Precios del petróleo en EE.UU. caen a mínimo de casi tres meses

Por un continuo exceso de la oferta

petrol industrial zone

Los precios del petróleo en Estados Unidos (EE.UU.) cayeron a un nuevo mínimo de casi tres meses el martes debido a temores por un creciente exceso de crudo y los problemas en el mercado bursátil de China.

El crudo ligero dulce para entrega en agosto cayó $0,20 o 0,4% a $52,33 el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, el valor más bajo desde el 13 de abril. El Brent, la referencia global, subió $0,31 o 0,5% a $56,85 el barril en el ICE Futures Europe.

Los precios mostraron sus mayores caídas desde febrero, debido a preocupaciones por un continuo exceso de oferta de crudo. La producción de EE.UU. y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) ha crecido en los últimos meses, tomando por sorpresa a algunos inversionistas que habían previsto que la producción bajara conforme los menores precios llevaban a los productores a reducir el gasto en producción nueva.

Aunque la demanda también ha aumentado marcadamente, algunos observadores del mercado dicen que el consumo no será suficiente para acabar con el exceso global de crudo hasta 2016.

Datos recientes que mostraron una oferta de petróleo mayor a la prevista, junto con temores sobre la crisis en Grecia y la estabilidad del mercado bursátil chino, han llevado a algunos corredores a limitar sus apuestas optimistas al crudo. Gestores de dinero, incluidos fondos de cobertura, recortaron su apuesta agregada a un aumento de los precios del petróleo en la semana que terminó el 30 de junio a su menor nivel desde abril, según la Comisión de Corretaje de Futuros de Commodities de EE.UU.

Las conversaciones entre Irán y seis potencias mundiales fueron extendidas el martes hasta el 10 de julio. Muchos participantes del mercado prevén que se alcance un acuerdo final con Irán, lo cual probablemente impactaría en los precios del crudo. Un acuerdo conduciría al levantamiento de las sanciones sobre las exportaciones petroleras de Irán y permitiría que el país venda más crudo a un mercado global que ya tiene un exceso de oferta. 

Nicole Friedman
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia