de precios de transferencia, en realidad es información del comportamiento de empresas similares a nivel mundial. Mediante el análisis de la información financiera de estas empresas comparables, podemos identificar el comportamiento y las tendencias de los indicadores relevantes en cada uno de los mercados en donde se realice dicho análisis. Además, el estudio de precios de transferencia nos lleva a identificar áreas de oportunidad en la eficiencia y operación a través del análisis de comparabilidad que se realiza para aplicar la metodología que describimos anteriormente. Sin duda alguna esta obligación fiscal de las empresas para reportar y evaluar sus operaciones con partes relacionadas, tiene un impacto fiscal al momento de determinar si estas operaciones fueron realizadas como cualquier otra empresa independiente; sin embargo, el análisis económico y financiero que para ello se necesita, permite que las empresas tengan conocimiento adicional de los mercados en donde operan y desde luego de la rentabilidad de empresas de la industria, lo que actualmente se considera información estratégica para el desarrollo de nuevos negocios.

La legislación en materia de precios de transferencia ha ido evolucionando desde que nació y la Ocde ha emitido cambios en las directrices de acuerdo con las tendencias de nuevas y más complejas operaciones entre empresas multinacionales como la transferencia de activos intangibles por ejemplo. Por tanto, el análisis de los precios de transferencia entre estas compañías seguirá migrando hacia mercados en los que principalmente se incorporen avances tecnológicos y cambios en las nuevas formas de intercambiar mercancías como las tiendas online y el comercio electrónico. Actualmente la Ocde se encuentra revisando un tema denominado Base Erotion and Profit Shifting (Beps, por sus siglas en inglés), en el cual está considerando un cambio significativo en la forma cómo se presentan las operaciones entre partes relacionadas a través de las diferentes autoridades fiscales alrededor del mundo. Es importante que las empresas conozcan estos cambios, no solo para cumplir con sus obligaciones fiscales, si no para poder decidir de una manera más eficiente y productiva las estrategias dentro de su grupo empresarial y por supuesto elevar su rentabilidad.   

Adolfo Cotero Lara
Transfer Pricing Director
Baker Tilly Panamá

Más informaciones

Comente la noticia